Nacional > DIFERENCIAS

Blancos y colorados cuestionan a Díaz pero se desmarcan de Cabildo Abierto, que pidió cesarlo

El presidente Lacalle Pou evitó pronunciarse al respecto y en el gobierno quieren "bajarle el perfil" a la polémica 

Tiempo de lectura: -'

22 de julio de 2020 a las 05:03

La decisión del fiscal de Corte, Jorge Díaz, de iniciar una investigación administrativa respecto a la actuación de la fiscal Natalia Charquero –quien ratificó el archivo de la denuncia contra el exintendente de Colonia, Carlos Moreira– lo colocó nuevamente en el foco de cuestionamientos políticos.

Tanto desde el Partido Nacional, el Partido Colorado y Cabildo Abierto surgieron críticas a su accionar y solicitudes de explicaciones a una figura que despierta cierto recelo en dirigentes de los tres principales socios de la coalición de gobierno. 

Pero pese a esa desconfianza compartida y hecha pública en los últimos días, este lunes Cabildo Abierto fue más allá y dio un paso que lo volvió a dejar solo en la coalición de gobierno, cuando pidió al presidente Luis Lacalle Pou la destitución de Díaz.

Blancos y colorados, que en horas previas habían apuntado contra Díaz y sembrado dudas sobre su ecuanimidad, se desmarcaron rápidamente del reclamo de Cabildo Abierto y en particular de su diputado Eduardo Lust, quien dijo a En Perspectiva que su partido debía analizar retirarse de la coalición en caso de que el pedido de destitución fuera desoído.

El senador y líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, aclaró luego a Telemundo que ese planteo de Lust "indudablemente" era "a título personal" y que "bajo ninguna circunstancia" podían "amenazar" con "hacer tal o cual cosa" si no se accedía al pedido, pero sí defendió la decisión de su colectividad de reclamar el cese del fiscal de Corte. "Se está excediendo y queriendo presionar a los fiscales", afirmó. 

Lacalle Pou, por su parte, evitó involucrarse en la polémica. "Te la paso a vos esta", le susurró en broma al ministro de Salud, Daniel Salinas (integrante de Cabildo Abierto), cuando en conferencia de prensa El Observador le consultó si Díaz cuenta con la confianza del gobierno. Luego, ya en serio, afirmó que "cuando el gobierno se tenga que expedir u opinar sobre un funcionario, primero si es que le corresponde, lo va a hacer cuando lo estime conveniente".

El presidente añadió que "cualquier ciudadano, y sobre todo cualquier legislador del partido que sea, tiene la facultad de hacer planteos", pero que el gobierno tiene la "costumbre" de "no reaccionar, sino accionar". "Nosotros vamos a responder cuando lo estimemos oportuno y necesario. Nos marcamos nuestros propios tiempos, con prudencia y paciencia", concluyó Lacalle Pou. 

En el gobierno tomaron la decisión de "bajarle el perfil" a la polémica y dejar que la ola pase, según dijeron a El Observador fuentes del Ejecutivo.

Tampoco para tanto

Más allá de mantener las críticas a Díaz, en el Partido Nacional y en el Partido Colorado consideran que lo que es un "exceso" es el planteo de Cabildo Abierto de cesar al fiscal de Corte. "De ninguna manera se justifica semejante solicitud", dijo a El Observador la senadora nacionalista Graciela Bianchi. "No estoy de acuerdo en absoluto y sería una cuestión institucional muy grave que no amerita para nada", afirmó la legisladora. 

Eso no le impide insistir en que a su juicio Díaz "tiene una impronta fuerte" y que si bien "en ese cargo la ecuanimidad sería buena consejera, a él se le disparan determinadas reacciones". "Su gestión es eficaz y eficiente, porque es una persona que sabe lo que hace, pero con su personalidad y a través de instrucciones generales da una impronta a su actuación que en muchos casos genera un fenómeno de autocensura en los demás fiscales", opinó Bianchi, aunque destacó que a Díaz "le quedan dos años de gestión" y que alcanza con "estar alertas" respecto a su actuación en ese tiempo.

En el Partido Colorado también hay preocupación respecto a las decisiones del fiscal de Corte en algunos asuntos –el tema se trató este lunes en el Comité Ejecutivo Nacional– pero sus dirigentes consideran que el planteo de Cabildo Abierto es un extremo al que no hace falta llegar.

El diputado Felipe Schipani (Ciudadanos), que realizó un pedido de informes a la Fiscalía Nacional para conocer los motivos de la investigación administrativa, dijo a El Observador que el partido "va a esperar la respuesta" y no quiere "adelantarse ni apresurarse". Sobre el caso particular, el legislador argumentó que la ley establece que los fiscales se deben excusar en caso de "enemistad, parentesco o afecto" y que "haber participado hace seis años en un grupo programático no genera de por sí una relación de afinidad". 

Consultado sobre el planteo de Cabildo Abierto, el legislador dijo que no querían "calificarlo" de ninguna forma pero insistió en que "hoy no hay elementos suficientes como para tomar una posición en torno a eso". 

Los votos que requeriría

La destitución del fiscal de Corte requiere, al igual que su designación, venia de la Cámara de Senadores con una mayoría de tres quintos. Eso implica al menos 19 votos, cuando el oficialismo cuenta con 18. Es decir, aun en el caso de que el gobierno quisiera cesar a Díaz, requeriría el apoyo del Frente Amplio. 

"Lust es el que más se les escapa" 

La discusión sobre la continuidad del fiscal de Corte marcó un nuevo distanciamiento de los socios de la coalición con las posturas más radicales de Cabildo Abierto.

En particular, dentro del oficialismo hay malestar con el perfil díscolo del diputado Lust, y algunos entienden que sus dichos de este martes constituyeron una "amenaza" al Poder Ejecutivo. 

Lust dijo a En Perspectiva que Cabildo Abierto debía resolver si la continuidad de Díaz en el cargo "ameritaba" que el partido continuara en la coalición de gobierno. 

"En el caso de que el presidente no lo destituya Cabildo puede resolver 'bueno, nosotros presentamos una denuncia, no fuimos acompañados y quedó como un hecho del pasado' o Cabildo puede resolver 'esto es tan grave, porque no estamos hablando de Antel, estamos hablando de una persona que está afectando el funcionamiento de un poder del Estado, que es el Poder Judicial, que con su actuación ha hecho desaparecer la justicia penal (...) entonces ahí Cabildo tendrá que resolver si esta situación que se está dando y que debería cambiar amerita que nosotros sigamos en la coalición", dijo.

"A mí si me preguntan qué opino obre lo que debería hacer Cabildo, yo entiendo que debería dejar la coalición", afirmó, y agregó que "es fundamental que el presidente acompañe la decisión" porque se trata de un asunto "muy grave". 

En declaraciones a radio Montecarlo, Graciela Bianchi le contestó a Lust y dijo que "al presidente no se lo amenaza". La senadora acotó a El Observador que le agradó escuchar a Manini Ríos señalar que la coalición "no tiene nada que ver en esto" y que la declaración del diputado era en términos "personales". "Yo de eso estaba segura, porque Lust es el que más se les escapa", comentó Bianchi.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...