Espectáculos y Cultura > CULTURA Y COVID

Daecpu alineado a que el carnaval vuelva cuando haya seguridad para todos

“El carnaval va a volver cuando haya seguridad para todos, para los carnavaleros, para el público, para toda la sociedad”, afirmó Jorge Ferreira, prosecretario en la nueva directiva de una Daecpu "en excelente relación con la intendencia y el gobierno"

La murga Garufa en una de sus presencias en la liguilla carnavalera, entre las mejores.

Tiempo de lectura: -'

15 de febrero de 2021 a las 05:00

“El carnaval va a volver cuando haya seguridad para todos, para los carnavaleros, para el público, para toda la sociedad”, afirmó Jorge “Pucho” Ferreira, prosecretario en la nueva directiva de Directores Asociados de Espectáculos Carnavalescos y Populares del Uruguay (Daecpu).

La zafra de carnaval de 2021 quedó sin suceder, en el marco de las restricciones derivadas de la emergencia sanitaria por la pandemia de covid-19.

“Eso fue un impacto tremendo, pero era lo que había que hacer, lo entendimos y desde Daecpu estamos totalmente alineados a lo que quiere la Intendencia de Montevideo, que es evitar aglomeraciones y eso hacía imposible tener carnaval, un espectáculo tremendamente popular y masivo: ponés un conjunto en la rambla y se juntan miles de personas, incluso no se precisa que sean los conjuntos de mayor renombre”, declaró.

También dijo que “ideas se tiran siempre, intenciones hay, tenemos cosas pensadas, pero cuando se haga algo se hará con la total seguridad de que no hay riesgos para nadie, si se hace algo será algo que respete en todo los protocolos oficiales”.

Jorge "Pucho" Ferreira, prosecretario de Daecpu.

Ferreira dijo que “hay un diálogo constante y de excelente nivel con Carolina Cosse, Pablo Barletta, Jorge Braga, Ramiro Pallares… con toda la intendencia, también con las autoridades de Tenfield que son una pata clave en toda la difusión del carnaval y con el gobierno, incluso hemos tenido excelentes diálogos con Miguel Asqueta (Director General de la Salud en el Ministerio de Salud Pública), “un carnavalero, hizo carnaval en Carmelo y acá en Los Patos Cabreros”. En definitiva, subrayó, "estamos en excelente relación con la intendencia y el gobierno".

A propósito de buenos relacionamientos con la intendencia y el gobierno nacional, expresó: “En Daecpu tenemos el orgullo de decir que somos totalmente apolíticos, en nuestra mesa de directiva antes de las elecciones nacionales y de las departamentales se sentó gente de todos los partidos, tenemos claro que en todas las tiendas hay gente que reconoce el valor cultural, social y económico del carnaval”.

Ferreira recordó reuniones “en la mesa de Daecpu” con actores del sector político y no solo con referentes de la izquierda, a quienes se suele vincular rápidamente, sino también con Luis Lacalle Pou, Álvaro Delgado, Jorge Gandini y Pedro Jisdonian, por mencionar apenas algunos ejemplos.

Recordó que recientemente, tras una idea del anterior consejo directivo, Daecpu contrató servicios de Factum y Cifra “para ponerle números al carnaval”, y se obtuvieron datos estadísticos y muchas lecturas derivadas, entre ellas, que el carnaval zafralmente moviliza y es fuente de ingresos directos o indirectos para 40 mil personas y que en los conjuntos, entre los que concursan y otros vinculados, solo entre componentes hay 5.000 personas.

La zafra de carnaval de 2021 se suspendió, para evitar aglomeraciones.

Una mano en pandemia

En otro orden, Ferreira explicó que en momentos complicados “con gran alegría” Daecpu participa en el convenio que creó el fondo Waldemar “Cachila” Silva, junto con la Intendencia de Montevideo y el Sindicato Único de Carnavaleros del Uruguay (Sucau), fondo que distribuirá un subsidio de $ 10.000 a componentes, técnicos y utileros afectados por la suspensión de las actividades de carnaval.

Daecpu, para que nadie entre los potenciales beneficiados quede sin asistencia y ampliar el alcance del beneficio, sumó a los $ 15 millones que invirtió la intendencia un aporte adicional de US$ 23.500.

Además, destacó Ferreira, gestiones encaminadas ante las autoridades de Abitab por Alfredo Jaureguiverry, vicepresidente de Daecpu, y concretadas por el presidente Enrique Espert y la Cra. Olga Santinelli, permitieron que las personas que cobrarán el subsidio (serán 1.592 en total) no deban hacer ningún desembolso por la gestión administrativa correspondiente al pago y cobro.

Reconocimiento al sindicato

“En esta administración que preside Enrique Espert Daecpu ha tenido dos actitudes históricas”, afirmó Ferreira.

Por un lado, ese involucramiento en el fondo “Cachila” Silva y el aporte adicional mencionado, “con el sentimiento de cariño y la obligación moral de proceder porque el fondo tiene el nombre de un tremendo carnavalero, directivo de Daecpu, una gran persona, un gran articulador en el mundo de las comparsas que dejó un legado hermoso para sus hijos y mucha gente”, dijo en alusión a Waldemar Silva, fundador y creador de la comparsa C 1080.

Por otro, destacó, el reconocimiento oficial a Sucau (sindicato de carnavaleras y carnavaleros) el pasado mes de enero.

Todo eso sucede, remarcó, “en el marco de un excelente relacionamiento de Daecpu con las autoridades de la intendencia”.

En otro orden, Daecpu, una entidad que pertenece a los directores de los conjuntos de carnaval, decidió en el marco de la emergencia sanitaria dar una mano a los directores, con base en recursos propios. Para eso recurrió a una cifra de aproximadamente US$ 30.000 que destinó, también a modo de subsidio, para los directores de los conjuntos, distribuyendo ese aporte segmentando a los destinatarios en tres escalas: los conjuntos que participaron en la liguilla del carnaval de 2020, los que iban a participar en la prueba de admisión para el carnaval de 2021 y los denominados fuera de concurso y comparsas de calle. También, mencionó Ferreira, hubo dos entregas de canastas sanitarias y alimenticias, con un total de 660 canastas.

La creación de una Comisión de Género, presidida por Katya Zakarian y Florencia Gularte, es otro aspecto relevante, en una actividad que cuenta con la colaboración de Glenda Rondán y varias personas más, que ambientará talleres desde marzo, en los que se proyecta contar con el aporte de Sucau.

La directiva de Daecpu que asumió en 2020.

La comisión directiva

En un nuevo período de cinco años de gestión, la nueva directiva de Daecpu, “que funciona en régimen de consejo ampliado, apostando siempre a los consensos, buscando nuevos caminos y dar las señalas correctas, con nuevos aires carnavaleros” dijo Ferreira, quedó integrada por siete miembros titulares (Enrique Espert, presidente; Alfredo Jaureguiverry, vicepresidente; Carlos Nípoli, secretario; Jorge “Pucho” Ferreira, prosecretario; Hugo Correa, tesorero; Katya Zakarian, protesorera; y Ruben “Pancho” Cancela, vocal) y otros siete suplentes: Gustavo “Jean Claude” Pérez, Artigas Contrera, Miguel Villalba, Carlos Larraura, Julio “Bicho” Yuane, Daniel Pascale y en tal condición estaba Waldemar “Cachila” Silva, recientemente fallecido.

 

Escuela carnavalera en pausa

Ferreira, en otro orden, mencionó que “lamentablemente” sigue sin volver a funcionar la Escuela de Artes y Oficios del Carnaval Juan Antonio Iglesias.

“Eso fue un éxito terrible, una gran idea de Daecpu, fueron tres años capacitando y diplomando en distintas disciplinas artísticas, arrancamos con 400 personas el primer año y en el último había 900, dándole trabajo además a muchos técnicos como talleristas, pero no se pudo seguir”, lamentó.

Los motivos, explicó, fueron varios: los límites que impuso la emergencia sanitaria, que no se han renovado los apoyos que brindaba el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) y que se vendió la vieja sede de Dacepu, sobre la Av. Suárez, aprovechando una muy buena oferta que apareció en el mercado inmobiliario que permitió bajar costos y conseguir un capital muy importante para las arcas de la institución, que ahora concentra todas su actividades en la nueva sede propia, también sobre la Av. Suárez.

Uno de los talleres en la Escuela de Carnaval "Antonio Iglesias".

El sueño de Garufa y nuevos aires carnavaleros

Cada vez que se habla con un director de un conjunto de carnaval que de momento no está activo es inevitable preguntar cuándo regresará ese título. Sobre Garufa, la murga de “Pucho” Ferreira, dijo: “Es una hija, un sueño cumplido, con amigos logramos un producto artístico de muy buen nivel, en la liguilla en los tres años que participó, algo que no es fácil porque se precisan muchos talentos, hay mil cosas a atender, uno gestiona 40 personas que son 40 familias; hoy es difícil repetirlo, tengo un trabajo muy absorbente y se precisan tiempos y una espalda económica que no están”.

La experiencia carnavalera de “Pucho” Ferreira es amplia. Lo más reciente fueron esos logros con Garufa, los cinco años en los que fue parte de la movida que dio vida a la murga El Gran Tuleque que también fue siempre liguillera y los 15 años en los que se desempeñó como gestor cultural de Western Union, “gracias al respaldo de Darío Álvarez y su familia”.

“Veo, con alegría, que soplan nuevos aires carnavaleros y eso nos tiene a todos muy entusiasmados en Daecpu, por eso fue que acepté ser parte del equipo directivo, por eso y porque en la vida hay que ser agradecido y en un momento muy complicado por un tema de salud de mi hija, Enrique Espert estuvo a mi lado y me dio una mano tremenda”, concluyó.

Jorge "Pucho" Ferreira, en Garufa.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...