Selección > ELIMINATORIAS

El futuro de la celeste está asegurado

La renovación de la selección que comenzó en la actual Eliminatoria tuvo ayer un nuevo debut: el de Rodrigo Bentancur

Tiempo de lectura: -'

06 de octubre de 2017 a las 09:00

El camino de Uruguay hacia el Mundial de Rusia 2018, que se inició el 8 de octubre de 2015 frente a Bolivia, terminará el próximo martes en el Centenario frente al mismo rival y con una confirmación: en las últimas dos fechas se profundizó la renovación de la selección, que ya había comenzado a gestarse en el inicio de la competencia.

Ayer, frente a Venezuela, debutó Rodrigo Bentancur, volante de 20 años, y en el partido anterior, contra Paraguay, lo hizo Federico Valverde, de la misma generación que el anterior.

Los dos integrantes de la sub 20 que se coronó campeona del último Sudamericano, se sumaron a Nahitan Nández (21 años) y Giorgian De Arrascaeta (23), que también participaron del partido en San Cristóbal y son parte de la savia nueva.

Salvo Cristian "Cebolla" Rodríguez que ingresó desde el principio y Álvaro "Tata" González que lo hizo en el complemento, el mediocampo celeste tuvo un promedio de 22 años, lo que marca claramente el inicio de un nuevo ciclo en la selección.

Uruguay empezó las Eliminatorias jugando con Fernando Muslera, Martín Cáceres, José María Giménez, Diego Godín, Alvaro Pereira, Carlos Sánchez, Mathías Corujo, Álvaro González, Cristian Rodríguez, Christian Stuani y Abel Hernández. De estos 11 jugadores, solo cinco fueron titulares ayer en Venezuela, recordando que Luis Suárez y Edinson Cavani estaban sancionados en las primeras fechas.

El actual plantel celeste también es integrado por Gastón Pereiro (20 años) y Maximiliano Gómez (21) que aún no debutaron, pero se están fogueando junto al capitán Diego Godín, Maximiliano Pereira (ayer llegó a los 122 partidos con la selección), Suárez y Cavani.

La presencia de los nuevos valores hizo que Egidio Arévalo Ríos (35 años), uno de los históricos del proceso Tabárez con 90 presencias con la camiseta celeste, quedara ayer afuera del banco de suplentes.

"El proceso (de renovación) se tiene que dar naturalmente, trabajamos mucho en juveniles para que los que tengan potencialidades lleguen lo más preparados posibles a la mayor", dijo Óscar Tabárez en conferencia de prensa tras el partido contra Venezuela.

Después del Mundial de Brasil 2014 dejaron el equipo Diego Lugano y Diego Forlán, entre otros, y comenzaron a tener participación Diego Rolan, Carlos Sánchez, Mathías Corujo, Jonathan Rodríguez, De Arrascaeta, Camilo Mayada, Gastón Silva, Emiliano Velázquez y Guzmán Pereira.

Tras la Copa América de Chile 2015 lo hicieron Brian Lozano, Nández y Michael Santos. Algunos siguieron con continuidad y siguen siendo tenidos en cuenta, otros, por distintos motivos, dejaron de ser convocados, aunque siguen perteneciendo al grupo.

En las actuales Eliminatorias debutaron Mathías Vecino, Jonathan Urretaviscaya, Valverde, Diego Laxalt y Bentancur. Además han participado de los entrenamientos en el Complejo Celeste, empapándose con la filosofía del entrenador, Guillermo Varela, Federico Ricca, Mauricio Lemos, Pereiro y Gómez, futbolistas con un enorme porvenir y que pugnará por integrar la lista definitiva del Mundial.

Al respecto, Tabárez dijo: "Para integrar la lista mundialista se tendrá en cuenta lo que hicieron hasta ahora, pero también lo que hagan de ahora en adelante, en la selección y en sus clubes".

El recambio justo

El recambio en los momentos justos y cuando los jugadores estaban listos para jugar, tal como lo recalcó el entrenador, hizo que la selección uruguaya mantuviera la regularidad a lo largo de las 17 fechas disputadas y fuera la única que estuvo siempre en puestos de clasificación directa al Mundial de Rusia. Una verdadera proeza teniendo en cuenta que desde que la clasificación a los mundiales se juega todos contra todos (Corea y Japón 2002), los celestes se habían acostumbrado al quinto puesto, el del repechaje.

Después de la tercera fecha y en las decimocuarta y decimoquinta, la selección bajó a la tercera ubicación y fue lo más abajo que llegó. Brasil, por ejemplo, que consiguió la clasificación al mundial al trote en la segunda parte de la competencia, empezó noveno y en la sexta fecha estuvo sexto. Argentina ni hablar, que en la tercera jornada estaba noveno y hoy está sexto.

La racha de tres partidos con derrotas que acumuló la celeste en el tramo final (Chile, Brasil y Perú), con resultados abultados en contra, avivaron el fuego del descreimiento. Pero en las últimas tres fechas la celeste prácticamente aseguró su clasificación. Solo tiene que terminar de sellarla el próximo martes en el estadio Centenario frente a Bolivia. El futuro está bien cubierto.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...