Cargando...

Fútbol > EL ANECDOTARIO DE PERCHMAN

De una cena con refuerzos tras un pase por US$ 3 millones al viaje en remise como Mr. Jhonson

A lo largo de dos décadas en el fútbol, Perchman vivió los momentos más variados y los repasa en este anecdotario

Tiempo de lectura: -'

07 de noviembre de 2020 a las 05:03

“El primer pase de Seba Fernández tiene una gran anécdota. Era la primera vez que iba con él a la sede de Defensor. Tenía 18 o 19 años y era igual que ahora, con esa sonrisa enorme que muestra siempre, y la alegría a flor de piel, pero era un gurí. Mientras estábamos en la sede y terminaban de preparar el contrato, Fernando Sobral me llama por separado a su escritorio y me dice: ‘Decime la posta, si viniste en ómnibus este pibe no pagó boleto, ¿no? Porque con una túnica no paga boleto’. A Fernando, que siempre fue una persona muy inteligente y sarcástica, le dije: ‘Esperá, y cuando lo entre a la cancha vemos si le erramos’. Y me dice: ‘Me hiciste comprar un pedazo del pase de este pibe que parece un escolar’. En su debut, Liverpool ganaba 2-1 en el Franzini, entró Seba para los últimos 20 minutos y convirtió el empate y el 3-2. A partir de allí, el crecimiento y la historia de Seba es muy conocida, pero siempre me quedó grabada aquella anécdota”

El pase de US$ 3.000.000 y una cena con refuerzos en el cordón de la calle

"El día que Seba Fernández pasa a Málaga, entré a las 18 a la sede del club. En aquel momento teníamos el problema de la rodilla de él, que le había truncado algunos pases. En ese momento recién entraban los jeques Málaga y había una CEO que interactuaba con ellos. En aquel momento recuerdo que fuimos a negociar con el abogado de Banfield, un amigo, Pipo Palomar. La negociación terminó a las 2 de la mañana, con el pase hecho y teníamos un hambre increíble. Estaba todo cerrado y terminamos comiendo un refuerzo sentados en el cordón de la vereda. Pipo siempre me decía: ‘Flavio, esta imagen no la cree nadie'. Veníamos de hacer un pase por US$ 3.000.000 y estamos comiendo un refuerzo en plena vereda del aeropuerto de Málaga, porque fue el único lugar que encontramos abierto para picar algo”.

Olivera, la llamada de Maradona y el mensaje que guardó para siempre

“Después de la final de la Libertadores de Peñarol 2011, llegó una oferta para Juan Manuel Olivera a través de Golarte. Era para Al-Wasl que dirigía Maradona. Ese día le digo a Juan: ‘Esta noche te va a llamar el Diego’. Juan siempre pensó que se trataba de una broma. No sé a qué hora, tarde de noche, me llama y me dice: ‘¡Bo, me llamó Diego, tengo un mensaje de él! No lo borro nunca más’. Me contó que le decía que quería contar con él, que lo esperaba. Siempre me acuerdo que Juan me hizo escuchar el audio y estaba shockeado. Luego vivió todo lo que le tocó con Diego, pero el primer impacto para él fue muy grande.  Juan Manuel es uno de los grandes símbolos de mi carrera. Tengo 19 años de relación empresarial sino de amistad con él y tenemos una confianza muy grande. Es uno de mis jugadores top en todo sentido".

El pase de Federico Rodríguez y Pablo Cepellini

"Dos de los pases más curiosos que me sucedieron en mi carrera fueron los de Federico Rodríguez y Pablo Cepellini, a quienes representaba, tenía una participación Nelson Ferro y el pase lo trajo Pablo Bentancur. Habíamos pasado a los dos de Bella Vista a Peñarol. El pase lo firmaron antes de ir al Sudamericano sub 20, y como el pase se concretó enseguida, nunca llegaron a ir a Los Aromos. Hubo gente que pensó que se hizo a propósito todo aquello, pero la realidad es que no fue así. Peñarol los llevó como dos jóvenes promesas, y en aquel momento Peñarol se ganó un dinero importante sin haber jugado ni haber ido a entrenar en Los Aromos. Eran dos chicos que había tomado en la Quinta de Bella Vista.

El pase del Bola González a México

“En 2002, después de hacer el pase de Rodrigo Lemos a México, seis meses después tuve la oportunidad de hacer la transferencia del Bola González, de Bella Vista, con casi con 29 años. Se iba a Pumas de México. Además de Bella Vista, Pablo Talarico tenía una parte del pase, a quien conocía de verlo en la sede. En un momento de la operación teníamos una diferencia de unos US$ 10.000 y le dije: ‘Pablo, por favor, para mi este pase significa mucho’. Después de darle una vuelta, aceptó hacer el pase, que a mí me daba mucha más tranquilidad porque había pasado por tiempos difíciles en 2001 y recién pude sacar la cabeza con el pase de Rodrigo Lemos en 2002, y lo refrendaba con el del Bola. Ahora, 18 años después, me vuelvo a reencontrar con Talarico que este año me ayudó a llevar a Eduardo Acevedo y a los refuerzos uruguayos a Chile”.

El abrazo en el Mundial de Sudáfrica

“De las muchas cosas que me pasaron en el fútbol en estos 20 años, difícil que haya alguna igual a lo que sentí en la caminata de Seba Abreu en el penal contra Ghana en Sudáfrica 2010. Estaba absolutamente convencido que la iba a picar y que lo iba a convertir, porque está tocada por la varita mágica, y tiene una determinación que logran muy pocos jugadores. Estaba con mis dos hijos en el estadio, y les decía: ‘La va a picar, la va a picar y vamos a pasar’. Para siempre me voy a acordar el abrazo interminable que nos dimos con mis hijos, ellos llorando como locos y disfrutando sin tener conciencia que nuestra generación nunca había visto triunfos de la selección de relevancia, y que había tenido que esperar 40 años para vivir algo así”.

La época en que trabajó con Carlos Manta

"En el período de pases de 2001, cuando estaba realmente complicado porque no me salía nada, decidí además de continuar con el fútbol, porque le había dicho a Ana que no iba a dejar, de salir a buscar algún otro laburo para complementar los gastos de la casa. Ahí me tomó la gente de Balman, de Baliño y (Carlos) Manta. Empecé a trabajar como vendedor de imprenta y para mi fue un aire importante. A Manta lo conocía del fútbol. Y ahí están las vueltas de la vida: Baliño era dirigente de Rentistas, Manta estaba muy vinculado a Rentistas, y para mi fue una salida transitoria, pero muy importante, y en definitiva también se transformó en mi primer acercamiento al club".

Los jugadores símbolos: Jadson Viera y Andrés Lamas

"Para mí, los jugadores símbolos son muy importantes en todos los equipos y son claves en las conquistas. Andrés Rodales y, sobre todo, Alexis Rolín, a quien le insistí mucho para que viniera. Alexis nos hizo pasar un momento increíble durante todo el año y se lo agradecí un mes antes que terminara el Apertura. Además, quiero destacar a dos jugadores que son dos símbolos impresionantes en el fútbol: uno es Jadson Viera, que es patrón. Es el jugador más influyente con sus compañeros que conocí en el fútbol uruguayo, es un líder que nunca tiene que levantar la voz y genera un respeto único. No tiene que mostrarse demasiado. Es quíntuple campeón del Uruguayo. El otro es Andrés Lamas. Es el jugador con mayor amor propio que vi en mi vida, que superó muchos inconvenientes muy grandes y difíciles. Y con Andrés, como con Jadson, cuando están en Defensor o en Danubio pasan cosas muy buenas en esos equipos".

El legado de Tabárez

"Con Óscar me une una relación que empezó hace 27 años. Entiendo que sobre su trabajo en la selección el tiempo le dará un valor que difícilmente hoy la gente se lo dé. ¿Por qué? Porque planteó un proceso que cambió radicalmente la manera de pensar y de sentir. Instaló el respeto, la organización y muchos aspectos que generaron un nuevo entorno. A veces me da risa cuando dicen que determinados procesos están acabados, cuando una persona tuvo cuatro eliminatorias al frente de la selección y en las cuatro no solo clasificó sino avanzó en su serie del Mundial. Estas cosas se valoran cuando no las volvés a tener. Es cierto que tuvo una generación de muy buenos jugadores, pero esos jugadores son el resultado de un trabajo que se hizo de forma tan profesional e ininterrumpida desde las selecciones sub 15, sub 17 y sub 20, que culminaron con un montón de jugadores de tanto nivel que difícilmente podamos tener".

El día que fue Mr. Jhonson

“Esta anécdota es una picardía de la época de vacas flacas. Cuando llegaba a México y en cada ida del aeropuerto al lugar de destino en un taxi me salía un dinero que no tenía. Eran los tiempos en que contaba cada peso que llevaba. Aquella vez iba cerca del hotel Intercontinental. El viaje era largo y costoso. Me acuerdo, cuando salgo del aeropuerto, que veo un cartel reluciente de un chaparrito mexicano que decía: ‘Mr. Jhonson Hotel Intercontinental’. Dudé un instante, pero me dirigí directo hacia él, le di la mano y hasta el día de hoy no sabe a quién llevó. Me bajé en el hotel Intercontinental, caminé media cuadra y llegué a mi hotel. Siempre me quedé con esa anécdota, de haber utilizado un servicio que no había contratado”.

El homenaje a Pino Marciano

“Es difícil evaluar el título de este año con Rentistas sin acordarme de Pino Marciano, un amigo al que se lo llevó el covid-19, con quien compartimos una mesa el día posterior a que se suspendió el campeonato (en marzo). También es real que difícilmente podría haber un homenaje más lindo y grande que haber puesto su foto en la camiseta con la que jugamos en la vuelta del fútbol, en agosto, y eso nos fue guiando hasta obtener el campeonato. No es un hecho menor todo eso”.

El dolor por lo que vivió Gorocito

“Uno de los momentos más dramáticos que me tocó vivir en el fútbol fue la situación de Gorocito. Realmente un drama que no se lo deseo a nadie. Después de cuatro años tuvo la chance de volver a jugar al fútbol de manera milagrosa e increíble. Es un chico espectacular que no merecía pasar por lo que sucedió”.

El día que llegó por fax la oferta por Lemos

“El pase de Rodrigo Lemos a Pumas fue el punto de inflexión en mi carrera. Ese pase me permitió sacar la cabeza y tener cierta tranquilidad con un contrato de tres años para Rodrigo y cumplí con uno de los jugadores más importantes de mi carrera, porque me bancó en la época que no me salían las cosas. Rodrigo siempre me dijo que yo lo iba a vender. Ya pasaron 18 años y sigo recordando como si fuera hoy el momento en que lentamente iba llegando un fax, sí un fax, con la oferta de Pumas y los tres años de contrato”.

El mensaje a su hijo cuando llegó a Barcelona a los 20 años

“Siempre uno piensa que lo mejor está por venir, pero parte de la coronación de mi carrera como empresario fue haber llevado a Ronald Araújo a Barcelona. Llegar a ese club con mi hijo Nicolás y con Ronald, para firmar un contrato por cinco años, para mi marcó casi como un límite hasta donde podía haber llegado. Siempre seré un agradecido al mundo y a Pitongo (Delgado) que facilitó compartir ese pase. En ese momento le transmití a mi hijo Nicolás que el pase tenía algo muy bueno, pero algunos aspectos no eran lo mejor. Y me respondió: ‘Estamos en Barcelona y firmando el pase de Ronald, ¿qué puede estar mal?’. A lo que le respondí: ‘Tardé 20 años en llegar acá y vos estás llegando al principio de tu carrera. Después de esto casi todo es para abajo’. Por eso creo que también hay que valorar mucho las situaciones en las que llegas a determinado lugar, lo que se concreta y lo que no. Ese fue el mensaje que le pude dejar a Nicolás. Para mi fue como un premio y culminación de carrera llegar a este lugar y con un jugador que será un pase top en el fútbol mundial en el futuro”.

Lasarte le abrió la puerta de Nacional

“Martín Lasarte es uno de mis grandes amigos del fútbol. Es mi gran DT. Además, a través de él me permitió llegar a Nacional en dos oportunidades. La primera fue inigualable. Siempre voy a recordar el momento que juntos arribamos a la sede, nos bajamos, caminamos desde el estacionamiento hasta la entrada, subimos al primer piso para firmar a principios de 2005 el primer contrato profesional con Nacional, al club de mi vida con un técnico y para empezar a recorrer un camino que varios años después en el caso de él implicó ganar tres Campeonatos Uruguayos que es una marca reservada para unos pocos”.

El recuerdo a Carlos Ferragut

“La única gran pérdida que tuve en el fútbol es la de Carlos Ferragut. Uno de los tipos más brillantes, ocurrentes y graciosos que conocí en mi vida”.

El día que tuvimos que pagar una botella de champagne

“El pase de Seba Balsas a San Lorenzo tuvo connotaciones increíbles. Recibí un llamado para ir en un avión privado a tratar de resolver el tema. Como los tiempos no coincidieron, les dije que nosotros pagábamos el avión. Ese pase lo compartimos con Gerardo Arias. En ese momento yo estaba con el pase de Seba Fernández a Europa, así que quien viajó fue el Boca con Balsas. Me había resultado extraño, porque nos hicieron esperar a las 19 en el hotel Alvear, uno hotel en el que en general no hay reuniones del fútbol porque demasiado elegante y lujoso. Lo que sí recuerdo es que a las dos horas me llamó Gerardo y me dice: ‘Acá no vino nadie, estoy tomando champagne y están tocando en el piano A mi manera’. Asombrado le dije: ‘¿Esto no será una broma?’. Dos horas después lo confirmamos cuando vino la cuenta, no sé que malabares hicimos para pagar el champagne y todo lo que se originó en aquel frustrado encuentro por la transferencia. Por suerte a través de Juan Pablo López, un amigo, encauzamos el pase y Sebastián fue adquirido por San Lorenzo”.

La emoción de Aguada

"El día que salimos campeones con Aguada, el 6 de mayo de 2013, me voy a llevar para siempre el abrazo invisible de toda la hinchada, el abrazo real con Leandro (García Morales) y el 'Gracias Papá' de Nicolás, mi hijo, llorando, que terminó en un abrazo enorme que significó muchas cosas y se asemeja un poco al abrazo de tres años antes en Sudáfrica con mis dos hijos" .

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...