Economía y Empresas > NEGOCIO BAJO AMENAZA

Más autitos y muñecas y menos tecnología, la apuesta de las jugueterías para reflotar su negocio

Experto señala que cada vez hay más juegos a través de pantallas y recomienda que los niños en los primeros años opten por los tradicionales

Tiempo de lectura: -'

19 de noviembre de 2018 a las 05:01

Un sábado de tarde dos niños jugaban a la pelota en una calle tranquila. Los separaba una distancia de unos 25 metros y cada uno trataba de patearla con precisión para dejarla lo más cerca posible de su amigo. Pero la atención no estaba completamente enfocada en el juego, ya que uno de los dos tenía su teléfono celular en mano y entre pase y pase se ocupaba de otro juego, uno digital, que terminó por ganar el partido. 

La industria del juguete fue una de las amenazadas por el avance de la tecnología y el entretenimiento digital, cuyo crecimiento ha sido exponencial en los últimos años. Y eso puede generar —según la visión de un experto— un menor desarrollo de habilidades físicas en los niños. 

La utilización de la tecnología atravesó todas las edades y cada vez más los chicos buscan opciones en internet. Sin embargo, hay voces especializadas que piden que los niños vuelvan a los juegos tradicionales. El psicólogo y experto en nuevas tecnologías Roberto Balaguer dijo a El Observador que actualmente hay “un poco más de conciencia de que el juego digital genera cosas, pero muchas veces va en detrimento del desarrollo de algunas habilidades  que se están empezando a ver menos, vinculadas con la oralidad o la motricidad, que podría atribuirse perfectamente al excesivo juego en pantalla”.

Eso se suma a recomendaciones, complementó,  de asociaciones de pediatría que alertan por la sobre utilización de las pantallas. 

“Cuando son más chicos, en los primeros años, es recomendable que predomine el juego exploratorio, con distintos tipos de materiales, de construir cosas, enchastrarse o embarrarse”, sostuvo el experto. En contrapartida, mencionó que “cada vez más el tiempo de juego transcurre en pantallas porque hay una oferta que hasta excede las posibilidades de los niños de jugar con todo”.

Además, esa variedad consigue que haya menos juego en las veredas. “La posibilidad de que más grandes jueguen con más chicos ayuda a la socialización, son cosas que se han ido perdiendo,que daba el cara a cara”, explicó Balaguer.

Negocio de capa caída

Ante el avance de las nuevas tecnologías, los empresarios jugueteros buscaron alternativas para innovar y, según su relato, también cuentan con el apoyo de los mayores que incentivan a sus hijos a no abandonar los juguetes tradicionales.

 Igualmente, las ventas del rubro cayeron en el Día del Niño y hay muy pocas empresas locales que se dedican a la fabricación.

Según información recabada por la Asociación de Jugueteros del Uruguay (AJU) la actividad en ese día —una de las referencias anuales para el sector—  cayó 10% a nivel nacional en comparación con el año pasado.

El comportamiento del sector transitó por vaivenes en los últimos años y la irrupción de nuevos play station o aplicaciones de entretenimientos en celulares alejaron a los niños de los juguetes tradicionales y prendió  en vendedores y fabricantes una luz de alerta.

El presidente de la gremial (que agrupa a importadores, fabricantes y locales de venta al público), Alejandro Borges, dijo a El Observador que “la juguetería tuvo, hace unos años, una leve caída con la evolución tecnológica, pero el sector no ha decrecido como rubro si bien hay un constante esfuerzo de las empresas en innovar en un sector que es muy dinámico a la demanda de productos”.

Añadió que “esa invasión tecnológica afectó al sector, pero también generó en los últimos dos o tres años un comportamiento de los adultos de buscar que los niños jueguen, que no pierdan la esencia del juguete”. Otro aspecto es que se acotó la franja de edad en la que el niño lo hace. “Antes, jugaban hasta los 12 años con un autito o una muñeca”, recordó. Pero a pesar de ese cambio en la conducta, Borges expresó que “hay un esfuerzo de los padres para que sigan con los juguetes tradicionales, no sustituirlos por la tecnología”.

La actividad de las jugueterías se sustenta en la importación, ya que solamente el 10% de los productos se fabrica a nivel local. Esas empresas nacionales producen entretenimientos didácticos, de maderas y de plásticos. Igualmente, el empresario explicó que para mantenerse en funcionamiento necesitan completar su portafolio de productos con artículos importados.

“Es por un tema de costos, en el rubro plástico, por ejemplo, se necesita maquinaria y el costo para desarrollar los juguetes no tiene relación con el retorno que se consigue”, manifestó.

En Montevideo

La Cámara de Comercio mostró datos del rubro juguetería en su última encuesta de actividad correspondiente al tercer trimestre del año. Borges aclaró que el relevamiento incluye solamente a un grupo de comercios establecidos en la capital. La encuesta tomó las respuestas de siete compañías que cuentan con 27 locales.

El informe indicó que las ventas en jugueterías sufrieron un retroceso en el tercer trimestre luego de un desempeño positivo en la primera mitad del año. En el acumulado de los primeros nueve meses el sector se mantiene con un leve crecimiento de 2,1%. En el tercer trimestre la baja de las ventas fue de 4,9% en la comparación interanual. En grandes superficies, la caída fue mayor, con una variación de 10,4% en el período considerado.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...