23 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,65
24 de agosto 2023 - 5:01hs

Fumar marihuana no es inocuo, al menos no lo es para el sistema respiratorio”. La catedrática de medicina interna y neumóloga Verónica Torres resume así la conclusión a la que llegó una reciente investigación que lideró junto a sus colegas de la Universidad de la República.

Un 30% de los fumadores de cannabis —y que solo dicen consumir esa droga y no otra— presentaron síntomas respiratorios como bronquitis, tos, inflamación de las mucosas y otras afectaciones agudas. Se trata de un porcentaje “un poco menor” que aquellos que también fuman tabaco, aunque “bastante mayor” que aquellos que no consumen otra droga.

Neumólogos, químicos, epidemiólogos e internistas de la Universidad de la República se embarcaron en esta investigación luego de que, en sucesivos congresos internacionales, sus colegas de otros países les consultasen sobre el impacto en las funciones respiratorias que estaba causando la inhalación de cannabis en un país que regularizó esa droga.

En diciembre se cumplirán diez años desde que Uruguay legalizó el consumo, la distribución y producción de la marihuana para uso adulto y, dentro de la normativa, se habilitó la instalación de clubes cannábicos (donde los médicos y científicos centraron su estudio).

Fue así que el equipo liderado por Torres y la neumóloga Marta Gutiérrez estudió una población comparable de casi 400 casos: un grupo que no fumaba nada, otros que solo consumía tabaco, un tercero que solo fumaba marihuana y un cuarto con dualidad de consumo (cannabis más tabaco).

Dado que el estudio “por ahora lleva poco tiempo”, no se pudo comprobar si existen afectaciones respiratorias crónicas en los fumadores de marihuana, admite la profesora Torres. Refiere a que la investigación buscaba conocer el desarrollo de EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) o cáncer de pulmón, para lo cual continuarán el estudio con el correr de los años.

Pero, en el breve lapso trascurrido, los investigadores ya pudieron confirmar dos hipótesis: cuanto más frecuente es el consumo de marihuana, mayor es la probabilidad de desarrollar problemas respiratorios. Y fumar marihuana tiene una afectación respiratoria.

En especial, el humo del porro —como le dicen en la jerga juvenil— causa inflamación en la mucosa bronquial. Esa afectación luego se traduce en tos —con o sin expectoración—, dolores corporales, sensación de irritación y a veces opresión en el pecho.

“Coincide con lo descripto en la literatura científica de otros países y demuestra que, aunque el consumo de marihuana no suele tener la asiduidad del tabaco (en que los adictos fuman varios cigarro por día), existe una afectación y no hay que verlo como algo benevolente”, insiste Torres.

Más de la mitad de los adolescentes uruguayos considera que “fumar cannabis algunas veces” carece de riesgo o tiene un riesgo leve. Así lo reveló la última encuesta de consumo de drogas entre estudiantes de educación media. Es el estupefaciente con menor percepción de riesgo por parte de la población.

Dos décadas atrás, ante la misma pregunta, casi cuatro de cada diez estudiantes respondían que consumir marihuana alguna vez suponía un riesgo grave. Pero con el correr de los años fue reduciéndose a una mínima expresión.

Torres aclara que el cannabis —más bien algunas propiedades de la planta y no necesariamente lo que se fuma con fines recreativos— puede que tenga beneficios para tratamientos que no son respiratorios, “eso lo tendrán que decir los otros médicos”. Pero, desde lo neumológico, “fumar marihuana no es inocuo”.

Temas:

Marihuana Uruguay cannabis enfermedades respiratorias Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar