Polideportivo > HISTORIAS

Efectos de la pandemia: Georgina Petrik, en la elite del hockey y también del rugby

Georgina Petrik, defensora de Las Cimarronas y River Plate argentino en hockey sobre césped, aprovechó la pandemia para practicar otro deporte, el rugby, y terminó preseleccionada para jugar en el seven femenino de Uruguay

Con la ovalada, el palo y la bocha: completa

Tiempo de lectura: -'

11 de octubre de 2020 a las 05:04

Georgina Petrik siempre fue amante de los deportes. En el colegio arrancó con el hockey sobre césped y probó natación, patín, gimnasia artística y hasta hockey sobre patines. De adolescente se metió a fondo en el mundo del atletismo. Y ahora, con 24 años, se consolidada como una de las figuras de Las Cimarronas –la selección uruguaya femenina de hockey sobre césped– cuando se le dio por probar con otro deporte, el rugby.  

Todo comenzó porque la pandemia de coronavirus determinó que desde Buenos Aires, donde está radicada desde 2017 defendiendo nada menos que a River Plate, tuviera que volver a su natal Maldonado. 

En acción con River Plate

Su novio, el exatleta Falcon Fagúndez, preparador físico del equipo de rugby de Las Lobas y jugador del seven de Los Lobos, la invitó a hacer la preparación física con el plantel. 

Con Las Lobas en rugby

“Arranqué en junio solo para estar activada físicamente. Pero después cuando empezaron a hacer pelota me sumé, me enganché y después me largué a jugar. Viendo de afuera me daba miedo, pero de adentro es otra cosa, muy divertido y muy explosivo. El rugby femenino en Uruguay se juegan en seven y yo juego de wing, así que lo mío es correr”, contó a Referí

Velocidad, su fuerte en el rugby VII

“Lo que más me costó fue frenar y aprender a pasar la pelota, por el pase atrás, pero le agarré la mano enseguida”, agregó.

Hace dos semanas, para su sorpresa, le llegó la convocatoria para la selección uruguaya. 

La 9 de Las Lobas

“Estoy entre las preseleccionadas con el objetivo de disputar el torneo Valentín Martínez al que va a venir alguna selección sudamericana. Como este año el torneo argentino de hockey sobre césped seguramente no se juegue, me voy a dedicar un poco al rugby”, comentó. 

A River llegó porque quería crecer en su deporte. Le escribió a Sergio “Cachito” Vigil, al que conocía de unos entrenamientos que tuvo con Las Cimarronas, y se animó a cruzar el charco. 

Desde entonces juega en la Intermedia y alterna en el primer equipo como lateral. Este año había sido designada capitana de la Intermedia e iba a probar un nuevo puesto: 5 líbero. Pero el coronavirus suspendió todo. 

Cuando volvió a Maldonado también retomó el hockey en Las Lobas, club donde comenzó a tomarse en serio este deporte cuando tenía 12 años. 

Con Las Lobas en hockey sobre césped

“Estamos jugando el torneo de Intermedia en la Federación. Vamos segundas y clasificamos a la Copa de Oro”, contó. 

Claro, Petrik es una jugadora de lujo para esa segunda categoría del ámbito federado nacional. 

Debutó con la selección mayor en el Sudamericano de Chiclayo 2016 donde Uruguay obtuvo el título tras ganarle a Chile en la final.  Desde entonces es una fija en las convocatorias en la defensa del equipo que dirige Nicolás Tixe. 

Contra Canadá en los Juegos Panamericanos de Lima 2019

Fue el hermano de este, Maximiliano, quien la entrenó en Las Lobas y la llevó a Old Sampa cuando tenía 15 años. Petrik quería elevar su nivel competitivo. 

“Iba y venía de Maldonado a Carrasco dos veces por semana a entrenar y los fines de semana a jugar. Todo bancado de mi bolsillo”, explicó. 

En Buenos Aires también se costeó por años el alquiler de un apartamento aunque ahora comparte los gastos con su hermana. Si bien River es un grande de Argentina, ella no percibe salario y sigue siendo jugadora amateur. 

Allá estudia, en la Universidad de Buenos Aires, nutrición y en diciembre tiene planeado defender la tesis. También cursa el cuarto año de la licenciatura de Educación Física en la vecina orilla. 

El tiempo dirá a dónde la lleva el deporte. 

Con la 4 de Las Lobas

Cuando tenía 15 años se enganchó con el atletismo que en Maldonado es una cuna de talentos. 

“Mis especialidades eran el 200 y el 400 metros llanos. Mi entrenador era Ruben Techeira, pero al final me decidí por el hockey y me fui a Montevideo”.  

Petrik tiene el deporte en los genes ya que su padre Claudio fue futbolista y el mismo camino siguió su hermano, Hernán (cuyo apellido fue registrado con y, Petryk). 

Con sus padres Claudio y Elena, su hermana Romina y su hermano Germán: solo faltó Hernán

“Mi padre me quiere empujar para el fútbol ahora, pero yo no quiero; me gusta el fútbol y he jugado, pero no me veo”, confesó.

Tiene 24 años, es una de las figuras defensivas de Las Cimarronas, fue una atleta promisoria y está cerca de quedar definitivamente seleccionada en el seven de rugby. Así que el fútbol puede ser una chance a futuro.  

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...