Cargando...
Las jugadoras de Scuola la tienen en el cielo

Polideportivo > HANDBALL

Daniela Mata, apasionada, inspiradora y multicampeona del handball uruguayo

La entrenadora de Scuola Italiana volvió a ganar el Federal femenino con talentos formados a su imagen y semejanza, y con nuevas generaciones hechas en casa

Tiempo de lectura: -'

19 de diciembre de 2021 a las 14:07

Conoció el handball de grande, a los 18 años, pero fue amor a primera vista. Antes practicó tenis y gimnasia artística en el club Malvín y vóleibol en El Bosque, cuando vivía en Lagomar, y donde se federó en la Liga de Canelones. Pero la dinámica, el ida y vuelta y el contacto defensivo del balonmano le ganaron y así, Daniela Mata inició un camino que hoy la tiene como una entrenadora de referencia a nivel nacional en este deporte.

Con su Scuola Italiana, el domingo pasado, volvió a ganar el Federal tras imponerse en la final del Súper 4 a Malvín por 27-21.

Su equipo había ganando el torneo en 2018 y 2019 mientras que en 2020 conquistó el Clasificatorio y quedó a la espera del Súper 4 con el número 1. Sin embargo, en noviembre de ese año, la definición del torneo se postergó por el aumento de casos de covid-19 y en marzo de este año la espera se estiró por tres veces por un nuevo rebrote.

Según explica a Referí el presidente de la Federación Uruguaya de Handball, Gustavo Modernell, “el torneo se dio por concluido sin campeón”. Pero Mata siente que las campeonas fueron ellas y que este año su equipo coronó un tetracampeonato: “A todos nos pareció bien cerrar en junio la temporada pasada, pero no tengas la menor duda de que nos sentimos campeonas; el del Clasificatorio fue un título que costó y se ganó. Este es el cuarto título consecutivo para mí, me da igual lo que digan”.

El aplauso de admiración para sus jugadoras

Sus jugadoras le dicen “la Dueña” y para ellas es un modelo de inspiración: “Es una guía dentro y fuera de la cancha. En lo personal, comparto la profesión de dirigir al cuadro juntas en categoría menores, lo cual me ha permitido aprender mucho de su experiencia deportiva y profesional. Con respecto al juego, ha sido quien me ha formado como jugadora, desde el 2006 a la fecha, y me ha ayudado a crecer en los aspectos técnicos-tácticos en este deporte”, expresa Mariana Gómez, una de las armadoras del equipo.

“Para el handball de Scuola Italiana, Dani es una eminencia, es la creadora de las formativas y la líder que lleva a cabo un proyecto de una gran familia, llamada SIM y del que tengo el orgullo de formar parte, como jugadora y formadora”, agrega.

Sofía Cherone es otra de las jugadoras de la vieja guardia que se formó con Mata y que sigue ganando títulos: “Creo que cuando uno elige un entrenador está eligiendo un guía y no solo dentro de la cancha. El deporte te deja muchas cosas que van más allá del 40 x 20: disciplina, compromiso, respeto, sentido de pertenencia, responsabilidad. Ser entrenador y lograr el equilibrio entre ser guía, a veces padre o madre, a veces compañero, no es fácil. Pero creo que Dani logra equilibrar todo de tal manera que eso la vuelve una líder increíble, porque logra sacar de cada una de nosotras nuestra mejor versión. De alguna forma nos hace lograr que estemos seguras y confiemos en lo que tenemos y podemos hacer, y eso es mucho más que solo jugar bien. Eso hace crecer a un jugador, y no solo técnicamente, y cuando se construye desde todas las partes, se crea un equipo y un equipo sólido. Nos enseña a confiar, porque eso lleva tiempo, esfuerzo y trabajo. Pero no solo no deja que no nos conformemos, sino que nos da siempre las herramientas para ir por más. Y si ir por más es entrenar bajo lluvia cargando mil materiales, ella es la primera en estar ahí, mojándose y cargando junto con nosotras”, cuenta.

“Dirigir puede dirigir cualquiera, pero para guiar hacen falta muchas más cosas que solo pararse en el banco. La capacidad de resiliencia y de aceptar que no se trata de adaptar a los jugadores a un tipo de juego, sino de crear un tipo de juego que haga brillar cada una de las cualidades de sus jugadoras, para que cada una pueda poner en la cancha lo mejor que tiene. No se impone como líder, a pesar de serlo, sino que da lugar a que cada uno lidere desde su fortaleza. Dani es un ejemplo a seguir en todo sentido”, agrega.

Noelia Artigas, la mejor golera uruguaya, llegó de grande a Scuola tras jugar en Náutico y Hebraica Macabi: “Para mí Dani como entrenadora representa toda la dedicación, la pasión y la entrega. Creo que ninguna de nosotras como jugadoras podemos ni compararnos con lo que ella hace, da y entrega por este equipo. Creo en su forma de ver el juego, creo en su estrategia, y confío 100% en ella como entrenadora. Nadie puede tener dudas de que es de los mejores entrenadores de handball de nuestro país y ya lo ha demostrado muchas veces”.

El abrazo con Noelia Artigas

Mercedes Amor, amiga y exjugadora de selección uruguaya, fue quien la arrimó a este deporte. La llevó a jugar a Defensor Sporting. En 1995, Mata pasó a Malvín y desde 1999 defendió a Huracán Buceo donde ganó dos federales y donde pasó a ser entrenadora en 2007 ganando ese año su primer Federal como DT.

En 2009 el plantel se mudó a Scuola Italiana y desde entonces ganó los Federales de 2009, 2010, 2012, 2018, 2019 y 2021 (tomando la versión oficial de la Federación con respecto al 2020).

Pero su trabajo va mucho más allá del primer equipo. En 2013 puso en marcha un proyecto de formativas y los frutos ya comienzan a verse arriba. En la final de este año, la juvenil Candelaria Duarte fue elegida como la mejor jugadora de la final.

“A nivel formativas no había nada en Scuola, ninguna actividad federada, armamos todo de cero”. Este año las menores –dirigidas por Mapi Gómez– salieron terceras, las cadetas cuartas, las juveniles y las sub 23 vicecampeonas. A todas esas categorías también las dirige Mata. Gómez se encarga de la preparación física de todos los equipos en un rol que la entrenadora define como “clave”.

“No me estresa ganar en formativas pero sí llegar a jugar instancias de semis porque eso te da roce y te enseña a manejarte bajo presión”, afirma Mata, quien clasificó a la selección femenina junior al Mundial de 2008 y que en 2011, con Leonardo Puñales, llevaron por última vez a Uruguay a un Mundial en damas.

Ve todos los torneos de handball que se transmiten en el mundo: pasión pura

“Lo más duro de tener tantos grupos a cargo en Scuola son los fines de semana porque me llegué a sentir agobiada con las finales y agotada para dirigir a las mayores, pero es hermoso llegar a las instancias finales en todas las categorías”, dice la DT.

Sobre la definición del torneo, Mata reveló que el grupo sufrió un fuerte sacudón cuando perdió el Clasificatorio con Malvín. Ganaron la primera final por tres, pero perdieron la revancha por cinco. “Percibíamos que algo no andaba del todo bien, pero más de la parte grupal que de lo técnico-táctico. Al otro día nos sentamos a solucionar nuestras cuestiones haciendo terapia de grupo. Y todo se destrabó. Con Layva, en la semifinal del Súper 4, jugamos re bien y con Malvín llegamos a estar como 10 goles arriba en la final. Los grupos tienen sus vidas, gente que va y viene, muchas chicas jóvenes que se insertan y hay que saber llevar esos procesos. Fue increíble destrabar lo que nos tenía atadas con algo que no fue deportivo, pero que demuestra la madurez del grupo y de sus líderes”.

Tras ganar el Federal 2012

Este año ya no estuvo Jussara Castro, que había vuelto en 2019, sí retornó Fabiana Sención, volvió a estar Eliana Pérez y tras sufrir una fractura en la mano recuperó para los dos últimos partidos a Manuela Trelles. El aporte de Candelaria Duarte fue determinante: “Para que una juvenil se luzca quiere decir que el equipo fluyó de la manera que tenía que fluir y se terminó luciendo la más chica. Cande es 2003, segundo año juvenil, la dirijo desde los 9, la tenía en el colegio y con 12 años la traje a Scuola, y siguió carretera; siempre se perfiló con gran potencial, y con 18 años logró plasmar un juego impresionante. Jugó todo el año con las senior, pero también juega juveniles y sub 23”.

Licenciada en Educación Física, Mata trabaja también en primaria de Scuola enseñando handball con Laura De los Campos.

Su vida no tiene días libres ni pausas en los fines de semana mientras se juega o se entrena: “Trabajo de lo que amo y me apasiona, eso te devuelve algo mágico cuando ves a tus grupos crecer”. En esa pasión se explica el éxito del equipo más laureado de la historia reciente del handball femenino uruguayo.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...