Nacional > REFERÉNDUM POR LA LUC

Cambios en ANEP, regla fiscal y ocupaciones: los artículos por los que peleará el PIT-CNT

El movimiento sindical planea comenzar a juntar firmas en noviembre para llevar a referéndum algunos fragmentos de la ley de urgente consideración

Tiempo de lectura: -'

07 de octubre de 2020 a las 05:03

Más de cinco horas de discusión y una reunión con todos los sindicatos representados, 37 votos a favor. 13 en contra. Este martes, en la sala de eventos del PIT-CNT, el movimiento sindical dio el puntapié inicial para combatir formalmente a la ley de urgente consideración (LUC) presentada por el gobierno y aprobada en el Parlamento: comenzará a reunir apoyos de otras organizaciones sociales para recolectar firmas y llegar a proponer el referéndum de algunos artículos de la polémica normativa.

El diálogo en la Mesa Representativa se dirimió entre reunir firmas por toda la ley o solo por algunos artículos, porque si en algo estaban de acuerdo todos los presentes era en que la juntada de firmas tenía que salir. Fernando Pereira, el presidente de la central sindical, había presentado sus dudas sobre si este era el momento adecuado para hacerlo, pero no participó en la reunión de este martes porque estaba en el interior del país.

Pereira había dicho en varios medios de prensa que estos seis meses de gobierno nacionalista habían sido los de “menor conflictividad” en los últimos 25 años. Pero con la votación de esta iniciativa, el PIT-CNT volvió a tensar sus relaciones con el Poder Ejecutivo. A la vez, el Ministerio de Trabajo presentará un proyecto de ley para la modificación de licencias sin llevarlo a una negociación colectiva como pretende la central sindical. La calma de los primeros meses parece haberse acabado.

De todos modos, el presidente Luis Lacalle Pou dijo este martes, al ser consultado en rueda de prensa, que la central "está en todo su derecho de juntar firmas".

 

Según dijo en diálogo con El Observador el secretario general de Fenapes (Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria), José Olivera, hay una serie de capítulos de la LUC que sí o sí se pondrán a consideración de la ciudadanía y que ya han motivado reclamos de parte del movimiento sindical.

Uno de ellos es, por ejemplo, el referido al derecho de huelga. La LUC reglamenta, entre otras cosas, la prohibición de las ocupaciones en lugares de trabajo y los sindicalistas entienden que esa medida menoscaba sus libertades. Según Olivera, ese inciso y otros, como el que regula los piquetes, “sin lugar a dudas” estarán incluidos entre los artículos que quieren llevar a referéndum. 

Por otro lado, también estarán los cambios en la gobernanza de la educación planteados por la normativa, que generan rispideces entre sindicalistas y el gobierno desde antes de que llegara a ser discutida en el Parlamento. La ley elimina los consejeros en representación de los docentes de la gobernanza de los subsistemas y convierte a los consejos en direcciones lideradas por una sola persona.

Además, Olivera dijo que “hay que poner en discusión” los artículos que crean la regla fiscal, así como aquellos referidos al “papel del Estado” y las “libertades individuales y colectivas”. 

La discusión

La tarde de este martes en la sede sindical estuvo dividida en dos grandes posturas. De un lado, la gran mayoría de los sindicatos, con una postura más moderada y con el ojo puesto solo en algunos derechos que entienden que esta ley les quita. Del otro, con una postura más radical, 13 manos levantadas para oponerse a todo el articulado. Entre estos estaban la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay (CSEU) y el “Grupo de los 8”, integrado por el Sindicato de Trabajadores de la Educación Privada (Sintep), la Agremiación Federal de Funcionarios de la Universidad de la República (Affur), los trabajadores del Codicen, del Correo, de UTE y de la Unión Ferroviaria, así como el Sindicato de Artes Gráficas (SAG) y el Sindicato Único Gastronómico y Hotelero del Uruguay (Sughu).

Pero la balanza se inclinó para el lado más mesurado y los sindicalistas resolvieron encomendar al Secretariado Ejecutivo de la central sindical la responsabilidad de crear, junto con otros movimientos sociales y personalidades de la cultura y el deporte, una comisión nacional pro referéndum contra la ley de urgente consideración. Este grupo de trabajo será el encargado de definir qué artículos quieren que sean evaluados por la ciudadanía y en qué tiempos lo harán.

Dentro de 20 días, el secretariado deberá rendir cuentas a una nueva Mesa Representativa explicando el trabajo realizado y qué acuerdos se alcanzaron con otras organizaciones sociales, como la Federación de Estudiantes de Universitarios Uruguay (FEUU) o colectivos feministas.  

“Si dan certeras las consultas que les hagamos a las organizaciones sociales y políticas para ver si efectivamente adhieren a la idea de un referéndum, en noviembre ya estaríamos juntando las firmas”, aseguró en rueda de prensa el secretario general de la central sindical, Marcelo Abdala.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...