Darío Denis<br>
Defensor Sporting-Fénix
Suárez le reclama al línea en Defensor Sporting-Fénix
Waterman en Defensor Sporting-Fénix

Fútbol > TORNEO CLAUSURA

Defensor Sporting sufrió el día del golero

El violeta no se pudo quedar con la Anual porque Darío Denis se atajó la vida
Tiempo de lectura: -'
03 de diciembre de 2017 a las 21:30
Voló elástico de palo a palo, bajó todos los centros con autoridad, contuvo con seguridad y dio rebotes largos hacia los costados. El golero de Fénix, Darío Denis, fue muro y candado. Pájaro y gato. Superhéroe. Por él Defensor Sporting se vio impedido de ganar la Tabla Anual en la últinma fecha del Torneo Clausura y ahora deberá jugar una final con Peñarol.

Tan solo un punto necesitaba el violeta para quedarse con la tabla acumulada y llegar con ventaja a las finales del Uruguayo.

Sin embargo, el equipo de Eduardo Acevedo no especuló con la ventaja. Fue al frente, intenso como siempre. Fue protagonista con pelota al piso y explosión por las bandas.

Fénix, cumplido con evitar el descenso y sin chances de meterse a una copa, apeló a la táctica del sufrimiento. Se replegó, apretó las líneas y le puso el lomo al castigo.

Hay equipos que saben convivir con esa clase de sufrimiento. Saben bien que un golpe al mentón vale más que cien sobre la guardia. Solo hay que tener paciencia en la cabeza, resistencia en las piernas y el olfato necesario para oler la desesperación.

Dispuesta la visita con una línea de cuatro con Raúl Ferro por delante como volante tapón, dos laderos replegados (Leonardo Fernández muy habilidoso y Cristian Cruz muy sacrificado) y dos externos (Agustín Canobbio y Breno De Souza) mucho más preocupados por replegarse y marcar a los carrileros rivales que por soltarse al ataque, Defensor Sporting empezó la difícil tarea de abrir una defensa bien compacta.

Sin Mathías Cardacio ni Matías Cabrera, dos de sus mejores generadores de juego, pero con Carlos Benavídez como volante armador y Martín Rabuñal y Ramiro Cristóbal lanzando desde la zona media, el equipo de Eduardo Acevedo encontró en la aceleración con pelota de Facundo Castro por la banda derecha la llave para abrir el juego.

Pero desde que el puntero entró al área en diagonal al minuto 12 y remató sobre el primer palo, el violeta se encontró con un golero que en 90 minutos se agigantó hasta el límite de la leyenda.

La lectura del trámite invitaba a pensar que tarde o temprano la resistencia de Fénix, o de su golero, se iba a derrumbar. A los 22' Castro sacó un remate cruzado que se incrustaba en el ángulo, pero el meta lo desvió con una volada espectacular.

Pero la determinación que la viola tuvo para atacar no fue la misma que mostró en defensa. Por eso a los 32' Fénix pasó a ganar con un preciso centro de Fernández y un cabezazo de Mathías Acuña que entró libre de marcas para definir.

Defensor redobló la apuesta. Más intenso, más profundo, más punzante en cada ataque.

Castro, imparable para Juan Álvez en los primeros 45', lo dejó solo a Ayrton Cougo que no lo supo definir a los 41'. Sobre el cierre, Denis sacó otra pelota imposible tras un centro del Zorrito Suárez que se metía en el segundo palo.

En el complemento, Acevedo le metió mano al equipo para ampliar el abanico de opciones ofensivas. Se fue Cecilio Waterman, de insípida actuación, y entró Facundo Milán. Pero el trabajo de los centrales Andrés Barboza y Cristian Valenzuela fue enorme y el juvenil poco pudo aportar.

También entró Pablo López para generar desequilibrio por banda y lograr que Fénix hiciera agua por los dos costados. Pero su ingreso hizo que Martín Rabuñal dejara el campo y ahí el violeta se quedó sin el remate de media distancia que tanto inquietó a Denis durante toda la tarde.

A contramano de la lógica, después de 20 minutos en los que 21 de los 22 futbolistas jugaban en campo de Fénix llegó el segundo gol del partido. Y fue albivioleta.

Gonzalo Maulella dejó un pase corto a Correa –por esa constante intención del equipo violeta de cortar jugando y de sacar rápidamente la pelota limpia del fondo– y De Souza se olvidó del retroceso defensivo por un segundo, para presionar arriba, recuperar y ver al instante al golero adelantado. ¿Resultado? Golazo.

El puntero se fue expulsado pocos minutos después y Fénix aguantó los 20' finales con 10. Pero con un golero que ya cotizaba en euros y que seguía atajando lo que le tiraran.

Hubo tiempo para un gol mal anulado a Romário Acuña, una pelota en el palo y un montón de remates que se estrellaron contra defensores que se tiraban de espalda y bloqueaban con el tobillo. Así ganó Fénix. Y Defensor jugará una final por la Anual que este domingo no pudo abrochar.


Embed

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...