Nacional > Medida de profesores

Da Silveira sobre paro en liceos: "Nunca buscaron una instancia de diálogo"

El futuro ministro lamentó que la primera medida anunciada por el sindicato de profesores de Montevideo

Tiempo de lectura: -'

18 de febrero de 2020 a las 05:04

Aún no asumió el nuevo gobierno. Todavía no se presentó el proyecto de ley de urgente consideración en el Parlamento. Ni siquiera comenzaron las clases. Pero antes de que todo eso ocurra ya se sabe algo sobre el futuro educativo: el 12 de marzo el sindicato de profesores de Secundaria de Montevideo realizará un paro de 24 horas en contra de la anunciada normativa.

De esa forma, la Asociación de Docentes de Educación Secundaria (ADES) de Montevideo fue el primer gremio en colocar una medida de lucha en la agenda del próximo gobierno. Los otros sindicatos también se pusieron de punta contra las transformaciones planteadas en el documento de la coalición pero aún evalúan los pasos a seguir.

La noticia del paro propuesto en los liceos cayó mal en el gobierno electo. En rueda de prensa, el futuro secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, fue el primero en criticar la medida y dijo que el paro es “ideológico” porque no impulsa ninguna “reivindicación”. También ante los medios, el ministro de Educación designado, Pablo Da Silveira, le pidió al sindicato que “piense en lo más débiles” y no realice una medida que perjudicaría a “miles de familias” que no tienen con quién dejar a sus hijos, además de a los propios estudiantes que perderían un día de clase.

Luego Da Silveira conversó con El Observador y profundizó en su argumentación con una crítica puntual a los docentes sindicalizados de la capital. “Nunca buscaron una instancia de diálogo con el nuevo gobierno. Nunca buscaron un espacio para que nosotros pudiéramos explicarle el significado de las medidas. Arrancan por el paro. Eso es una pena. La huelga es un derecho constitucional pero lo ideal sería que fuera la última de las medidas y no la primera", dijo.

La Federación Uruguaya de Magisterio (FUM), en cambio, sí comenzó con el diálogo. Las principales autoridades del sindicato de maestros se reunieron este lunes con Da Silveira y le llevaron un pedido concreto: que se elimine el capítulo referido a los cambios en educación de la ley urgente.

Según contó la dirigente Graciela Arbeleche a El Observador, ante la solicitud recibieron lo que consideró una “mala noticia”. Da Silveira les dijo de forma contundente que eso no estaba en discusión. “Realmente fue bastante impactante”, expresó Arbeleche.

Los maestros entienden que el gobierno electo tiene “todo su derecho” en realizar cambios en la enseñanza pero creen que las modificaciones deben “tener otros tiempos de discusión y de análisis”, que la ley urgente no permite. Consideran que esa herramienta jurídica evita el proceso de debate necesario para llevar adelante las transformaciones propuestas.

Para el futuro ministro el “procesamiento de los cambios educativos a través de una ley de urgente de consideración” es una de las “promesas electorales” que el nuevo gobierno tiene que cumplir. "En una sociedad democrática los que gobiernan son los representantes de los ciudadanos no las corporaciones", dijo.

Además, ante los cuestionamientos acerca de que el anteproyecto de la ley urgente propone cambios sin urgencia alguna, Da Silveira sostuvo que lo que la Constitución define como urgente “no son los problemas que trata la ley” sino “el procedimiento de aprobación de la ley”.

“Queda a criterio del gobierno el decidir cuando la aprobación de una ley tiene urgencia con ese gobierno o cuando no la tiene. No nos olvidemos que el Frente Amplio aprobó la creación del Sucive, de la patente única, con una ley de urgente consideración. Difícilmente alguien podría sostener que eso era un problema. Simplemente el gobierno de la época entendió que era urgente disponer de ese elemento jurídico”, agregó.

Pero más allá de estas discrepancias, en la reunión entre el gobierno electo y la FUM se pudieron aclarar algunos “malentendidos”, en palabras de Da Silveira. Para Arbeleche sus preocupaciones están sobre “lo que está escrito” en la normativa y pretende que esas aclaraciones que les hizo el futuro jerarca en la charla luego queden explícitas en el papel. “El puede tener una intención pero lo que vale es el documento que queda escrito", apuntó la sindicalista.

La FUM tendrá el sábado 29 de febrero su primera Mesa Representativa Federal del año y en ese ámbito decidirá los pasos a seguir. Pero desde antes seguirán dando lucha para que no haya artículos referidos a la educación en la ley urgente. Este martes la FUM se reunirá con el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, y el miércoles lo harán con el secretario general colorado y expresidente de la República, Julio María Sanguinetti.

La Federación Nacional de Profesores de Educación de Secundaria (Fenapes), por su parte, tendrá su Asamblea General el 27 de febrero dónde evaluarán las medidas a tomar. Al término de esta edición se encontraba reunida la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza de Uruguay (CSEU), donde, entre otras cosas, se discutían "consideraciones y posiciones acerca de la ley de urgente consideración" y "planteos" que se le pueden llevar al PIT-CNT.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...