5 de junio 2024
Dólar
Compra 37,65 Venta 40,05
27 de marzo 2023 - 7:27hs

Al principio se parece mucho a una ingeniosa jugada de largo alcance, pero el juicio político planteado contra la intendenta Carolina Cosse se revela finalmente como una tremenda torpeza.

 

Más noticias

1. Según consideran en reserva algunos de los principales dirigentes oficialistas, sus chances electorales disminuyen si el candidato presidencial de la izquierda fuera Yamandú Orsi. Creen que el intendente de Canelones resulta más atractivo que Cosse para los votantes del interior, donde los partidos tradicionales tienen sus principales bastiones

 

  1. Por tanto, es necesario hacer lo posible para que sea Cosse quien triunfe en la interna frenteamplista

 

  1. ¿Cómo hacerlo? Criticando con dureza a Cosse para que la militancia frenteamplista –la que mayormente concurrirá a votar en las internas- se abroquele en defensa de la intendenta.

 

  1. Por eso, los ediles, en connivencia con parte de la dirigencia nacional del gobierno, decidieron iniciar un juicio político que saben exagerado pero que logró que los frenteamplistas de todos los sectores se alinearan detrás de la jefa comunal

Por supuesto, necesario lector, que ese supuesto plan no existe y es un invento de quien esto escribe. En realidad, los ediles de la oposición montevideana parecen creer sinceramente que Cosse merecía ser acusada ante el Senado en cumplimiento de los artículos de la Constitución que establecen que los intendentes pueden ser sometidos a juicio político por haber incurrido en “violación de la Constitución u otros delitos graves”.

Todo eso por no haber concurrido a la Junta Departamental y demorar la respuesta a pedidos de informes. Una verdadera desproporción que había sido alertada por representantes del oficialismo cuando los curules iniciaron en octubre pasado este errado camino.Ya entonces,  el exministro de Ambiente y líder de Ciudadanos, Adrián Peña, había dicho que entendía la molestia de los ediles por no poder desarrollar su tarea de control pero que le parecía “un poco desproporcionada” la reacción. 

“Si sentamos el precedente de que cualquier violación a la Constitución justifica un juicio político vamos a tener una lluvia de demandas que, aunque no puedan avanzar, enrarecen el clima", dijo Peña. Por su lado, el líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, había advertido que en Montevideo  hay “temas mucho más importantes” antes que enfrascarse “en una discusión estéril sobre las actitudes de la intendenta".

Pese a esas alertas, los ediles siguieron adelante y este miércoles embretaron a los senadores oficialistas de la Comisión de Constitución del Senado que le dieron trámite al juicio político. Para destituir a la intendenta se necesitan dos tercios de los votos del Plenario del Senado, votos de los que el partido de gobierno carece. El diputado colorado Felipe Schipani opinó ese mismo día que la decisión representa “un error garrafal” que solo logrará la “victimización” de la jefa comunal. Justamente, Cosse recibió las novedades denunciando “una serie de ataques” en su contra, en tanto que sus compañeros corrieron prestamente a arroparla.

En definitiva, la intendenta sería una desconsiderada si en su fuero íntimo no agradeciera a los ediles por esta torpe iniciativa que, sin haberlo previsto, le suma unos puntos a sus pretensiones presidenciales. Uno quiere creer que los curules se embarcaron en esta alocada aventura política sabiendo, y valorando, que no habrá votos para destituir a la intendenta.

Porque de ocurrir una expulsión de esa naturaleza, ya se avizora un futuro en el que la martirizada Carolina Cosse será sacada en andas de la intendencia por una masa de frenteamplistas que, sin duda, la depositarán en la Torre Ejecutiva por obra y gracia de quienes la convirtieron en una renacida Juana de Arco.

Temas:

Carolina Cosse juicio politico

Seguí leyendo

Te Puede Interesar