Cargando...
 Los ocho cancheros que arreglaron el Estadio Centenario, junto a las ingenieras agrónomas Laura Leborne a la izquierda, y Maristela Khun, de Conmebol, a la derecha

Fútbol > LA GRAN REFORMA

¿Cómo fue el trabajo de los cancheros y del electricista del Centenario para dejarlo a nuevo?

El Estadio Centenario tiene una nueva cara con la reforma impulsada por Conmebol y en eso mucho tuvieron que ver los cancheros para que el césped se vea espectacular, y el electricista principal; los protagonistas hablaron con Referí

Tiempo de lectura: -'

23 de noviembre de 2021 a las 05:01

La remodelación del Estadio Centenario que llevó a cabo la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) para afrontar las finales de la Copa Sudamericana y de la Copa Libertadores, dejaron ver una cara que el Monumento al Fútbol Mundial no mostraba desde hacía muchos años.

Para ello hubo un aporte económico del máximo organismo continental, aunque también existió mucha mano de obra uruguaya.

Ricardo Lombardo, El presidente de la Comisión Administradora del Field Oficial (CAFO), que es junto con la intendencia de Montevideo la que administra al Centenario, habló con Referí y dijo que quedó “muy conforme con la obra". "Sobre todo, porque nuestros funcionarios hicieron un gran trabajo”, señaló.

En ese contexto, Lombardo destacó la labor de Richards Berriel, el canchero principal que hace 30 años que trabaja en esa cancha.

“Remó mucho y solo en la pandemia, la bancó increíblemente y mantuvo la cancha pese a las dificultades. Ahora hizo un trabajo con un esfuerzo descomunal trabajando todos las horas del día. Es parte de la gente muy meritoria que tenemos”, indicó.

Ricardo Lombardo, presidente de CAFO

Según explico Lombardo “fue un trabajo centímetro a centímetro. Después que instalaron los rollos de pasto, fueron midiendo cada plantita, cada desnivel que había aplanándolo. El mérito es de ellos. Era un trabajo a mano y por eso trajeron ayudantes que hicieron un trabajo espectacular”.

Maristela Khun es la ingeniera agrónoma de Conmebol, “la reina del pasto”, como se la conoce y supervisa todos los estadios en los que interviene la Conmebol en Sudamérica. Según Lombardo, “hizo un esfuerzo bárbaro. Fue la que trajo toda la tecnología e introdujo esta forma de instalar el césped”.

A su vez, también ponderó el trabajo “espectacular” de Graciela Costa, directora administrativa de CAFO que hizo una labor “descomunal”, apoyó a la Conmebol en todo lo que necesitó.

Otro dos que trabajaron mucho fueron el intendente del Estadio, Daniel Lema, con el hidrolavado y la instalación de los nuevos asientos, y el electricista Richard Curbelo, quien también, al igual que el canchero Berriel, hace 30 años que trabaja en el Centenario.

La iluminación mejoró un 100% respecto a la anterior

“Lo que se hizo en el Estadio estas últimas semanas, es digno de un ejemplo para presentar de cómo hacer el trabajo de electricidad”, dijo Lombardo.

Y agregó: “Hace un año y medio que el estadio está con economía de guerra, los recursos los aportó la Conmebol, pero el trabajo se hizo con gente de Saceem y con los empleados de CAFO, y algunos que estaban en el seguro de paro pudieron volver a raíz de esto”.

Dentro de la cancha

Richards Berriel conoce como nadie el césped del Centenario luego de 30 años de trabajar allí. En la parte inicial de la pandemia se quedó trabajando solo, ya que su compañero, Javier Bruzzoni, fue al seguro de paro.

“Estuve solo en toda la primera parte de la pandemia porque Javier (Bruzzoni) estaba en seguro de paro. En octubre del año pasado pudo volver para que preparáramos la cancha para los partidos de Uruguay contra Chile y Brasil por las Eliminatorias, y después volvió al seguro hasta principios de junio de este año. El 3 de junio había sido el último partido contra Paraguay antes de que se levantara el césped” contó Berriel a Referí.

El nuevo césped del Centenario luce espectacular

Según explicó el canchero del Centenario, “Conmebol nos pidió que al final de la obra, unos siete días antes, fuéramos ocho cancheros, Javier pudo volver del seguro de paro y yo. Luego vinieron los colegas del complejo de la AUF, también Mauricio Pedrozo que es el canchero de Nacional, y a su vez, ya desde el principio se habían contratado cuatro auxiliares que son muy buenos en nivelar los terrenos de juego”, contó Berriel a Referí.

Y añadió: “Terminamos siendo ocho cancheros, más dos ingenieros agrónomos que contrató la AUF que fueron Javier Bortagaray y Laura Leborne. Terminó siendo un trabajo bien hecho”.

Esas ocho personas trabajaron todos los días a medida que se acercaba la reapertura del Centenario.

Berriel aplicó herbicidas en la cancha vieja para que cuando se levantara, hubiera la menor cantidad posible de raíces.

Como en el inicio de la pandemia hubo cuatro meses sin fútbol, “la resiembra de invierno fue ideal porque en dos meses nadie pisó la cancha”.

Richards Berriel aparece a la derecha de la foto junto a todos sus compañeros de trabajo quienes mejoraron el césped del Estadio Centenario

Según explicó, “lo bueno que se hizo fue cambiar el césped. La última vez que se había hecho eso en esta cancha fue a finales de 1997 con 50 centímetros que se hizo de suelo y se cambiaron los drenajes, 15 centímetros de pedregullo, 5 de arena gruesa y 30 de arena fina”.

Con el paso de los años “la cancha se va contaminando y terminás teniendo cuatro o cinco especies de césped diferentes”.

El gran punto positivo para el césped del Centenario es que para esta flamante obra, “los brasileños trajeron una especie sola que es del sur de Brasil que no tendrá grandes inconvenientes para desarrollarse porque el clima es muy parecido. No hay mezclas, es pura. Es muy bueno tener una sola especie, ya que antes teníamos la cancha contaminada”.

El césped se corta “a 18 milímetros para la competición que pide Conmebol y nosotros en lo local, en un tiempo caluroso andamos en los 20 o 22 milímetros, así que no hay casi diferencia”.

Se colocaron 400 panes que eran de 20 metros por 1,05, lo que da que cada rolo de panes tiene un área de 21 metros cuadrados, es decir que entre la cancha y el perímetro hacen un total de 8 mil metros cuadrados.

Para Berriel, “el sistema de riego es muy completo, muy lindo. El que teníamos no era malo, pero este tiene 35 regadores, cinco filas de aspersores de siete cada una. Tiene particularidades más técnicas”.

Una postal del nuevo Centenario con su césped y las luces a estrenar

Además, explicó que “el drenaje ni se tocó. Se hicieron tres cateos, en el área de la Colombes, en el mediocampo y en el córner de Ámsterdam y América y todos dieron como resultado que el colchón drenante estaba muy bien”.

“Para CAFO y para mí, esto fue como una bendición, porque no sé si se hubiera podido hacer en algún momento”, dijo.

Hasta 2018, los cancheros tenían libre albedrío para cortar como quisiera el césped con distintos dibujos, pero desde allí, Conmebol instituyó cómo se franjean las canchas y no se puede salir de ese dibujo.

“Se corrigió la pendiente de la cancha, no fue muy evidente, pero se agregó arena en el medio de la cancha para que quedara mejor”, sostuvo Berriel.

El electricista del Centenario

Otro de los históricos que trabaja hace 30 años en el Estadio Centenario, es el electricista, Richard Curbelo.

“Hubo varias empresas trabajando y colaboré con ellos en facilitarle la infraestructura y el conocimiento nuestro de las líneas eléctricas, líneas de datos, líneas de Antel, del  detector de incendios, etc”, explicó Curbelo a Referí.

Así se cambiaron las 180 luminarias de las cuatro torres del Centenario

Se colocaron 180 luminarias nuevas, 45 por torre, que vinieron desde España. Cada una con una potencia de 1.500 watts. “Es el doble de iluminación que teníamos antes”, añadió.

La empresa Philips contrató a su vez a otra llamada Sarlux “para que colocara las luminarias en las cuatro torres y en la Torre de los Homenajes, como así también en todo el perímetro exterior, en el Museo del Fútbol –en el que se colocaron luminarias LED de última generación–, la fibra óptica que comunica las cuatro torres y la Torre de Homenajes y la cabina de control de la América. Con esta reforma, se maneja todo con una computadora desde un lugar solo”, dijo.

Así se aprecia de lejos la nueva lumniaria de la Torre de los Homenajes

Según expresa Curbelo, “antes se necesitaban dos personas, una en la América y otra en la Olímpica y el procedimiento para prender las luces era todo con dos llaves. Incluso, si se apagaba una torre, había que aguardar unos 20 minutos para que brindara la iluminación requerida. Eso ya no sucederá más”.

Ahora se puede bajar la intensidad de las luces, otra de las novedades y todo se maneja, como indicó, desde una sola consola o computadora.

La remodelación del Estadio Centenario ya es un hecho que se pudo apreciar el sábado pasado en la final de la Copa Sudamericana, y en ella, mucho tuvieron que ver varios uruguayos que trabajaron a destajo.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...