Opinión > EDITORIAL

El Mides y la transparencia

Hay motivos suficientes para que se apruebe una comisión investigadora sobre las irregularidades en el Mides 

Tiempo de lectura: -'

08 de marzo de 2019 a las 05:00

La creciente preocupación por el funcionamiento del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) es algo saludable para la salud del sistema democrático ya que pone el foco en un instrumento clave para combatir la pobreza en el país. 

La total transparencia de los números y la evaluación del impacto de estos gastos resulta fundamental para que la ciudadanía sepa en qué se fueron sus impuestos. Cualquier sospecha de malversación de fondos, amiguismo, despilfarro o abuso del presupuesto en el Mides debería ser aventado inmediatamente para evitar suspicacias.

Saber cómo y a dónde fueron a parar los millones de dólares destinados a diversos programas de asistencia social a la población más vulnerable es hasta una obligación por parte del gobierno del Frente Amplio y la ministra Marina Arismendi, al frente de la cartera.

El desconocimiento de cientos de observaciones negativas por parte del Tribunal de Cuentas (TCR) a los gastos del Mides señalan que muchas decisiones que involucraban erogación del gasto público fueron ejecutadas previo a la aprobación de un contrato o directamente sin hacer llamado a licitación pública, cuando era lo que correspondía. Se estiman en más de 400 las observaciones formuladas por el TCR en el último lustro que el Mides omitió responder o explicar.

Un informe de la Auditoría Interna de la Nación afirma sin lugar a dobles interpretaciones que existió directamente “falta de transparencia y abuso” en muchas contrataciones directas por parte de la cartera. El mismo documento revela la “carencia absoluta” de controles y desconocimiento del inventario del ministerio cuestionado. 

El mismo documento señala que la ausencia de protocolos de actuación y metas concretas hacen imposible poder monitorear si se cumplían o no los fines para lo que fueron contratados diversas organizaciones por fuera del elenco estable del ministerio.

La suma de varias irregularidades denunciados en la prensa durante las últimas semanas amerita que la ciudadanía le ponga mayor atención a lo que sucede allí por lo que resulta bienvenido el planteo del joven diputado nacionalista Martín Lema pese a la molestia del Partido Comunista y la propia ministra al frente de la cartera.

Desde filas del gobierno atribuyen a Lema y al Partido Nacional intenciones electoralistas en esta movida. Son sensatas las palabras del candidato blanco Luis Lacalle Pou cuando afirma que la situación de miles de uruguayos no puede esperar a un eventual cambio de gobierno para recién entonces auditar el estado de situación en una cartera clave.

Desde su necesaria creación tras la crisis del 2002 –con los votos de todos los partidos– el Mides se ha vuelto una cartera esencial para la vida de los uruguayos más carenciados. Precisamente por la sensibilidad de su accionar es indispensable controlarlo muy de cerca y seguir con atención especial su devenir. 

Nadie de ningún partido duda de la importancia de su existencia, motivo más que suficiente para que se apruebe una comisión investigadora que despeje cualquier tipo de dudas sobre la gestión de los últimos cinco años. No hacerlo deja al Frente Amplio –que debe dar sus votos para investigar– en una posición muy incómoda. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...