Cargando...
Da Silveira en el Parlamento, en una sesión que duró nueve horas

Nacional > Parlamento

Coalición reclama por "interpelaciones encubiertas" a ministros en la Rendición de Cuentas

Blancos y colorados se quejan de los extensos "preámbulos políticos" de los diputados frenteamplistas en presencia de los ministros y afirman que la situación "se ha desmadrado"

Tiempo de lectura: -'

02 de agosto de 2021 a las 05:00

"No sabía que había venido a una interpelación", comentó molesto y en forma pública el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, cuando el martes se retiraba del Parlamento. Faltaban pocos minutos para las 20 horas y el comentario llegó luego de las decenas de preguntas que debió responder. Algunas, más de una vez. El jerarca había ingresado a las 10.15 horas para exponer sobre la Rendición de Cuentas ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados. 

Heber, que hasta su asunción como ministro era el legislador más antiguo en actividad, habló ante la comisión sobre los alcances que debería tener la discusión presupuestal. "Esto no es una interpelación, son preguntas", remarcó en la comisión. "Tenemos el articulado y hay otras comisiones permanentes en las que podemos seguir avanzando y profundizando muchos de los temas que se han hablado", agregó. 

En su comentario coincidieron otros secretarios de Estado que debieron comparecer a lo largo de estos días, en promedio, por nueve horas. En el oficialismo advierten que los planteos de la oposición poco tienen que ver con el mensaje presupuestal, sino más bien con cuestionamientos políticos e ideológicos. 

Lo cierto es que eso ha derivado en discusiones y sesiones que habitualmente terminan entrada la noche. También en que otros ministros, que debían exponer ese día, terminen por retirarse luego de haber esperado varias horas en vano. 

La bancada oficialista acuñó en las últimas jornadas un término para referirse a la actuación de los legisladores del Frente Amplio: "interpelación encubierta". Así lo dijo a El Observador el diputado colorado Conrado Rodríguez. 

"El Frente Amplio ha tomado la Rendición de Cuentas como una instancia para interpelar a las distintas autoridades de los organismos públicos, excediendo el marco del régimen habitual de trabajo de la comisión", protestó el legislador de Batllistas. 

Rodríguez recordó que, en legislaturas anteriores, el Frente Amplio era el que le pedía a la entonces oposición que se centrara en "preguntas concretas" sobre lo que se rendía cuentas, y no más allá. "Ahora parece que utilizan otro criterio, con intervenciones que duran hasta media hora por diputado, con preámbulos y discursos políticos que muchas veces no terminan en preguntas concretas", agregó. 

El nacionalista Álvaro Viviano confirmó la utilización del término "interpelación encubierta" y apuntó a los prólogos "larguísimos y fuera de contexto" que realizan legisladores de la oposición en presencia de los ministros. 

Puso como ejemplo lo sucedido el jueves 29 con el titular de Desarrollo Social, Martín Lema. Según Viviano, sus colegas frenteamplistas Sebastián Valdomir y Bettiana Díaz utilizaron tres horas y media de tiempo para presentar sus conceptos, sin hacer referencia al articulado. 

A Lema el Frente Amplio le cuestionó en particular los "aumentos de sueldo" en varios cargos de confianza del ministerio. Por ejemplo la transformación del cargo de Alejandro Sciarra, director Nacional de Gestión Territorial, al que según Díaz "le aumentan el sueldo en al menos $ 35.000" mientras que "a los trabajadores nadie les asegura recuperación salarial". Valdomir, en tanto, cuestionó que el ministro "no se hiciera cargo" de la gestión de su antecesor, Pablo Bártol. 

Viviano admitió que el oficialismo debió haber marcado desde un inicio criterios de trabajo más claros. "Quisimos ser flexibles, pero esto se ha desmadrado", aseguró. "Hasta ahora los ministros han sido pacientes y tolerantes, y aún fuera de contexto han contestado, pero es muy difícil seguir así", señaló.

En diálogo con El Observador, la diputada Díaz reconoció que varios ministros comentaron que "sienten que están en una interpelación". La explicación según la legisladora opositora es que, en algunos casos, no existe una rendición de cuentas. "Hay varios ministerios y organismos que no trajeron rendición de 2020", aseguró. Díaz citó el caso de la Oficina Nacional de Servicio Civil, "que se tuvo ir por lo flojo que fue contestando", y que deberá volver a la comisión. 

La diputada también cuestionó las presentaciones de Vivienda, Interior, Ganadería y Desarrollo Social. "Vienen a hablar de la perspectiva y no de lo que se hizo en 2020", dijo.

Según afirmó, la oposición procura acceder a detalles de la asignación y ejecución presupuestal, llenado de vacantes, funcionarios y reestructuras. A juicio de Díaz este último capítulo, que a su juicio los ministros eluden clarificar, evidencian los "ajustes" implementados por el gobierno y de ahí surge que varios ministros hablen de "interpelación".

Para la oposición otro de los debes de las presentaciones del oficialismo consiste en apelar a los fideicomisos como "solución mágica". En el marco de la Rendición de Cuentas se manejan tres: uno para construir viviendas para clase media, el relativo a la erradicación de asentamientos, y el que maneja Interior para la construcción de nuevas cárceles. 

Otro de los ministros cuestionados fue el de Educación, Pablo da Silveira, que el lunes 26 ingresó a sala pasadas las 10 horas. Eran las 15 horas y aún no se había comenzado a analizar el articulado. Afuera ya esperaba el titular de Ambiente, Adrián Peña, que debió ser reagendado para el 4 de agosto. 

Da Silveira, que de arranque habló de que su gestión en 2020 había estado destinada a "ordenar la casa" al encontrar en el ministerio "deudas impagas" y "falta de control", cuestionó duramente una apelación previa de la diputada frenteamplista Verónica Mato a una columna de opinión de Diego Silva y Paola Pastore publicada en La Diaria en la que se aludía a la "política de la tristeza", en relación a la reducción de la inversión cultura. 

El ministro pidió evitar caer en el "maniqueísmo" de decir que "de un lado están los que defienden la alegría y del otro los que defienden la tristeza", y cuestionó a "los que creen que alguna fuerza política tiene el monopolio de la sensibilidad". 

"Más bien deberían defender la dictadura de partido único y si es uno solo el que defiende esos valores tan esenciales", ironizó en respuesta a Mato. 

La discusión subió de tono y, a las 17 horas, se votó un cuarto intermedio de media hora para calmar los ánimos. 

"La soberbia no es buena consejera", le respondió Mato cuando la sesión se reinició. La diputada rechazó que Da Silveira se refiriera repetidamente a los gobiernos del Frente Amplio. "Estamos hablando de lo que está pasando ahora", remarcó. 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...