Cargando...

Nacional > CALOR

Cianobacterias, mosquitos y moscas: qué esperar de los males del verano

Con el calor se propician fenómenos como las floraciones de algas y la eclosión de huevos de mosquitos

Tiempo de lectura: -'

18 de noviembre de 2020 a las 12:35

En vísperas del verano comienza a subir las temperatura e invita a arrimarse a las playas y estar al aire libre. En un clima pautado por el calor, la proximidad de las fiestas y el cierre del año, aparecen otros fenómenos no deseados.

Cianobacterias

A fines de enero de 2019 las aguas de las playas uruguayas se tiñeron de verde: habían llegado las cianobacterias, microorganismos procariotas que en grandes concentraciones se ven como grumos similares a la yerba. Si bien son un componente natural del ecosistema, un aumento del nitrógeno y el fósforo a raíz de la actividad humana –como el uso de fertilizantes– deriva en una floración de miles de millones de estas células, que pueden liberar cianotoxinas, y dañar a humanos y fauna del entorno.

Este evento se constató en algunas playas de Carmelo y Colonia de Sacramento a comienzos de semana, según informó el director de Higiene y Servicios de la intendencia de ese departamento, Luis Garat, a radio Uruguay. Consultado este miércoles por El Observador, el jerarca señaló que solo queda una playa inhabilitada para baño en Colonia del Sacramento, mientras que las restantes de Carmelo permanecen en "estado de alerta", aunque ya está permitido el baño.

La Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) recomienda en estos casos evitar las zonas del agua con mayor presencia de algas y dirigirse a los sectores limpios. En caso de bañarse, sugiere evitar tragar el agua y lavarse con agua limpia al salir.

"A 200 metros (de la costa este de Colonia) hay un banco importante de verde navegando", expuso Garat. "No descartamos que pueda llegar a la costa en los siguientes días. Esto es muy dinámico", aclaró el jerarca, quien explicó que cualquier cambio de viento puede modificar el panorama. Garat estima que el fenómeno se debe a una fase fría de El Niño –en este caso se conoce como "La Niña", que se configura cuando se enfrían las aguas superficiales de la franja central del Océano Pacífico a la altura del Ecuador– que provoca menos lluvias y temperaturas por encima de lo normal, lo que propicia las floraciones en los cursos de agua.

"No es un evento nuevo, hace muchos años venimos recibiendo este tipo de floraciones algales", recordó el jerarca. El Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) pronosticó para el trimestre noviembre-enero un escenario de "La Niña", que propicia este fenómeno. "En la vecina orilla, sobre todo en la desembocadura del río Paraná, había una floración algal muy significtiva", explicó.

El contacto con el organismo puede causar irritaciones en la piel, pero también afecciones respiratorias, diarrea y vómitos y, en niños pequeños, puede desencadenar incluso complicaciones en el hígado. La ingeniera química Jimena Risso, encargada de la dirección de la Unidad de Calidad del Agua de la Intendencia de Montevideo (IMM), había dicho a El Observador en 2019 que la cianobacteria "puede ser mortal" y que han habido casos de gravedad que requirieron internación, aunque no aún hay muertes registradas en Uruguay.

La Dinama está elaborando un informe sobre el fenómeno para el próximo verano, aunque aún no está terminado.

De mosquitos y moscas

Los mosquitos que comienzan a verse en este momento son adultos culex –conocido como el "mosquito común"–, según informó a El Observador la directora de Salud de la IMM, Analice Berón. De momento no hay Aedes aegypti, que es el espécimen transmisor del dengue y reconocible por las manchas blancas en sus patas. A pesar de que a comienzos de año se detectaron algunos casos –el 20 de marzo se detectó uno en Pocitos– la jerarca aclaró que la enfermedad no está presente en la capital. "Levantemos las manos y crucemos los dedos, luego de una pandemia es algo que no queremos", dijo Berón.

La comuna sí ha detectado larvas en el marco de un plan piloto de colocación de ovitrampas, que son recipientes en los que las hembras depositan sus huevos, que son luego analizados en convenio con la Facultad de Ciencias. La IMM puso el ojo sobre el Municipio CH –Punta Carretas, Pocitos, Buceo, Parque Batlle y Villa Dolores– por ser la zona donde hubo más de casos de dengue y larvas de Aedes aegypti detectadas.

Los mosquitos no son estacionales, aunque el aumento de las temperaturas en esta época del año propicia que sus huevos eclosionen, lo que significa que se rompen y nacen las crías. Su reproducción está siempre asociada al agua, dado que necesitan de ella –ya sea en charcos, estanques, entre otros– para desovar.

Las moscas, por otro lado, son una especie que está presente todo el año, según afirmó Enrique Morelli, doctor en Ciencias Biológicas y docente de la sección de Entomología –disciplina que estudia a los insectos– de la Facultad de Ciencias. "Es el único insecto que está en la Antártida", afirmó el experto para ilustrar esta idea. La percepción de su presencia, no obstante, es mayor durante el verano porque "la gente está afuera y las ve", explicó a El Observador.

El experto expuso que las moscas "están asociadas a comida y desperdicios", por lo que tienden a reproducirse en ámbitos tan variados como un cadáver en descomposición o un contenedor de basura. Esto se debe a que de los huevos nacen las larvas, que precisan alimentarse de lo que encuentren en su entorno.

Morelli apuntó que hay numerosas especies y una de ellas es la llamada "mosca de la fruta". El docente sostuvo que solo se la ve activa durante el día, dado que requiere del calor para activar los músculos. Un ejemplo ilustrativo es cuando en el atardecer se aglutinan sobre una ventana que da hacia la puesta del sol. "Por eso durante la hora de la siesta lo molestan: porque están volando", planteó.

Un insecto que sí es estacional, indicó, son las mariposas, que comienzan a nacer a fines de la primavera y circulan hasta los principios del otoño. Sin embargo, consideró que son cada vez menos comunes en ciudades y jardines dada la proliferación de plantas verdes sin flores, de las que se alimentan las mariposas.

El experto enfatizó en que no existen las "invasiones de insectos", concepto erróneo que lo sintetizó de la siguiente manera: "Es que nacieron todos al mismo tiempo".

La forma de evitarlos es una: tratar de mantener limpios los espacios de convivencia.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...