Cargando...
Avión de la empresa venezolana Emtrasur retenido en Argentina desde el 8 de junio

Nacional > DESDE EL 8 DE JUNIO

Avión venezolano: Justicia argentina señala demoras de Uruguay para responder pedidos de información

En Uruguay aseguran que la solicitud inicial llegó incompleta y que ahora trabajan en la nueva solicitud

Tiempo de lectura: -'

02 de agosto de 2022 a las 12:36

La Justicia argentina criticó a Uruguay por demorar la entrega de información en la causa que involucra al avión venezolano de la empresa Emtrasur, retenido en el país vecino desde el 8 de junio, luego de que se descubriera su vínculo con la empresa iraní Mahan Air, anterior propietaria de la nave, y acusada por Estados Unidos de tener vínculos terroristas. Sin embargo, en Uruguay alegan que la primera solicitud de información que había realizado el juez del caso, Federico Villena, estaba incompleta de acuerdo con los "tratados internacionales", indicaron fuentes del caso a El Observador. 

Según el documento judicial al que accedió El Observador –la causa N.º FLP 26547/2022 del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N.º 1 de Lomas de Zamora, firmada el 1.º de agosto por el juez Villena–, una de las pruebas que falta es la que la Justicia solicitó "mediante exhorto" a Uruguay, para conocer "los motivos y/o razones por los cuales las autoridades administrativas pertinentes de ese Estado no aceptaron el ingreso al espacio aéreo de ese país a la aeronave" el día 8 de junio, tras una comunicación del ministro de Defensa, Javier García, con su par de Interior, Luis Alberto Heber, que le advirtió sobre la situación irregular del avión cuando su ingreso ya había sido permitido y se encontraba en vuelo.

El documento agrega que hubo pedidos "en reiteradas oportunidades" a la Justicia de Uruguay, Paraguay y Estados Unidos que no fueron respondidos. 

El primer pedido de información a Uruguay llegó a la Cancillería uruguaya, que delegó el documento a la Autoridad Central de Cooperación Jurídica Internacional del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), encargada de "responder por sí o cometiendo la respuesta, las consultas provenientes de órganos competentes del exterior acerca del Derecho interno e Internacional Privado de la República, así como aquellas provenientes de órganos públicos nacionales referidas al contenido y vigencia del Derecho Internacional Privado del País o de un Derecho Extranjero", indica el Ministerio en su página web.

Este organismo envió el pedido al Poder Judicial, que lo remitió a la Fiscalía. Allí se informó en primera instancia que faltaban elementos en el pedido, acorde a lo que indican los tratados internacionales, por lo que reenviaron la solicitud. El juez Villena "completó la solicitud y la volvió a enviar", y actualmente Uruguay tramita ese nuevo pedido, detallaron fuentes del caso.

El avión mantuvo contactos informales con Ancap para cargar combustible en el aeropuerto de Carrasco antes de que se le negara el descenso en territorio nacional. Una fuente de Ancap informó a El Observador que todo lo relativo a este avión se tramitó “por los canales comerciales normales”. Eso significó un contacto de un intermediario –al que definió como “alguien habitual del rubro”– que consultó por suministro. “Pero cuando se solicitó que definiera forma de pago, se acabó el contacto con Ancap, o sea, no llegó a colocarse ni una orden de pedido”, explicó la fuente.

En la causa judicial argentina se mantuvo la retención de la documentación a 7 de los 19 pasajeros del avión (4 iraníes, entre ellos el piloto y el copiloto, y 3 venezolanos), que estaban retenidos en Argentina desde esa fecha, luego de llegar desde Caracas el 6 de junio y no obtener el permiso para reabastecerse de combustible para volver a Venezuela antes de viajar a Uruguay. De los 12 pasajeros que quedaron en libertad, 11 son venezolanos y 1 es iraní.

La Justicia identifica al piloto iraní, Gholamreza Ghasemi, como integrante de la Guardia Revolucionaria de Irán, grupo calificado como terrorista por Estados Unidos.

Antes de Argentina, el avión había pasado por Ciudad del Este, Paraguay, a finales de mayo, en un hecho que también es investigado por la Justicia de ese país. El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, dijo que uno de los tripulantes del avión venezolano-iraní se hizo una cirugía para "cambiarse la cara" en Cuba. Según el mandatario, "gran parte de esa tripulación tiene vínculos con el terrorismo internacional”.

A pesar de que se reunió una gran cantidad de "medidas probatorias" sobre la situación ilegal de la aeronave, la Justicia argentina no pudo determinar una vinculación de los integrantes del avión con prácticas terroristas.

"Tampoco culminó la tarea solicitada a las fuerzas especializadas en nuestro país, quienes se encuentran analizando el contenido de la evidencia digital secuestrada en poder de las personas investigadas. Esto impide, además, comparar esos resultados con otros elementos secuestrados, como la documentación hallada en su poder", agrega en su declaración la fiscal.

Según Cecilia Incardona, fiscal general del turno N.º 2 de Lomas de Zamora, una de las causas es que "aún no se recibió la información que se requirió, en reiteradas oportunidades, a las autoridades de Estados Unidos, Paraguay y Uruguay", detalla el documento.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...