Mundo > INVESTIGACIÓN

El FBI reconoció que no siguió el protocolo de investigación luego de ser alertado sobre Nikolas Cruz

La organización que investiga la delincuencia también hizo caso omiso a una publicación en YouTube en la que Cruz anunciaba que quería ser "un tirado escolar profesional"

Tiempo de lectura: -'

17 de febrero de 2018 a las 15:50

El FBI reconoció en un comunicado no seguir informaciones que recibió sobre las intenciones de matar que tenía Nikolas Cruz, el joven de 19 años que confesó ser responsable del tiroteo en una escuela de Florida el pasado jueves que dejó un saldo de 17 muertos.

En una declaración, el Buró Federal de Investigaciones (FBI) dijo que fue advertido el 5 de enero sobre los planes de Cruz, más de un mes antes a que efectivamente se desencadenara la matanza, la peor en una escuela del país desde la ocurrida en Sandy Hook hace seis años.

"La persona que llamó proporcionó información sobre las armas de Cruz, su deseo de matar personas, su comportamiento errático y sus inquietantes publicaciones en las redes sociales, así como sobre la posibilidad de que realizara un tiroteo en la escuela", expresa el comunicado.

La organización de investigación criminal reconoció también que esos datos deberían haber sido considerados como "amenaza potencial a la vida" y se deberían haber investigado. Sin embargo, "no se siguieron" los protocolos.

"Todavía estamos investigando los hechos. Me comprometo a llegar al fondo de lo que sucedió", afirmó el director del FBI, Christopher Wray.

Lea también: ¿Quiénes eran los profesores y estudiantes que murieron en la masacre de Florida?

No fue la única pista que el FBI no siguió en relación a Cruz. En setiembre, un hombre le hizo saber que el usuario "nikolas cruz" había anunciado en YouTube: "Voy a ser un tirador escolar profesional".

El FBI dijo no pudo identificar a la persona que publicó el mensaje.

El fiscal general Jeff Sessions deploró las "trágicas consecuencias" de las "fallas" del FBI y ordenó una revisión del proceso. "Resulta claro que las señales de alerta existieron y el FBI no las percibió", señaló.

Pero el gobernador de Florida, el republicano Rick Scott, consideró "inaceptable" lo ocurrido y dijo que Wray debe dimitir.

"Promovemos constantemente que si alguien ve algo, diga algo y una persona valiente lo hizo. Y el FBI no actuó. (...) El director del FBI debe renunciar", señaló.

Cruz también era conocido para la policía local. Su madre reiteradamente llamó a la policía a su hogar para que ayudaran a manejar los arranques violentos, amenazas y comportamiento auto-destructivo del muchacho durante el curso de varios años, dijo la CNN.

Los informes de incidentes policiales relacionados con Cruz son de septiembre de 2016 y en uno de ellos se indica que "él ha mencionado en el pasado que le gustaría adquirir un arma", indicó la cadena.

Cruz, que había sido expulsado por "razones disciplinarias" de la escuela que atacó, usó un fusil AR-15 que había comprado legalmente.

Millones de fusiles AR-15, versión civil del M16, se han vendido en todo Estados Unidos, algo que denuncian los defensores del control de las armas.

El AR-15, que nuevo cuesta apenas 600 dólares, ya se utilizó en los tiroteos masivos de Las Vegas, Sutherland Springs, Texas, y Newtown, Connecticut.

Comentarios