Cargando...
Luis Suárez

Fútbol > mano a mano con REFERÍ

Luis Suárez: "Cambiar la camiseta con el Mota es algo normal y tiene que servir de ejemplo"

En un mano a mano con Referí, Luis Suárez contó su realidad en Nacional, en la concentración y por qué cambió la camiseta con Gargano luego del clásico del domingo

Tiempo de lectura: -'

09 de septiembre de 2022 a las 22:53

Por Luis Inzaurralde y Juan José Díaz

Luis Suárez repasó durante el diálogo con Referí su llegada a Nacional, las emociones de su familia, el día a día con sus compañeros, qué le sorprendió en la concentración de Los Céspedes y las incidencias del último clásico.

¿Cómo imaginaba tu llegada a Uruguay y que ocurrió en realidad?

Está pasando lo que me imaginaba en el momento de llegar, pero que me recibieran como me recibieron me superó en muchos aspectos. Sabía que podía haber gente en el Parque, la caravana. Pero me conmovió y emocionó ver desde bebés hasta mayores, gritándote, niños con camisetas de Peñarol, banderas de Peñarol en los balcones. Que mis hijos vieran eso, para mi era muy importante, porque ellos vivieron etapas complicadas, la salida de Barcelona, la despedida del Atlético, a pesar de haber sido campeones se quedan con lo último, y les genera incertidumbre. Que vean como te reciben en tu país para mi no tiene precio.

¿Su familia siente esos cambios en su carrera?

Lo sienten mucho, Benja mi hijo del medio lo sufrió mucho en el aspecto emocional porque vivió toda la vida en Barcelona, sus amigos, el fútbol, todo tenía ahí y hacer un cambio era grande para él, además es muy sentimental. Delfi es diferente, más grande que pensamos que íbamos a tener más problemas y fue la que más feliz estuvo en Madrid y cuando más feliz estaba, nos teníamos que ir. ¿A dónde? No lo sabíamos. Me preguntaban constantemente, ¿dónde vamos? ‘Papá, me dijeron que te vas a tal lado’. El día que nosotros nos vayamos, ustedes se van a enterar. Un día me agarraron el teléfono, vieron lo que estaban haciendo en Uruguay, en al auto me agarraron los dos y les comenté que estaba la posibilidad y ante la duda, querían venir para Uruguay. Todo eso me llevó a tomar la decisión por todo lo emocional de la hinchada.

Suárez contó cómo se vive en la concentración de Nacional

En todo este mar de emociones, ¿mira más allá de enero?

No, vivo lo que estoy disfrutando y preparándome para lo que pueda venir.

¿Es una locura pensar en Suárez el año que viene en Nacional?

Sí. Hay que ser realista, porque lo dije y me comprometí a eso, y no voy a generar expectativas que no voy a cumplir.

¿Cómo es su día a día en Los Céspedes?

Soy uno más, le pueden preguntar a todos los compañeros, a los funcionarios, hago lo que hacen todos, llego a la hora que tengo que llegar, voy al gimnasio, hago la preparación previa, cuando nos sentamos a tomar mate con los compañeros lo hago y lo disfruto. Me crucé con el encargado de Mantenimiento que fue compañero mio en Séptima, le vi cara conocida, me saludó y le digo ‘te conozco’. Me dijo ‘¿te acordás de mi?’ No sé de dónde y me dice ‘soy el Dibu’. Claro, Cristopher Díaz, le dije el nombre y se sorprendió. A los dos días, viene uno de la cocina y lo veo, ‘hola Luis’ y le pregunto, ‘¿vos sos Luis no?’. Si. Iba a la escuela conmigo. Imaginate, esas cosas que decís cómo me cruzo con uno de la escuela acá. Después están el Mono, el equipier que estaba cuando yo me fui, el Chino también.

El delantero de Nacional y la emoción de su familia al volver a Uruguay

¿Qué es lo que más le sorprendió de su vuelta al fútbol uruguayo? ¿La infraestructura?

Estamos lejos. Si vos querés traer a jugadores como Diego Costa, como Falcao, como Paolo Guerrero, que estuvo a punto de venir, ¿qué le vas a mostrar? Nosotros porque nacimos acá y nos encanta jugar en las canchas que nos formamos. Nacimos acá, y voy a seguir yendo a jugar a esas canchas, pero si a esos grandes jugadores que están acostumbrados a otra cosa le mostrás y le decís: ‘Mirá que hay que venir a jugar acá’, te dicen que no enseguida. Entonces, ¿qué tenés que hacer? Cambiar la infraestructura. Y no es un problema de dinero, no es por falta de dinero.

¿Qué falta?

Hacer bien las cosas.

¿Qué es hacer bien las cosas?

Invertir bien. Uruguay estuvo en los últimos cuatro mundiales, por tanto hubo ingresos. Es cierto también que hay equipos que invirtieron mucho en infraestructura para juveniles, pero también hay que pensar en arreglar los estadios y mostrar otra imagen del fútbol uruguayo.

Suárez habló de todo su regreso a Nacional

¿Cuánto pesaba el clásico del último domingo?

Emocionalmente me podía haber llegado a jugar una mala pasada, pero viví con tanta tranquilidad la semana previa, que disfruté volver a jugar un clásico. Disfruté la previa con la banda de compañeros que jugamos al truco, que hace que todo resulte muy distendido y relajado, y no pensás solo en el partido. Si vos estás solo en el dormitorio vas a jugar tres o cuatro veces el partido antes, pero al estar distraído con los compañeros, tomando mates, conversando de la vida, me hizo estar tan tranquilo. Me permitió ir al estadio pensando que tenía que disfrutar e intentar ganar disfrutándolo. Así salió un clásico redondo y terminó espectacular.

¿Cuáles son las diferencias con los Barcelona-Real Madrid que le tocó vivir?

Son diferentes, porque acá estás defendiendo una camiseta de la cual sos hincha y con la que no querés perder. Mucho menos de local. También viví clásicos en Europa, tanto en Barcelona-Real Madrid como Liverpool-Everton, que fueron muy complicados. Se vivían de una manera espectacular. Recuerdo un Ayax-Feyenoord en el que me iba en el auto y me llegaron a tirar papas, panchos, de todo, por la rivalidad que había. De todas formas, como el de acá no hay, y disfrutarlo de la forma en que se disfrutó y ganó, fue un lindo espectáculo.

¿Cambió la camiseta con Gargano tras el clásico?

Sí.

¿Lo que ocurrió fue un gesto natural?

Para mí, sí. ¿Viste todos los clásicos que te nombre? Tengo camisetas de Madrid, pero no tengo una, ¡tengo ocho! Y a Madrid no lo puedo ni ver, porque soy hincha de Barcelona. Del Everton tengo seis camisetas cambiadas. De Feyenoord, tres o cuatro. Las cambiás porque es fútbol.

Luis Suárez y la decisión de Diego Godín

¿Entiende que al hincha no le guste?

Puede ser que no le guste, pero esto que ocurrió tiene que servir como ejemplo  de que yo era el primero que quería ganar el clásico. El Mota (Gargano) era el primero que quería ganar el clásico. Y si cambio la camiseta con el Mota, el Vasco (Aguirregaray), el Huevo (Lozano) o Kevin (Méndez), es una decisión mía y es algo que veo con naturalidad. Es normal. En este caso surgió en el momento la posibilidad de cambiar la camiseta. Si la gente piensa, opina o cree que está mal, son ellos los que están fomentando algo que nosotros queremos hacer algo normal. No queremos generalizar algo o querer tapar cosas que están sucediendo en Uruguay porque dos compañeros se cambian la camiseta. Tienen que tomarlo como algo natural y como algo normal.

Y que un dirigente pueda entender que no está bien cambiar camisetas en un clásico...

No me puedo meter en ese terreno que a mí no me toca, pero hay que ser conscientes de las palabras que se dicen porque si un dirigente piensa eso, son ellos los que están involucrando a que al jugador después se le critique. Porque el dirigente aplaudió cuando sacamos la foto previa.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...