Cargando...
Plaza campeón

Fútbol > LA HISTORIA SECRETA

El diamante de Plaza: un club social exitoso y sensible, una SAD y un proyecto que nació en sus horas más críticas

Un club social y una SAD conviven bajo el mismo techo y con cimientos construidos en el sacrificio de una institución que hace seis años pensó en dejar el fútbol, hoy triunfa en la cancha y en la sociedad: la historia secreta de Plaza

Tiempo de lectura: -'

21 de agosto de 2021 a las 05:01

Plaza campeón es el título de un proceso exitoso que consagró a los de Colonia en el Torneo Apertura 2021, como ya había ocurrido en el Clausura 2016. Es el cierre de una campaña en la que fueron hilvanando resultados hasta terminar más arriba en una tabla que el resto de los clubes. Es un camino que grabó a fuego nombres de jugadores y el del entrenador Eduardo Espinel, que otra vez se anota en la historia.

Plaza campeón es más que eso que brilla atrás de una consagración. Atrás de esas luces que hoy le acompañan en el camino del fútbol profesional subyacen los verdaderos secretos, que fueron cimentando la construcción del equipo de fútbol actual. Porque Plaza es un club que se divide en dos extensiones. Por un lado el club social, con 105 años de existencia, que mantiene su organización tradicional y vida propia, con un crecimiento exponencial y un patrimonio de US$ 12.000.000, cuyo presidente es Rafael González. Y por otro, la Sociedad Anónima Deportiva (SAD), que dirigen Roberto “Chiqui” García y Carlos Manta.

Una selfie para la historia con Plaza campeón

En ese camino recorrido, cuando todavía no hablaban de SAD ni de inversionistas, por tratarse de un club del interior, Plaza debió duplicar el esfuerzo para competir en la AUF. Cuando en 2000 la Asociación hizo un llamado a clubes para ocupar una plaza en Primera, compitió con Rocha por una lugar. Los celestes del Este se quedaron con ese cupo y a Plaza le ofrecieron un lugar en Segunda. Salvo la campaña de 2002, de Diego Aguirre como entrenador y Diego Lugano como jugador, los patablancas fueron recordados hasta 2016 por sus andanzas en el torneo de ascenso que por sus buenas actuaciones en Primera.

Entre 2006 y 2016 compitió en Segunda. Quedó envuelto en deudas, varias veces. La etapa más crítica la sufrió en 2009, cuando tras el fallecimiento de su presidente Milton Gonet y el alejamiento de un grupo empresarial mexicano, los dirigentes del club tuvieron que asumir una deuda de US$ 300.000 de sueldos de jugadores, técnicos y proveedores.

Más cerca de dejar el fútbol que de seguir compitiendo, en 2009-2010 terminó último en la vieja divisiónal B (Segunda Profesional), rozando la C (Primera Amateur). No tenía juveniles, apenas competían con el plantel principal y con dos categorías en formativas. Pese a la precariedad de la situación, los dirigentes se comprometieron a sostener un equipo de fútbol y nunca dejaron de competir. Allí estuvo el secreto que hoy les permite disfrutar este presente.

En aquel 2010 salieron al mercado a buscar un grupo inversor. No era tentador para nadie. El amor por Plaza y la paciencia como escudo, mantuvo el fuego de los dirigentes y al club en actividad. En definitiva, ese era el objetivo: parar un cuadro que siguiera jugando, sin importar los resultados.

Paralelamente, los dirigentes Julio Jounes y Juan Carlos Izquierdo sumaron el trabajo de hormiga de mantener las divisiones juveniles. En 2013, por primera vez Plaza tuvo las cinco categorías.

A fines de 2014, cuando estaban decididos a largar todo, golpearon a la puerta. Por esas vueltas del destino, Roberto “Chiqui” García y Carlos Manta golpearon aparecieron en el club con más espíritu aventurero que billetera, y se embarcaron en un proyecto. Un proyecto de fútbol sin rótulos.

Chiqui García y Carlos Manta

Chiqui García convenció a Manta en un viaje a Buenos Aires. Otra vez apareció Rocha en escena, igual que en 2000, cuando unas semanas antes quisieron llevar a Manta para que gerenciara al club del Este, y cuando le hablaron del dinero que había que poner se alejó.

El proyecto con García era diferente. Tan diferente que arrancaron compitiendo en Segunda con un equipo en el que solo firmaron 13 contratos profesionales, que fue lo que podían pagar, y con tanta mala suerte que el fixture en aquel arranque de 2015 le marcó dos partidos en el Este (Atenas y Rocha), y como no podían pagar traslados ni concentración viajaron en un camión de reparto de galletitas que tenía García y se quedaron en una casa de Manta, en Punta del Este, donde convivieron una semana, entrenando, cocinando y lavando ropa. Ascendieron a Primera en 2015, fueron campeones del Clausura en 2016, jugaron la final del Uruguayo 2015-2016 y descendieron en 2018. Volvieron a Primera al año siguiente. En 2021 ganaron el Apertura y jugarán la final del Uruguayo.

Milesi y Manta celebran el título de 2016

En 2015, García y Manta formaron una SAD y firmaron un contrato con el club por 10 años con opción de renovar por cinco más. La asociación civil les cedió como plazo máximo hasta 2030 la gestión del fútbol profesional de Preséptima a Primera, y el club les da en préstamo todas las instalaciones que tienen que ver con fútbol. Todas las mejoras quedan para el club social. En este tiempo volvieron a poner en funcionamiento el estadio Prandi, donde Plaza no jugaba desde 1999 y volvió a oficiar de local en 2018. Este año iluminaron el estadio, que tiene 1.200 metros de césped sintético para entrenar, un comedor, gimnasio, vestuarios con sala de espera, concentración, y un complejo de juveniles en El General, con tres canchas y vestuarios.

Manta y García se hacen cargo de todos los gastos del fútbol profesional, y de las inversiones. Actualmente manejan un presupuesto de US$ 100.000 mensuales, donde sufren el contrapeso de 90 viajes por año a Montevideo con los equipos masculinos y femenino de primera y juveniles, más alimentación y concentración, en Primera.

Así luce de verde la cancha del Prandi

¿Cómo es el reparto de los beneficios del fútbol? Los ingresos que genera el fútbol por TV, venta de entradas y espónsores son para la SAD. Los ingresos por venta o préstamos de jugadores y partidas de la AUF que dejan superávit de la selección los reparten, con un porcentaje menor para el club (15%).

Además, el contrato los obliga a jugar en Colonia. Tienen que utilizar el escudo del club, los colores del club, y una cláusula que nunca tuvieron que reclamar porque la cantera dio talentos naturalmente: el 50% del plantel de Primera debe estar integrado por jugadores del departamento de Colonia, y también el 50% deben ser de jugadores subidos de formativas. Hay futbolistas que cumplen las dos condiciones.

Las instalaciones del Prandi

Ese Plaza campeón también es el trabajo silencioso en obras sociales, con su equipo de fútbol para ciegos, fútbol para sordos, fútbol para amputados, fútbol para chicos con síndrome de down y tenis en silla de rueda. Es el club social. La piscina de 25 metros, la primera cerrada de esas dimensiones del departamento, que están a punto de inaugurar. Una piscina inclusiva, con ascensor y descensor, que también esperan estrenar en noviembre. Un patrimonio millonario (del club y en el que nada tiene que ver la SAD) que fue el resultado del crecimiento en su centenaria historia y de la administración de dirigentes que a lo largo de un siglo le fueron dando forma al club que hoy brilla por su título en el fútbol, pero cuyo resplandor trasciende el profesionalismo de la AUF.

El gimnasio del Prandi

Este viernes comenzó la última fecha del Torneo Apertura. Este domingo se cierra el primer torneo de la temporada 2021 que consagró a Plaza, por delante de Nacional, Peñarol, clubes con SAD millonarias y el exitoso proyecto de Liverpool, y el fútbol dejó al descubierto un diamante que trasciende lo que ocurre en una cancha: Club Plaza Colonia de Deportes.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...