Cargando...
Mathías Corujo

Fútbol > HISTORIAS DEL FÚTBOL

Corujo dijo adiós al ver frustrada su vuelta a Wanderers: "No encontré respuestas y eso me desilusionó un poco"

El futbolista habló con Referí, repasó su trayectoria y dijo que cumplió el sueño de jugar en Peñarol, del que era hincha fanático, y en la selección

Tiempo de lectura: -'

11 de agosto de 2021 a las 15:29

Mathías Corujo le puso punto final a su carrera como futbolista. La rodilla, la pandemia que lo encontró en Paraguay sin poder salir de la casa durante cuatro meses y la desilusión que le generó no poder volver a Wanderers, precipitaron su decisión a los 35 años. Ahora tiene tiempo para llevar a sus hijos de cinco y cuatro años a la escuela, se fue a pescar con los amigos durante tres días y realiza el curso de entrenador, aunque no sabe si será ese su futuro dentro del fútbol.

“Fue una decisión que venía manejando hace varios meses y la tenía bastante segura por distintos motivos” explicó el ahora exfutbolista a Referí. “El último año me tocó estar en Sol de América de Paraguay, había sufrido mucho las lesiones y la pandemia no me ayudó en nada porque tuvimos cuarentena obligatoria durante cuatro o cinco meses”, agregó.

Cuando retornaron a los entrenamientos en Paraguay sufrió un desgarro, lesión que nunca había tenido en su carrera, producto de que la rodilla no estaba bien y en noviembre último rescindió el contrato con Sol de América y volvió a Uruguay junto a su familia. Su idea era jugar en Wanderers, el club donde se inició.

Corujo con sus hijos

“Decidí venir con la intención de seguir jugando porque en ese entonces tenía ganas y no se dio. Cuando vine de Paraguay mi intención era jugar en Wanderers. Me comuniqué con la gente de Wanderers y no encontré respuestas y eso me desilusionó un poco. Algunas veces las intenciones del jugador no son las mismas del club; me bajoneó, porque yo salí de Wanderers, tengo una historia con el club y quería jugar solo en Wanderers. Me llamaron varios técnicos de clubes y mi respuesta fue la misma, fui sincero, les dije que yo tenía la cabeza puesta en Wanderers. Como no encontré las mismas ganas del club que yo tenía, me quedé quieto, aunque seguí entrenando”.

Trayectoria
Wanderers, Peñarol (2010-2011 y 2017-2019), Cerro Porteño, Universidad de Chile, San Lorenzo y Sol de América.

Finalista de la Copa Libertadores de América con Peñarol en 2011, integrante del plantel de la selección entre 2014 y 2017, Corujo explicó que pese la negativa que dijo que obtuvo de parte de Wanderers, en principio, quiso seguir. “Capaz que si yo estaba bien físicamente, me sentía pleno todavía que no me doliera nada, hubiese ido a otro club. En marzo me había picado un poco el bichito porque estaba entrenando todos los días”.

Corujo en Cerro Porteño

Pero finalmente anunció su retiro oficialmente a través de Instagram. “No me costó tanto porque lo vengo pensando hace tres o cuatro meses. También el tema de las lesiones ayudó un poco a tomar la decisión. Probé unas prácticas en el pueblo y no me sentía bien, no estaba preparado e iba a seguir sufriendo, entonces me puse en la cabeza que no podía seguir jugando más”.

En mayo 2018, jugando en Peñarol, sufrió rotura de ligamento cruzado anterior, rotura de ligamento lateral externo y rotura de tendón del poplíteo en la pierna izquierda. Una triple lesión que lo dejó sin posibilidades de integrar el plantel uruguayo para el Mundial de Rusia. “La que me rompí fue la izquierda, ahora me molesta la derecha. Cuando vine a Peñarol ya me estaba molestando un poco. Me acuerdo cuando hice la revisión médica en San Lorenzo, el doctor me dijo que iba a tener problemas, tenía un poco de artrosis, no tengo toda la extensión de la rodilla, eso hace que corra mal y se empieza a cargar la pierna izquierda. Así aparecen los desgarros y es lo que me estaba pasando. La venía manejando bastante bien, pero el año pasado con la pandemia, entrenar solo, me costó muchísimo la vuelta. Me había recuperado bien, pero al venirme para Uruguay y no poder jugar en Wanderers, decidí ponerle fin”.

Durante su paso por Universidad de Chile

Sus compañeros de la selección e incluso la Mutual, dejaron sus comentarios en las redes sociales tras enterarse de la despedida de Chiche Corujo: “Eso es lo más importante, más allá de los títulos, del dinero que se pueda ganar en el fútbol, eso es lo que me llena. Mensajes de todos los compañeros, mensajes por Whatsapp, llamadas telefónicas. Yo fui educado para esto, soy una persona normal, traté de ser una persona educada y respetuosa en el fútbol y recibir esos mensajes me ponen muy contento porque quiere decir que hice las cosas bien, con profesionalismo. Tengo muchos amigos y más allá de las presiones que hay, egos que hay en los vestuarios, yo la pasé muy bien. Durante mi carrera traté de disfrutar el fútbol, iba a entrenar con alegría, con mi mejor cara. Más allá de los rendimientos, la pasé espectacular en todos los equipos porque estaba haciendo lo que me gustaba”.

A la hora de un repaso rápido por su trayectoria, destaca los equipos que defendió en Uruguay y la selección: “Recuerdo mis comienzos en Wanderers, es el club que me formó, estoy súper agradecido, lo valoro mucho, ellos me enseñaron los códigos, lo que es estar todos los días con compañeros en el vestuario, fue un pilar importantísimo en mi carrera. Me acuerdo de mi pasaje por Peñarol, de la Copa, hincha de Peñarol fanático desde chico y estar viviendo esa Copa Libertadores para mí era un sueño, una lástima no se pudo ganar. La selección fue lo mejor, luché toda mi vida para eso, es el sueño de todo jugador y pude estar ahí. Hice amigos, era un grupo espectacular, lo disfruté muchísimo y en todos los clubes pasé muy bien, la familia también, que es importante para un jugador mirar para el costado y ver que están pasando bien es fundamental para poder rendir y para poder permanecer en el país donde te toque”.

Durante un entrenamiento de la selección

Tal vez, no haber podido ir al Mundial de Rusia, fue una de las tristezas que le dejó la carrera: “Está entre las cosas más tristes porque estuve en toda la Eliminatoria, jugando gran parte de los partidos y perderme el Mundial tan cerquita es una espinita que me va a quedar clavada, pero son cosas que tiene el fútbol. Estoy agradecido al cuerpo técnico de la selección, a los compañeros y trato de mirar todo del lado positivo y llenarme de eso”.

Ahora intenta disfrutar de todo lo que el fútbol le quitó durante años. La familia, los amigos, poner la pelota en el piso y mientras tanto estudia para recibirse de entrenador: “Estoy haciendo el curso, me quedan dos años. Lo estoy haciendo para tenerlo, hoy no me veo como entrenador, pero conociéndome capaz que dentro de dos o tres años me van a dar ganas y voy a tenerlo”.

“Al principio cuando era más chico yo decía: 'juego al fútbol y después no quiero saber nada'. Pero es inevitable, nosotros desde que nacemos estamos en el fútbol, el 95% de los jugadores profesionales lo que sabe hacer es jugar al fútbol y estar en el ambiente del fútbol, porque son tantos años y tanto tiempo que te lleva que no sabés hacer otra cosa. Entonces, algo voy hacer, también para poder distraerme, porque ahora está todo muy lindo, pero me conozco y después me voy a entrar a aburrir. Me veo dentro del fútbol, capaz que como técnico o como ayudante técnico de algún amigo. Si soy ayudante me gustaría ser de un amigo que me dejó el fútbol y no solo por estar dentro del fútbol, sino para tratar de sentirme cómodo y pasarla bien”, expresó.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...