Fútbol > NACIONAL

El Chory Castro reconoció el error del grupo, que le fallaron a Giordano y lloró por su salida de Nacional

Gonzalo Castro habló tras su salida de Nacional, rompió en llanto, dijo que seguirá jugando al fútbol, que no se moverá de Uruguay y que está dispuesto a volver porque no guarda rencor con nadie: "Es el club que amo"

Tiempo de lectura: -'

13 de enero de 2021 a las 17:06

Gonzalo Castro, referente y líder futbolístico de Nacional cuyo contrato no fue renovado el pasado 31 de diciembre, rompió el silencio este miércoles en una entrevista en la que repasó el hecho de indisciplina en el que jugadores y funcionarios violaron el protocolo sanitario en la burbuja en que concentraba el club, reveló cómo vivió la no renovación de su vínculo y adelantó que seguirá jugando al fútbol. 

"Voy a seguir jugando, físicamente puedo demostrar que podemos ser parte de este fútbol. La idea es seguir con el fútbol. Tengo claro lo que voy hacer, pero prefiero dejarlo ahí y no decir nada hasta que no sea oficial", dijo en Último al Arco que se emite por Sport 890. Además dio una pista y expresó que tomó con su familia la decisión hace un par de años de reinstalarse en Uruguay y que no quiere moverse del país.

Gran parte de la charla se centró en el hecho de indisciplina que para los dirigentes fue determinante para no renovar ninguno de los contratos que vencieron el pasado 31 de diciembre, con excepción del de Felipe Carballo. 

"El lunes después del clásico hubo una charla con todo el equipo, el que quiso dar su opinión la dio y el que quiso disculparse lo hizo. Ahí se comentó que el tema se cerraba ahí, por el bien de la institución. Pero después salió esta noticia donde si bien hay errores importantes se tiró la noticia con un grado de maldad de parte de fuentes tricolores al amigo de ustedes que sacó la noticia. El que dio esa noticia se esconde. La noticia dice que 12 jugadores estuvieron de fiesta con tres mujeres, y al no dar nombres todos tuvimos problemas en las casas", afirmó el Chory.

"Esa noticia hizo mucho daño. Es una implosión, no una explosión, duele cómo se está llevando. Cuando salió, el primer llamado que tuve fue el de mi señora, imaginate cómo empecé ese día y cómo lo vamos sobrellevando. Como grupo hay que pedir perdón porque se involucra a todos", admitió. 

"Algo pasó, algo sucedió. Después decir qué hizo uno u otro... El lunes quedó clarísimo lo que hablamos ahí, los problemas en casa se quedan en casa, ahora de momento cada uno hablará, en las buenas juntos y en las malas mucho más", dijo sin entrar en detalles.

"Esto se ha convertido en un tema de especulaciones muy grande y hay algunas que duelen mucho. Nos equivocamos los jugadores y parte de los que había ahí", agregó.

"O mayor o menor culpa, todos la tenemos. Cada uno sabe qué hizo, qué no hizo, dónde estaba o dónde no estaba. Se habló clarito ese lunes, pero lo mejor hubiese sido que se resolviera ese lunes", enfatizó.

"Salir a hablar era difícil porque encarar este tema era difícil, hay muchas familias de por medio. En lo personal prefería primero aclarar mi situación a nivel familiar. Como nadie habla tampoco hubo respaldo y se sigue especulando. Hubo errores y hay que remarcarlo, pero se esperaba más respaldo de todos, son temas delicados, entonces a la hora de hablar, el que menos habla es el que menos se equivoca y capaz que por eso no hubo ese respaldo", reflexionó. 

Consultado sobre si sintió el respaldo del mánager general Iván Alonso, dijo: "Lo hemos hablado como grupo y preferimos guardarlo. Ya tuvimos esa charla el lunes. En esa reunión éramos 40 o 50 y sabíamos que se podía disparar algo. Y se disparó casi todo", contó.

También dejó puertas para adentro lo que que conversó con el capitán Gonzalo Bergessio, quien se desmarcó en forma individual del acto de indisciplina del grupo. "Hablé con Gonzalo y esas cosas de mi parte, prefiero guardarme las cosas que hablamos".

"El martes tuve una conversación con Giordano, cinco o 10 minutos, sentado en la cancha, la conversación fue muy respetuosa, tocamos el tema de la charla del lunes y cada uno puso su punto de vista y quedó en eso. Cuando cometés errores a nivel grupal le fallas al entrenador y a quién sea", agregó.

Cuando se le consultó por las sensaciones de no haber renovado su contrato, el Chory rompió en llanto. Por su condición de hincha del club y por la forma en que se fue del club: "Hasta el 30 (de diciembre), que tuve una reunión donde me informan que no iba a renovar, nunca nadie me insinuó que iba a renovar. Venía con una sensación rara, había compañeros que antes de la burbuja ya habían renovado. El 13 jugamos el clásico y nadie me dijo nada, tenía esa duda. Los hechos que pasaron dieron pie. Cuando me dicen 'no te vamos a renovar porque tomamos la decisión de que todos los que estaban en la burbuja y terminan el contrato no se van a renovar', como soy un empleado no pude hacer más nada. Hablé con Decurnex y Balbi, fue una charla de media hora, 45 minutos y me dijeron que no se iban a hacer excepciones".

"Me arrepiento de no poder seguir, de que no te den esa oportunidad y que sean todas especulaciones y los que vivimos en esa burbuja y los que están adentro saben lo que pasó y te deja una sensación amarga, hasta el 30 no sabía si iba a renovar o no y entrené hasta ese día. Llegué a casa y estaba mi hermana, el 31 era el cumpleaños de mi señora y venía mi familia de Flores y cuando les cuento las reacciones que tuvieron, no fue de tanta calentura como la mía. Mi señora nunca puso nada hacia mi trabajo y descargó en el momento sobre la situación de la no renovación, ella sabe lo que di por Nacional, a lo que renuncié y a lo que no. El respaldo de la familia demostró que tengo una familia muy unida y la gente tuvo en las redes sociales apoyo, también los excompañeros. Cuando hablé con mi familia fue muy duro y leyendo los mensajes costó, leí algunos y dije, 'tá, no voy a leer más' por la emoción", expresó.

"La decisión fue de mi hermana y lo que pasó conmigo seguro influyó mucho en la decisión que tomó porque ella sabe cosas y ve cosas y entendió que la decisión que se estaba tomando no era la correcta. Capaz que tiene motivos y es ella la que debería explicarlo", dijo sobre la salida de su hermana Juliana del femenino del club.

Consultado sobre si volvería a Nacional fue rotundo: "Es el equipo que yo amo, ahora lo veo lejos dadas las circunstancias. Ya veremos si Nacional va a abrir esa puerta o no, pero igual no voy a negarme a seguir jugando al fútbol". 

El momento preciso en que se quebró fue cuando dijo: "Cómo se dio la situación uno pensó: '¡qué mal te vas!' No es una echada, pero es una no renovación. Pero la gente me hizo sentir otra cosa, y eso no se paga con nada, loco". 

"Como los jugadores, los dirigentes también toman decisión que son acertadas y equivocadas. Sí siento que se equivocaron conmigo, pero no tengo que sentir rencor con nadie ni con Nacional", admitió. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...