Cargando...
Luis Lacalle Pou y Fernando Pereira

Nacional > SISTEMA PREVISIONAL

El Frente en la encrucijada: la reforma jubilatoria amenaza con costarle caro

Los sectores moderados temen que si la coalición oficialista propone un proyecto que los convenza, se vean obligados a votar con los radicales para evitar fisuras en la bancada opositora

Tiempo de lectura: -'

09 de agosto de 2022 a las 05:03

La decisión del presidente Luis Lacalle Pou de avanzar con el anteproyecto de reforma de la seguridad social no solo supone una presión para políticos de la coalición gobernante que temen pagar un precio político si votan la iniciativa, sino que puede transformarse en una pesada carga para el Frente Amplio si se ve en el brete de expedirse sobre la propuesta sin provocar fisuras internas.

Fuentes de la coalición de gobierno dijeron a El Observador que en la izquierda preocupa particularmente la posibilidad de que sus dirigentes se enfrenten a una compleja disyuntiva si el oficialismo logra presentar un proyecto que abroquele a blancos, colorados, independientes y cabildantes.

En ese cruce de caminos, parece inevitable un choque entre radicales y moderados que les exigirá mucha cintura política para evitar votar separados en el Parlamento.

Mientras que los sectores más radicales de la coalición como el Partido Comunista (PCU) y el Partido Socialista (PS) se apresuraron a condenar la reforma, el Movimiento de Participación Popular (MPP) y las corrientes afines al exministro de Economía, Danilo Astori, son proclives a esperar que en el gobierno se pongan de acuerdo antes de expresarse tajantemente sobre el asunto.

En el caso de que el oficialismo logre unificarse tras un proyecto que a los moderados del FA les sea difícil atacar, entonces la izquierda se verá en un brete

No por nada, el presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira, pidió sin éxito en la Mesa Política de la coalición que se fuera prudente antes de salir públicamente a marcar postura.

“En tal sentido, (Pereira) exhorta a no apresurarnos a realizar declaraciones sobre el tema, sabiendo que en el mismo existen matices dentro del FA y es necesario regularlos”, consta en el acta de ese lunes 24 de julio.

Sin embargo, el domingo 31 de julio, el Partido Comunista desoyó la solicitud y refirmó su postura en favor del "movimiento popular, de defensa de una seguridad social pública, universal, solidaria, sin fines de lucro y sin AFAP".  El PCU adelantó que "promoverá que el FA haga lo que el gobierno no hizo" porque es "fundamental para un tema tan delicado escuchar a todas las organizaciones y protagonistas vinculados a la seguridad social y recoger sus planteos".

Ese mismo día, el secretario general del Partido Socialista, Gonzalo Civila, tuitió: “Producimos 3 veces más que en el 95. Sin embargo, dicen que deberíamos trabajar más años y perder ingresos. Desde el 95 las Afaps ganaron millones y no resolvieron la sustentabilidad del sistema como se prometió. Pero de esto ni se discute. ¿Es lógico, es justo?

Lejos de las opiniones de comunistas y socialistas, Astori declaró en el programa En Perspectiva que la reforma jubilatoria “es una cuestión de Estado y es imposible que sea solucionada o encarada por un solo partido con un solo punto de vista". Y advirtió que "es muy difícil iniciar la discusión de un proyecto sobre el que no se sabe qué va a sostener el propio gobierno”.

También Mario Bergara (Fuerza Renovadora) pidió preservar la cautela y analizar en detalle el anteproyecto.

Este lunes la Convocatoria Seregnista Progresistas (que reúne a Astori y Bergara) emitió una declaración en la que señala que abordarán con “responsabilidad el desafío de procurar la mejor reforma posible del sistema de seguridad social que garantice la sustentabilidad financiera y social con sentido de equidad y derechos, el camino es un diálogo abierto y plural de todos los partidos y las organizaciones sociales”.

No por nada, el presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira, pidió sin éxito en la Mesa Política de la coalición que se fuera prudente antes de salir públicamente a marcar postura.

 

Entre otras cosas, la reforma redactada por un grupo de expertos plantea el aumento de la edad de retiro de modo que los nacidos en 1967 pasarán a jubilarse a los 61 años en lugar de a los 60; los de 1968, a los 62; los de 1969, a los 63; los de 1970, a los 64; y desde los de 1971 en adelante todos deberán jubilarse a los 65.

También planea la “convergencia” entre todas las cajas, con lo que el sistema de jubilaciones y pensiones de las Fuerzas Armadas perdería buena parte de sus privilegios.

En un documento interno del Partido Socialista redactado por Gerardo Rodríguez-responsable de asuntos sociales del PS-, se develan algunos de los dilemas que pesan en la izquierda ante el avance reformista del gobierno.

 “Somos conscientes que la batalla será compleja, ya que en la propia interna del FA existen posicionamientos que parten del convencimiento que las AFAPS llegaron para quedarse, que la reforma jubilatoria es inevitable, que debe incluir aumentos de la edad jubilatoria y reducción de la tasa de reemplazo, y a partir de dichas premisas, se prefiere que el costo político de la reforma lo pague la derecha, nos gustaría que esta realidad no fuera así, pero ocultarla no soluciona nada", escribió Rodríguez y retuitió Civila bajo el título “No a la reforma”.

En la izquierda están expectantes de la discusión que se está dando en el seno del gobierno porque si Cabildo Abierto se pone firme en defender los privilegios jubilatorios de los militares, y logra doblarle la mano al presidente Lacalle, entonces el Frente Amplio tendrá la excusa perfecta para rechazar la iniciativa.

Pero en el caso de que el oficialismo logre unificarse tras un proyecto que a los moderados del FA les sea difícil atacar, entonces la izquierda se verá en un brete. Y entonces sí, la reforma que parecía destinada a provocarle un costo político a los oficialistas, se convertirá en un asunto espinoso para un Frente Amplio en el que los sectores radicales se apuraron a pegar primero.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...