Fútbol > REFERÍ EN EL ESTADIO CENTENARIO

El clásico de la niebla y la pirotecnia a falta de hinchas

Entre la niebla, la pirotecnia que se tiró antes del arranque y la falta de hinchas, el empate tuvo un marco de juego oscuro e irreconocible

Tiempo de lectura: -'

09 de agosto de 2020 a las 17:59

¿Qué es el fútbol sin hinchas? Una guitarra sin cuerdas, un niño desamparado, una caricia en el viento. Un cuerpo sin alma. Un Nacional-Peñarol sin hinchas fue ver el esqueleto de un espectáculo sin su esencia. Sin su calor ni color. En definitiva, sin su razón de ser.

Los ríos de gente colorida faltaron con aviso en las afueras del Estadio Centenario donde un grotesco vallado y 490 efectivos policiales brindaron seguridad extrema para que unas 200 personas vieran un partido de fútbol.

Tres controles previos tuvieron que sortear las personas para entrar al Estadio. Escaneos de código QR mediante, control de temperatura y exhibición de documentos mediante. El tapaboca fue un elemento indispensable y tres veces se dio por el altopartalente del recinto la orden de no sacarse nunca dicho elemento. Sin embargo, en la bancada de prensa fueron varios los que se lo sacaron, lógicamente que para poder trabajar y salir al aire en forma clara.

En el palco de prensa se pudo ver a Flavio Perchman, contratista de jugadores como Ayrton Cougo y David Terans.

Por ser local, Nacional le dio al Estadio un marco de fiesta. Fueron muchos los hinchas que se sumaron a la propuesta de participar en una lona que se colocó en la tribuna Colombes copando muy buena parte del sector.

La intervención de la Olímpica tuvo ese toque de distinción que suelen darle los parciales albos a los grandes partidos: “Decano 1 solo” decían las tirantes colgadas y una bandera de 1899 le dio color a la platea Olímpica.

Banderas de Capurro, Pan de Azúcar, Punta de Rieles, Verdisol, Cordón, Pando y Barrio Lavalleja dijeron presente entre varias banderas rojas, azules y blancas mientras “La primer (sic) hinchada del mundo” ocupaba todo el talud de la Colombes.

¿En la Ámsterdam? Los hinchas de Peñarol pudieron desplegar tres banderas: “Barra Ámsterdam”, “Los dueños de la fiesta” y “La única hinchada que gana partidos”.

Sin estar, igual los hinchas se dieron el lujo de alterar el estado de las cosas. Las condiciones climáticas de niebla espesa y humedad con destino a los huesos de cada articulación, se vieron afectadas cuando a la hora 14.56 Nacional salió a la cancha y desde la tribuna Olímpica se desplegó un enorme arsenal  de pirotecnia.

Mientras, en la Ámsterdam se prendieron dos bombas de humo, amarilla y negra, por supuesto.

A las 15.01 cuando cesó la pirotécnica fue imposible iniciar el partido que comenzó con escasa visibilidad a la hora 15.03.

Según pudo saber Referí en consulta a la Comisión Disciplinaria de la Asociación Uruguay de Fútbol (AUF) solo son sancionables los clubes cuando sus hinchas encienden o lanzan bengalas en la cancha. 

Los dirigentes de Peñarol fueron los que más se hicieron sentir con sus palmas y fue Matías Britos el jugador que más los animó. La palomita que ensayó a los 15 minutos de juego y que pasó cerca del palo izquierdo de Luis Mejía fue la acción que generó más ruido.

Increíblemente, el momento de mayor visibilidad coincidió con la acción del primer gol de Nacional, muy festejado por una de las audiciones partidarias de los tricolores. Pero lo cierto fue que durante todo el partido todo lo que aconteció sobre el sector de la Olímpica fue invisible a los ojos.

Nada cambió para el segundo tiempo. Ni las ganas de Peñarol de empatar el partido ni la apatía de Gustavo Munúa por querer modificar el trámite del juego.  

El banco de suplentes de Peñarol y su efusivo festejo fue el que tomó la voz cantante en el complemento.

El empate terminó de bajarle el telón a la tarde. Como tenía que ser: no hubo hinchas, no hubo festejos.  

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...