Cargando...
Osvaldo Borchi impulsa el remo uruguayo

Polideportivo > HISTORIAS

Borchi, el Tabárez del remo celeste: ¿por qué un entrenador argentino de elite eligió a Uruguay?

A sus 68 años, Osvaldo Borchi eligió Uruguay para desarrollar un proyecto de remo que lleva seis años, lo entusiasma el carácter de sus remeros celeste; en Tokio 2020 estará en sus décimos Juegos Olímpicos

Tiempo de lectura: -'

27 de junio de 2021 a las 05:03

Tiene 68 años. Es argentino. Fue un remero de escaso recorrido en las pistas, pero cuando se pasó al andarivel de los entrenadores alcanzó nivel de elite. Dirigió a la selección de España y Argentina. También ya había estado en Uruguay en 2003 y 2004. Se perdió los Juegos Olímpicos de 2000, los únicos en lo que no estuvo desde Los Ángeles 1984 porque Flamengo de Brasil le ofreció un contrato de fútbol para entrenar a su equipo de remo, al que no se pudo negar. Estuvo en nueve Juegos Olímpicos, y el próximo mes irá con la selección uruguaya por su  décimo.

Cetraro, Borchi y Klüver

¿Qué hace un entrenador de la talla de Osvaldo Borchi en Uruguay? Encoge los hombros, hace un gesto con su rostro como diciendo, “¿yo?”, y responde: “Llega un momento en la vida en que uno va al lugar al que quiere ir o en el que quiere estar. Hoy me detienen estos pibes (la selección uruguaya de remo que tiene a 10 juveniles con proyección internacional). La motivación que tienen. El grupo extraordinario de trabajo que formamos. Trabajé en muchas partes del mundo, pero que me encuentre ahora con este racimo de chiquilines, con la entrega y ganas de entrenar que tienen que no lo ves siempre, es maravilloso”.

La "adopción" de Klüver

El costado pedagógico de Borchi lo expresa en cada detalle, incluso hasta en el más pequeño. 

Para el técnico, un equipo es todo. A comienzos de 2020, eligió a Bruno Cetraro y Felipe Klüver para conformar el doble par que iría en busca de avanzar a los Juegos Olímpicos, clasificación que consiguió en marzo pasado en un triunfo en Río que enseguida, por la forma en que lo logró, en la línea, lo compararon con el maracanazo en ese ejercicio que naturalmente realizan todos quienes observan un triunfo agónico de Uruguay en Río emulando la gesta del fútbol de 1950.

Cuando en marzo de 2020 se declaró la pandemia en Uruguay y no tenían dónde entrenar, Borchi armó un plan perfecto. 

Cetraro (23 años) instaló en su casa un pequeño gimnasio de entrenamiento de musculación y específico de remo, con un remorgómetro, pero Klüver, de 20 años, mercedario, no tenía donde instalar la infraestructura, así que lo invitó a que se mudara a su casa. 

Las autoridades despiden a los olímpicos celestes

“Felipe es como un hijo más”, dice a Referí cuando habla de la joven promesa del remo uruguayo. Su esposa, también entrenadora de remo, lo entendió mejor que nadie. Fue así como durante un año, Cetraro en su casa y Klüver en la “concentración” de Borchi, se prepararon para los Juegos de Tokio en donde buscarán clasificar entre los 12 mejores del mundo y, con los pies en la tierra, acercarse a un diploma olímpico. Para eso necesitan culminar en un octavo difícil lugar. De todas formas, a este bote lo prepara pensando en su mejor actuación en los Juegos de París 2024.

Todo este movimiento que si ocurriera en fútbol sería una revolución deportiva: por las credenciales de Borchi y sus aspiraciones a nivel internacional con infraestructura limitada, escasos recursos y una pequeña nómina para seleccionar remeros frente a las potencias del mundo.

“No estoy por dinero”

El detalle más importante son las razones que anclaron a Borchi a Montevideo, por segunda vez desde el 8 de mayo de 2015. La primera había sido en 2003, cuando preparó al doble par de Rodolfo Collazo y Joe Reboledo, que ganó una medalla panamericana y fue a los Juegos de Atenas 2004.

Osvaldo Borchi participará en sus décimos Juegos Olímpicos

No estoy por dinero. Trabajo en la Federación Internacional como encargado de desarrollo de remo de Latinoamérica y eso me permite estar aquí. Trabajo a gusto. ¿Podría buscar otro horizonte y ganar cinco o seis pesos más? Por supuesto, pero no me interesa, me interesa trabajar con estos chicos. ¿Sabés por qué? Porque la gloria no tiene precio. Y en este caso uno trabaja por la gloria”, dice el entrenador de la selección, que también tiene los pies sobre la realidad en la que transita. 

"El remo es un deporte longevo. Hay medallistas olímpicos de 40 años. El gran problema pasa por la continuidad y tener apoyo para poder seguir. En nuestros países los jóvenes se pierden porque no hay soporte. Tienen que estudiar e ir a trabajar y no reciben becas ni apoyos para continuar. El remo a este nivel profesional son seis a siete horas diarias de lunes a domingo. Es un apostolado. Hay que trabajar a full para poder acercarse a los que están arriba. Debemos trabajar más que el resto"

Lo que me da miedo es la continuidad, que haya apoyo económico para que los deportistas puedan extender un poco más su carrera. La federación está haciendo un gran esfuerzo. Consiguió los recursos para hacer una gira por México y España para prepararnos para los JJOO y los panamericanos. Lo conseguimos gracias a estos pibes y a que uno está todo el día con el inflador llenando a los dirigentes, para que la gente se mueva. Siempre pido más y me dicen: ‘¡Bueno, bueno!’. Pero mi fundamento es pedir más, en el buen sentido, no me conformo con llevar a un remero, quiero llevar a 10 a prepararme en el exterior y si luego no consiguen 10 pero van seis, mejor, pero si arranco pensando en uno me quedo muy abajo. Porque si me quedara con un grupo de tres remeros, cuando falta uno de ellos se acabó el crecimiento”. 

Un proyecto que no está escrito

El proyecto de Borchi en el remo uruguayo aún no fue escrito. Avanza con la sinergia de un entrenador con tantos procesos iniciados en los últimos 40 años.

“El entrenador es como un buen cocinero, si no le das los elementos para hacer la cocina por más habilidades que tengas no podrás hacer lo que querés. Que la federación te deje trabajar, que no se meta en lo técnico y que se dedique a lo administrativos, es la clave. Cuando se unen las tres patas, deportista, entrenador, dirigente, es todo más fácil. Con esto también quiero decir que el camino que recorremos no es fácil, porque el camino en Uruguay es largo, es muy largo. Para que lo entiendas bien te lo explico así: vos dormís con aire acondicionado, yo con ventilador y otro sin nada. Cuando nos levantamos a la mañana, los tres nos levantamos y llegamos a trabajar, pero qué tan cansados estamos para iniciar la jornada. En el remo es igual, el camino es desgastante y allí es donde aparece la pasión y la entrega que compensa lo que falta”.

Desde Los Ángeles 1984 estuvo en todos los Juegos menos en Sídney 2000: Seúl 1988, Barcelona 1992, Atlanta 1996, Atenas 2004, Beijing 2008, Londres 2012, Río 2016 y ahora suma Tokio 2020. Y no se detiene, con el doble par Cetraro-Klüver piensa en una actuación histórica para París 2024.

¿Por qué? “Porque en la época que eran todos iguales, Uruguay y Argentina estaban en los primeros puestos. ¡En Helsinski compartieron el podio olímpico! Cuando comenzaron a apoyar con equipos polivalentes, que los que estamos de este lado del mundo no los tuvimos, las cosas se pusieron cada vez más difíciles. Pero hay mucho para hacer, y lo primero y más importante en el remo, que existe en Uruguay, es encontrar gente que no busca comodidad en el entrenamiento, que no evade el dolor. Porque en el remo hay que sufrir con alegría. Ahí está el secreto y eso los argentinos y los uruguayos lo tenemos”.

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...