Cargando...
El frigorífico acopió 7 meses más de 400 kilos de pescado de Presidencia

Nacional > Caso Astesiano

Dueño de frigorífico dijo que guardó el pescado siete meses para hacer "una gauchada"

“Si tenés un freezer y un amigo te pide que le guardes el cordero, ¿no lo hacés?”, dijo López en diálogo con El Observador.

Tiempo de lectura: -'

05 de diciembre de 2022 a las 19:28

El 7 de marzo, Jorge López, director del frigorífico Santa Clara, recibió una llamada de su amigo personal y actualmente secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado. El jerarca le contó que había llegado al aeropuerto de Carrasco un regalo que iba dirigido al presidente, Luis Lacalle Pou. No se imaginaron era que el regalo emiratí serían 450 kilos de pescado. Y no había donde guardarlos.

Fue entonces, según contó López, que Delgado lo llamó y le pidió “la gauchada” de mantener el pescado guardado en su frigorífico. López accedió dada su amistad con el jerarca al que conoce desde hace años. “Si tenés un freezer y un amigo te pide que le guardes el cordero, ¿no lo hacés?”, dijo López en diálogo con El Observador.

Cuando lo guardaron, Presidencia se llevó una caja y al mes se llevó otra. Unos 40 kilos en total, afirmó López. Pero pasaron siete meses y el resto del pescado nunca salió del frigorífico. 

Ahí fue cuando llamó a Presidencia para preguntarle qué hacer, contó. El secretario de Presidencia le pidió hablar con Lacalle Pou y decidir qué hacer. Ahí el presidente les dijo que lo donaran a organizaciones. Parte fue para la Coordinadora de Ollas y Merenderos de Paso Carrasco y otra a merenderos de Ciudad de la Costa.

Ese regalo de los Emiratos al presidente uruguayo se conoció públicamente meses después, cuando se divulgaron los chats del jefe de seguridad presidencial, Alejandro Astesiano; entre ellos uno que coordinaba la entrega con un funcionario emiratí.

Por su parte, la Coordinadora de Ollas y Merenderos Paso Carrasco dijo que recibió “ciento y algo” de kilos de pescado congelado de Presidencia a través de Santa Clara. La coordinadora llamó a la empresa para pedir que le donara carne y esta sugirió el pescado de Presidencia, dijo la integrante del colectivo Beatriz Pasanante. “Nos dijeron que tenían que pedir autorización a Presidencia para ver si podían donarlo”, comentó a El Observador.

Según comentó, la donación se separó en dos: una se realizó el 21 de octubre y la otra, de más cantidad que la primera, el 13 de noviembre. Se hizo en dos tandas para dosificar las raciones de comida y porque no tenían dónde mantenerlo congelado, indicó.

De acuerdo con las redes de la coordinadora, la primera donación fue para cinco merenderos y ollas —Rincón de Luz, Sueño Solidario, Casitas Obreras, Rambla Costanera Todos Juntos por los Niños y Dios Puede Hacerlo—, mientras que la segunda fue para las “ollas y merenderos activos”.

El pescado recibido llegó “fresco, congelado y en buenas condiciones”, detalló Pasanante. Añadió que las cajas en las que llegaron tenían los nombres de los pescados y, a su entender, se notaba que “no eran de acá”.

Cronología del pescado

El 20 de febrero, el príncipe heredero de Abu Dabi y actual presidente de los EAU, Mohamed bin Zayed Al Nahyan le dijo al presidente Luis Lacalle Pou el 20 de febrero, durante una reunión en su residencia, que quería regalarle pescado. 

“No, no muchas gracias”, respondió el presidente. Pero el jeque insistió. Y volvió a insistir, ante otra negativa del presidente, haciendo énfasis en la calidad de su producción y subrayando que le interesaba que el presidente uruguayo lo probara. Lacalle aceptó y dio la dirección de la residencia presidencial de Suárez y Reyes y el nombre de su custodio, Alejandro Astesiano. 

Cuatro días después del encuentro entre el jeque y el presidente, una funcionaria del Consulado General de los Emiratos Árabes en San Pablo, de nombre Bárbara, se comunicó con Astesiano para avisarle que ese día estaba llegando el pescado a Brasil. Al día siguiente, el 25 de febrero, la funcionaria le informó que el cargamento de pescado partiría a las 9:20 desde San Pablo y llegaría al mediodía a Uruguay.

Luego de que por varios días el pescado no llegara a destino, Astesiano entonces se comunicó con un funcionario de Protocolo de bajo rango a quien le relató lo sucedido y le pidió que interviniera. 

El inspector del Departamento de Industria Pesquera de la Dinara, Fernando Oxandabarat, hizo la inspección en la terminal de cargas del aeropuerto el 4 de marzo de 2022. Allí registró 20 cajas de poliestireno “con envase primario” que en su interior tenían “pescados varios congelados, en su mayoría enteros”, anotó.

El 7 de marzo se realizó la intervención de Aduana, cuya acta establece: “Dice contener carga diplomática”. A la salida del aeropuerto fue la carga fue retirada por Delgado.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...