Fútbol > INFORME

De Figueroa a Ronaldo: el deterioro de los zagueros importados

Ronaldo fue el octavo zaguero extranjero contratado por Peñarol en el nuevo siglo; entre todos ganaron un título solo

Tiempo de lectura: -'

07 de julio de 2017 a las 05:00

Luego de protagonizar negativamente la semana con unas declaraciones explosivas contra su entrenador en una semana clave, Ronaldo Conceiçao recibió ayer el alta médica de su sexto paso por la sanidad en apenas seis meses y su ciclo como jugador del plantel principal se terminó.

En Primera no lo quieren ni Gonzalo De Los Santos, quien le dijo que bajará a Tercera División cansado de las recurrentes lesiones del zaguero, ni el entrenador Leonardo Ramos quien fue protagonista de todos sus dardos mediáticos y tuvo que contenerse de responder para no resquebrajar aún más la intimidad del plantel.

Incluso los referentes del grupo lo criticaron por elevación, sin nombres propios, cuando pidieron en una charla grupal mantener la concentración al máximo de cara al partido con Defensor Sporting que puede significar el boleto a la final del Torneo Intermedio.

El zaguero brasileño llegó en enero desde Atlético Mineiro con una inactividad prolongada y un salario alto que nunca pudo justificar ya que en seis meses apenas jugó 90 minutos. Por eso, si bien tiene contrato vigente hasta diciembre, se buscará rescindir el vínculo y sus representantes ya le buscan equipo para el Torneo Clausura.

Peñarol quedará solo con el paraguayo Iván Villalba como extranjero en la zaga que, si bien tuvo minutos de calidad con el primer equipo, nunca logró adueñarse de la titularidad que hoy le pertenece a Yeferson Quintana y a Ramón Arias. El zaguero paraguayo tuvo buenos partidos, demostró carácter y firmeza, pero le faltó regularidad para ser un jugador clave en el esquema de Ramos.

Ese escenario disparó la interrogante puertas adentro. ¿Qué pasa con los zagueros extranjeros? ¿Por qué no rinden lo suficiente? ¿Se trajeron jugadores probados o se compró por catálogo?

Desde el año 2000 a la fecha, Peñarol contrató a ocho zagueros extranjeros y, si bien todos tuvieron compañeros, entrenadores y suerte diferentes, ninguno logró un destaque que les permitiera ganarse el cariño de los hinchas.

El nuevo siglo se inauguró con Luiz Nunes, un brasileño nacido en Santana do Livramento y que llegó para jugar en la Tercera División de Peñarol en 2001.

Garotinho, como apodaron los hinchas al zaguero, debutó en 2002 y permaneció hasta 2007 cuando Gustavo Matosas decidió liberarlo. Fue campeón uruguayo en 2003 con Diego Aguirre y su pico de rendimiento fue en la temporada 2006-2007 con Gregorio Pérez como DT y Paolo Montero como compañero de zaga. ¿Un dato? Se retiró jugando dos temporadas en Europa, al servicio del Académia de Coimbra, equipo de la Primera División de Portugal.

A Nunes lo siguió el haitiano Jean-Jacques Pierre quien llegó desde el fútbol argentino en 2004.
Rápido, espigado y atlético, Pierre llegó a un plantel que tenía como zagueros al propio Nunes, Joe Bizera, Guillermo Díaz, al juvenil Eduardo Mieres y al actual entrenador mirasol Leonardo Ramos.

Un incidente con Gabriel Cedrés en un entrenamiento precipitó su salida. ¿Qué fue de su carrera? Jugó seis temporadas en Nantes de Francia, una en Panionios de Grecia y desde el 2012 retornó a Francia para jugar en Caen, Angers y Paris Football Club. Nada mal.

En 2005 llegó el colombiano Félix García desde Plaza Colonia luego de ser rechazado en una prueba en Nacional. Con Fernando Morena como entrenador tuvo un paso muy discreto por el club y se fue a Independiente Santa Fe de su país. Hoy, a los 33 años, juega en Deportivo Pasto.

Para la temporada 2006 llegó el hondureño Junior Izaguirre de la mano de Pablo Bentancur pero su aventura duró cuatro meses y un puñado de minutos. Regresó a Honduras y jugó toda su carrera sin volver a salir al exterior.

En el inicio de 2007 quien se sumó a expreso pedido de Matosas fue el argentino Matías Manrique, quien había jugado en Arsenal de Sarandí, Independiente de Avellaneda y Danubio. Hizo algunos goles y sumó varias tarjetas en un Peñarol que terminó a 18 puntos del campeón. Al cierre de la temporada se fue a Huracán de Parque Patricios.

Peñarol estuvo una década sin contratar zagueros extranjeros hasta la llegada de Bressan, el brasileño que llegaba con credenciales tras jugar en Gremio, Flamengo y la selección olímpica de Brasil. Sin embargo su rendimiento cayó en picada de manera estrepitosa y fue devuelto a Gremio antes de que terminara su contrato luego de 13 partidos y un gol ante Sportivo Luqueño por la Copa Sudamericana.

Del año 2000 a la actualidad la experiencia de Peñarol con centrales extranjeros fue muy pobre y para quienes vieron al paraguayo Juan Vicente Lezcano o al chileno Elías Ricardo Figueroa con la camiseta oro y carbón, este siglo resulta una pesadilla.

Dos cifras

8 son los zagueros extranjeros que contrató Peñarol desde el año 2000 hasta hoy: Luis Nunes, Félix García, Jean-Jacques Pierre, Junior Izaguirre, Matías Manrique, Bressan, Iván Villalba y Ronaldo.
1 título logró apenas Peñarol con zagueros importados en el nuevo siglo. El único campeón fue Luiz Nunes en 2003 con Diego Aguirre.

Comentarios