17 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
18 de enero 2024 - 10:05hs

Vecinos de Canelones y Maldonado se vieron sorprendidos en los últimos días con la aparición de un tucán, un ave nunca antes registrada en esos departamentos.

El tucán –que se supone es el siempre el mismo ejemplar, aunque eso no esté asegurado- fue fotografiado y filmado, y las imágenes han tenido gran impacto en las redes sociales.

El 13 de enero, Federico Larralde, capturó imágenes de un tucán posado en un árbol en el balneario Santa Ana, Canelones.

Más noticias

 

Dos días después el diseñador y docente Gonzalo Frasca subió a sus redes sociales un video en el cual se ve a un tucán en un jardín del balneario Solís, Maldonado.

 

 

Santa Ana y Solís se encuentran a unos diez kilómetros de distancia entre sí, a orillas del Río de la Plata.

Aunque en los últimos años se han confirmado varios avistamientos de tucanes silvestres en Uruguay, ninguno de esos reportes había sido ubicado en puntos tan australes del país, casi en la costa.

En abril de 2020 El Observador informó de la publicación de un trabajo científico que daba cuenta del incremento de registros de estas aves en Uruguay y también en el vecino estado brasileño de Río Grande del Sur.

Aunque existían referencias anteriores para los montes fronterizos del río Yaguarón, la presencia de tucanes en Uruguay fue confirmada por primera vez en 2009 a raíz del avistamiento de una pareja en la Quebrada de los Cuervos.

Luego hubo reportes esporádicos, que fueron haciéndose más frecuentes en los últimos años.

El informe científico de 2020, firmado por siete zoólogos uruguayos y brasileños y publicado en el blog Acta Zoológica Platense, decía en uno de sus pasajes: “Durante el año 2019 Gastón Beroy nos ha referido y descrito, sin dudas, el avistamiento de varios ejemplares de la especie en la isla de Padre y el río Cebollatí (Rocha y Treinta y Tres). Estos últimos registros pasarían a ser las localidades más australes para el territorio uruguayo (en las cuales el animal fue observado)”.

El trabajo agregaba que el “24 de enero de 2020, dos ejemplares fueron observados por Verónica López en la zona de Cañitas, Cerro Largo. Se obtuvieron fotografías de los dos ejemplares posados sobre un eucalipto y luego de uno de ellos volando”.

Los autores del estudio adjuntaron las fotografías tomadas en la ocasión. Se trataba de ejemplares de la especie conocida como “tucán grande”, cuyo nombre científico es Ramphastos toco. También el tucán observado en Santa Ana y Solís corresponde a esa especie.

El informe llevó el título de “Aportes sobre la presencia del tucán grande en el Uruguay y en el sur de Río Grande del Sur” y fue realizado por los zoólogos Fernando León, Álvaro Sappa, Luis Vescia, Juan S. Villalba, José Milton Schlee Júnior, Juliana Corrêa Pereira Schlee y Carlos Prigioni.

Según los zoólogos, la presencia de tucanes en Uruguay puede explicarse porque “la especie es capaz de atravesar grandes distancias a través de campo abierto, sin corredores de bosque nativo”.

Al mismo tiempo, estas llamativas aves han sido vistas en zonas de Río Grande del Sur muy próximas al Uruguay, lo que confirmaría que la especie ha tenido una expansión hacia el sur.

Los científicos estimaban que el fenómeno podía deberse a modificaciones realizadas por el hombre en sus hábitats y por “desequilibrios ambientales derivados de los efectos del cambio climático”.

Prigioni, uno de los autores del reporte, dijo entonces a El Observador que en los últimos 60 años se ha comprobado que las lluvias en la cuenca binacional de la laguna Merín han tenido un incremento promedial de 200 milímetros anuales. “Eso ha llevado a una australización de la fauna. Todo se corrió 200 kilómetros al sur. Hay datos que muestran que este fenómeno coincide para muchas especies, no solo para los tucanes”.

Esta “australización” de la fauna podría explicar, por ejemplo, el creciente número de avistamiento de tamandúas, el oso hormiguero chico, un animal que durante años se consideró muy raro y que últimamente ha dejado ver con mayor frecuencia, incluyendo una muy mediática aparición en la playa, en La Pedrera, en enero de 2019.

Sin embargo, respecto al tucán de Santa Ana y Solís, Prigioni tiene dudas. “La aparición de esos individuos solitarios en localidades muy australes, sin descartar otras opciones, puede deberse a animales escapados. Aunque hoy no hay tanta gente que tenga tucanes como ocurría hace 30 o 35 años, tiendo a creer que puede ser un animal que escapó”.

El zoólogo recordó que el comercio de estas aves está prohibido, que su ingreso al país es ilegal y su tenencia es delito.

Prigioni, sin embargo, no arriesga un juico definitivo. En los últimos días en Punta del Este se fotografió un urutaú, una especie de ave que solo se registra en Uruguay al norte del río Negro.

La misma incertidumbre mantienen los técnicos del Ministerio de Ambiente.

Fabiana Grazioli, de la Dirección Nacional de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (Dinabise), dijo que están enterados de la circulación de fotos y videos de tucanes en la costa, pero no tienen todavía elementos para saber si se trata de un animal silvestre o un ejemplar cautivo que escapó.

Temas:

tucanes Canelones Maldonado

Seguí leyendo

Te Puede Interesar