28 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,75
13 de abril 2024 - 11:52hs

En las últimas horas se denunció que en el restaurante de Pocitos, Moksha, cuya propietaria, Apharna Soni, ha sido participante de MasterChef Uruguay, se están cometiendo delitos enmarcados internacionalmente en la "trata de personas".

Según las denuncias penales presentadas sobre tres locales dedicados a la tradicional cocina India, que son comúnmente frecuentados por personalidades de la cultura, políticos y diplomáticos, hay al menos cinco personas que fueron traídas de la India y sometidas a condiciones de semi esclavitud laboral, o como se enmarca actualmente, el delito de trata de personas.

Este establecimiento gastronómico, ubicado en Montevideo en las inmediaciones de 21 de Setiembre y Obligado, integra una cadena de locales de elaboración étnica. Pertenece a la reconocida cocinera Apharna, quien llegó a Uruguay hace algunos años, a trabajar en una empresa de capitales de Indios junto a su marido, Abhisbek Bhuyuna.

Más noticias

Bajo la promesa de enviar el sueldo a su familia en la India —30.000 rupias (unos $15.000)— , convencían a personas de trabajar en Uruguay pagándoles menos de la mitad de lo que marca el laudo mínimo nacional gastronómico. Los obligaban a jornadas de 14 horas sin pagarles horas extras, sin respetar ningún acuerdo salarial, y con secuestro de documentación, retención indebida de pertenencias personales, reducción a la servidumbre y humillantes condiciones de vida. Los hacinaban en una pieza junto a otras personas. 

Estos incumplimientos laborales ya fueron denunciados en el Ministerio de Trabajo, por incumplimientos por parte de estos empresarios, que se ha enriquecido a costo de someter a su personal a condiciones inaceptables de trabajo. Pero además han sido presentados en el fuero penal, de acuerdo a lo que establece la ley 19.643 sancionada en el 2018, que no solo endurece las sanciones a los explotadores, por entender que la trata de personas es un delito complejo que engloba varios delitos, sino que prevé la atención y protección de las víctimas, además de una justa reparación económica, y la denuncia a instituciones como Interpol y DDHH.

Uno de los empleados declaró, mediante traductor, que "si bien se respetó la paga acordada (15.000 pesos uruguayos) y el día libre semanal, las jornadas son de 13 horas diarias, de 11:00 a 00:00". "Algunas veces trabajamos más allá de la medianoche sin que esto implique recibir más dinero", añadió.

"Apharna y Abhisbek se encargaron de nuestro traslado a Uruguay, y después que estaba trabajando me fueron descontados los costos del pasaje. Mi pasaporte no lo tengo yo, lo tienen ellos. Cuatro (trabajadores indios) dormimos en un cuarto al fondo y otro que duerme en un depósito", afirmó el hombre.

El artículo 4 de la ley 19.643 define la trata de personas como: "La captación, el reclutamiento, el transporte, el traslado, la acogida, la recepción o el hospedaje de personas, dentro del territorio nacional o a través de fronteras, aunque mediare el consentimiento de las mismas, con fines de explotación. Sin perjuicio de otras formas de explotación, se consideran tales la explotación sexual, el matrimonio forzado o servil, el embarazo forzado, los trabajos o servicios forzosos u obligatorios, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre, la explotación laboral, la mendicidad forzada, la extracción o transferencia ilícita de órganos, tejidos o fluidos humanos y la venta de personas, especialmente de niños, niñas o adolescentes".

Temas:

local Pocitos Trata de personas esclavitud moderna

Seguí leyendo

Te Puede Interesar