Cargando...
Javier García en el Parlamento.

Nacional > Ministerio de Defensa

Avión iraní: el "papel" que salvó a Uruguay de estar en un "tremendo lío internacional"

La aeronave había sido autorizada a modificar su plan de vuelo y estar 24 horas en Uruguay. Todo cambió en media hora

Tiempo de lectura: -'

22 de junio de 2022 a las 05:00

El gobierno celebró el aporte de Inteligencia de Paraguay que le permitó evitar un escándalo "nacional e internacional" al prohibir a último momento el ingreso del avión de Emtrasur, la empresa venezolana vinculada a Irán y acusada –como algunos de sus tripulantes– de colaborar con organizaciones consideradas terroristas a nivel internacional.

Según lo que informó el ministro de Defensa, Javier García, al Parlamento, la aeronave estuvo a escasos de minutos de poder aterrizar, lo que fue impedido tras un cruce de varias llamadas telefónicas que terminó con la nave retornando a Argentina. 

Los detalles quedaron relevados en el cronograma que describió este jueves García ante la Comisión de Defensa del Senado. Según lo que explicó, Uruguay recibió la primera solicitud de sobrevuelo del Boeing 747-300 el 7 de junio, 24 horas antes de lo que el ministro describió como el "Día D". Allí se pedía sobrevolar el espacio aéreo y una llegada prevista a las 17 horas del día siguiente.  

Después de haber pasado por Córdoba, la aeronave había llegado a Buenos Aires, donde la tripulación pernoctó 48 horas en un hotel. Partió a Montevideo el miércoles 8 de junio y, 25 minutos después de haber salido de la capital argentina, confirmó su plan original: estar en Carrasco hasta las 20 horas de ese mismo día. Serían tres horas para "cargar combustibles, hacer algún arreglito e irse", comentó el ministro. 

Pero minutos antes de partir de Ezeiza hubo otra solicitud de sobrevuelo. Allí el avión de Emtrasur pide extender su estadía en Uruguay hasta el jueves 9, a las 16 horas. El motivo: la necesidad de descanso de sus tripulantes.  Una situación "llamativa" para el Ministerio de Defensa, si se toma en cuenta que a nivel internacional se considera que una tripulación queda incapacitada para seguir operando después de 12 horas continuas de vuelo. "En 30 minutos, después de haber estado dos días descansando en Buenos Aires, iban a cruzar el Río de la Plata y nos pedían prorrogar la estadía por descanso. Llamativo ¿no? ", ironizó el ministro.

De todas formas y ante la consulta del senador frenteamplista Alejandro Sánchez, García admitió que el cambio en el plan de vuelo había sido originalmente autorizado. "La información aún no había llegado", explicó.  "No teníamos este papel". Se refería un informe de la Secretaría Nacional de Inteligencia de Paraguay, en donde se indicaba que tanto el avión como algunos de sus tripulantes aparecen vinculados con organizaciones terroristas. 

Ese informe, para cuyos detalles el ministro pidió reserva a los legisladores, hablaba de una asociación con Hezbollah, el partido milicia libanés pro-iraní, sindicado como el autor del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires en 1994. La asociación se daría a través de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán y una de sus divisiones, la Fuerza Quds, especializada en guerra asimétrica e inteligencia militar. 

El cronograma de hechos revelado por el gobierno indica que el pedido de cambio en el plan de vuelo fue recibido por Uruguay el miércoles 8 a las 13:41 horas. Fue aprobado.  Pero a las 14:07, García recibió una llamada del su colega Luis Alberto Heber. En cuatro minutos, el ministro del Interior lo puso al tanto de los datos que le habían aportado los servicios de inteligencia "de un país vecino y amigo" que alertaban sobre los movimientos del avión. 

García dijo que cortó la comunicación 14:11 e inmediatamente se comunicó con el comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, Luis De León, al que vía Whatsapp le pasó la matrícula de la aeronave y la lista de tripulantes, ordenándole que se impidiera su entrada.  Hasta ese momento desconocía dónde estaba el avión. El comandante lo llamó a su vez a las 14:48, para informarle que se había evitado su ingreso al espacio aéreo uruguayo. A las 14:50, García llamó a Heber para trasmitirle el resultado de la decisión.  Posteriormente, el presidente Luis Lacalle Pou fue informado de todo el proceso. 

Ir y volver 

Otro de los detalles "llamativos" aportados por García es que el avión partió de Buenos Aires 15 minutos antes de lo previsto, "como apurando el paso". El ministro también se encargó de rechazar las acusaciones del gobierno venezolano, que afirmó que Uruguay actuó "irresponsablemente" al negar el ingreso a la nave y poniéndola en peligro ante su supuesta escasez de combustible. 

Entre que despega de Ezeiza hasta el punto Dorvo, en el ingreso al espacio aéreo uruguayo donde el avión quedó detenido, el avión estuvo en vuelo 12 minutos. En total, hasta que retornó a Buenos Aires, estuvo en el aire 36 minutos. Había salido de allí con 24 mil litros de combustible y retornó con 17 mil, suficientes para una hora y media más de vuelo. "Tenía para hacer ida y vuelta a Montevideo dos veces", señaló García. Como prueba, aportó una conversación de 5 minutos y 36 segundos de tiempo real entre la tripulación del avión y el control de tránsito aéreo nacional.     

"Hoy podemos estar tranquilos", sostuvo el ministro al preguntarse qué hubiera pasado si el avión era autorizado a ingresar a Uruguay. "Estamos en una comisión del Senado mirando lo que pasa en otro país, pero bien podría haber sucedido que todo que lo pasa en Argentina hubiera pasado aquí, con todas las consecuencias que ello tiene", dijo.

En primer lugar, señaló, las mismas empresas que se negaron a suministrarle combustible en Argentina, tampoco lo habrían hecho aquí. "Todo el sistema político iba a rondar hoy sobre la circunstancia de un avión sobre el que existen sospechas fundadas de su participación vinculada al terrorismo internacional y de que alguno de sus tripulantes están en esa condición", dijo García.  "¡Imagínense el problema en el que estaríamos metidos hoy en el Uruguay y lo que hubiera significado desde el punto de vista de las consecuencias que esto tiene en la vida del país!", exclamó.

El gobierno, dijo García, quiso enviar una señal fuerte y clara de que Uruguay no quiere tener absolutamente nada que ver "ni de cerca" con ningún grupo terrorista ni con ayudas, soporte logístico o financiamiento al terrorismo. Ni siquiera por omisión o desconocimiento. 

"La información que recibimos nos permitió tomar una decisión en cuatro minutos", valoró el ministro. "Si no la hubiéramos tomado acertadamente, como la tomamos, hoy estaríamos desde hace casi dos semanas en un lío tremendo desde el punto de vista nacional e internacional", insistió.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...