Cargando...
Juveniles en una práctica de Nacional

Fútbol > INFORME SOBRE LAS JUVENILES DE LA AUF

El regreso del fútbol juvenil y la alarma por el costo de la pandemia en los adolescentes: "En un par de años vamos a sufrir las consecuencias"

La actividad de formativas vuelve en julio, con el regreso de los campeonatos y también con la atención en las categorías más chicas por los efectos que pueda acarrear los meses sin jugar

Tiempo de lectura: -'

09 de julio de 2021 a las 15:32

Las categorías formativas de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) están retomando la actividad en estos días, con las vueltas a los entrenamientos, partidos amistosos y los comienzos de los distintos campeonatos, además de los reinicios de las prácticas de las selecciones juveniles uruguayas.

Luego de varios meses de inactividad, los jóvenes futbolistas comienzan su temporada 2021 después de una 2020 que se vio interrumpida en marzo cuando la pandemia de covid-19 llegó al país y que se retomó en los últimos tres meses con campeonatos adaptados a un calendario reducido.

Ahora, los juveniles volverán a competir. En la AUF hay optimismo para que se puedan llevar adelante los torneos de aquí a fin de año, mientras que en la selección también valoraron el regreso, pero advierten que habrá que hacer un seguimiento de los jugadores, principalmente de los de las categorías más jóvenes.

Juveniles de Fénix y Wanderers

Así será la vuelta

Luego de que los clubes retomaran los entrenamientos de las divisiones formativas el mes pasado, tras la autorización de la Secretaría Nacional de Deporte, el Consejo Único Juvenil de la AUF y los clubes comenzaron a definir los campeonatos y calendarios.

El fin de semana del 17 y 18 de julio tendrá inicio la disputa de los Juveniles A, con 20 equipos (el año pasado no hubo descensos) y con las cinco categorías cada uno, en un “Uruguayo Especial” a una sola rueda.

Mientras que, a la siguiente semana, el 24 y 25 de julio comenzarán los Juveniles B, con 13 equipos con cinco categorías que disputan la Divisional Oro. Se jugará a una rueda y el ganador va a ser el que logre el ascenso, y del segundo al noveno se va a jugar un playoff de que salen los otros dos ascensos.

Formativas de Peñarol

Además, otros cinco equipos de Juveniles B juegan la Divisional Plata con las categorías de Cuarta y Quinta. Esa división también tiene previsto un campeonato integración con equipos de la Organización del Fútbol del Interior (OFI) para setiembre.

Así lo explicó a Referi Marcelo García, presidente del Consejo Único Juvenil, quien contó que la Tercera ya comenzó esta semana. “Esperemos lograr que el campeonato se desarrolle de forma normal y poder finalizarlo como pasó el año pasado después de tantos vaivenes y suspensiones. Anhelamos competir porque los chicos ya llevan mucho tiempo sin entrenar”, agregó.

Para esta nueva vuelta del fútbol de formativas se mantiene el mismo protocolo del año pasado, sin público en los partidos y con los equipos locatarios brindando todos los controles sanitarios. Los clubes deben mandar las listas de sus allegados a la AUF y solo ellos pueden ingresar las canchas.

“Esperemos que a futuro vuelva al público”, dijo García. “Esto es paso a paso, hay que esperar las medidas que nos indiquen”, agregó, y recordó que los participantes de los encuentros deben seguir con el uso de tapabocas, la distancia, y el no uso de los vestuarios y, en caso de tener que permanecer en un espacio cerrado, como cuando llueve, tomar las precauciones necesarias.

Relevamiento para conocer impacto del covid-19

Consultado por si estaba previsto promover la vacunación de los juveniles, como se hizo con las categorías profesionales, ya con mayores de edad, García señaló que “no hay nada al respecto”.

Juveniles en una práctica de Nacional

“Sí estamos haciendo un relevamiento. Pedimos a los clubes de AUF que nos cuenten la situación de cada plantel con respecto a los que se habían vacunados, si tenían primera o segunda dosis, si habían cursado la enfermedad”, contó.

“Esto no quiere decir que estamos obligando a que se vacunen, hoy por hoy la vacuna no es obligatoria, porque por ahí algún padre entendió mal la situación”, aclaró.

El presidente de las juveniles de la AUF señaló que la pandemia incidió en el desarrollo de las rutinas de los futbolistas de formativas el año pasado y que este año, al estar volviendo a la actividad, no lo ha podido constatar.

“El impacto más grande fue el año pasado”, sostuvo. “Porque habíamos comenzado el campeonato, se iban jugando seis fechas, cuando el 13 de marzo se decretó la pandemia en Uruguay y estuvimos parados hasta julio o agosto para comenzar. Ahí creo que hubo un porcentaje de chicos que perdieron un poco el hilo de los entrenamientos, la habitualidad de ir a sus equipos y jugar los fines de semana”.

Juveniles en una práctica de Nacional

“Este año, como no comenzamos y muchos equipos están haciendo sus fichajes, no lo podría decir a ciencia cierta. Hubo equipos que tuvieron algunas bajas en sus planteles”, agregó.

Para brindar contención a los jóvenes, la AUF trabaja con psicólogos de Gol al Futuro. Además, desde el año pasado han realizado charlas a distancia con médicos dirigidas a jugadores, entrenadores y referentes de los clubes, las que han llegado a tener hasta 150 participantes.

Muy atentos en la selección

Las selecciones juveniles también retomaron los entrenamientos entre junio y julio, luego de que en marzo regresaron por unas semanas, pero tuvieron que cortar por el recrudecimiento de la pandemia en el país.

Alejandro Garay, el entrenador de la selección sub 15, la primera del proceso que incluye a los futbolistas más jóvenes que llegan al Complejo Celeste, reconoció a Referí que hace meses que está “preocupado” por esa categoría. “Pero no solo por los futbolistas, por todos los jóvenes en general”, comentó.

Alejandro Garay

Para el director técnico y docente, esa categoría es las más afectada por el parate. Para empezar, porque el fútbol uruguayo tiene un “eslabón perdido” entre el baby fútbol y la Séptima, que es la falta de una categoría, indicó. “Y eso se agudiza más todavía porque los gurises no han jugado, porque ellos hicieron 20 partidos en 30 meses”, comentó.

La pandemia también tendrá efectos en la maduración de los jugadores. “En la competencia se ve el crecimiento de ellos desde el punto de vista futbolísticos, morfológico y todas esas cosas”, señaló. “Pero a aquellos que demoran en madurar, con esto se les cerró una ventana. Se desarrollan, despiertan, pero tienen una continuidad en el entrenamiento, en el juego, en estar con el grupo, más allá de que a veces no compiten, pero ahora se les cerró la oportunidad de explotar”.

Garay también mencionó los cambios de hábitos que ha implicado la pandemia, por la no actividad y la vida a distancia.

“Ellos tienen el espacio del deporte, concretamente el fútbol, que es el que lo saca del sedentarismo, de estar encerrados, de la internet", comentó. “Y ahora ellos están saturados de todo lo que tiene que ver con el Zoom y de recibir clases, información… Ellos se enganchan cuando es por alguna motivación personal, pero de recibir de nosotros más cosas por Zoom están desbordados”.

Alejandro Garay en el Complejo Celeste

“Esta generación va a pagar y en un par de años vamos a sufrir las consecuencias, no ahora”, dijo Garay.

También señaló que la estructura del fútbol uruguayo no ayuda a los juveniles más chicos. Indicó que con 12 años salen del baby fútbol unos 12.000 jugadores, de los luego ingresan 1.500, “con suerte”, al fútbol de AUF, donde aspiran a jugar 32 partidos como máximo por año. “En el interior no se llega ni loco a esa cantidad, solamente en algunos departamentos como puede ser Salto, Maldonado o Colonia, que las ligas son fuertes”, agregó.

“Está complicado. No puedo dar un diagnostico ni cerca ni aproximado. Pero según lo que nosotros percibimos, esta edad creo que es la más perjudicada”, estimó. Al respecto, señaló que los jugadores de sub 17 y sub 20 no pasaron por eso porque casi todos siguieron entrenando en Primera y los que son convocados a selección subieron a Tercera y siguieron activos. “Con la motivación de estar cerca de Primera, lo que es muy buena y los mantiene enchufados”, expresó.

“Pero los nuestros no tienen ni siquiera la zanahoria de jugar el domingo y empezaron a entrenar hace un mes… El diagnóstico es que va a haber que poner mucha atención a la generación covid. Después, se puede opinar mucho”.

Para Garay lo que les pasa a los juveniles en el fútbol es muy parecido a lo que también le pasó a nivel educativo cuando tuvieron que dejar las clases presenciales. “Ellos estaban recién afirmándose en los liceos y los centros educativos. Primero es un año bien traumático para los chicos, porque los de Tercero lo agarran de pinta, salen de la escuela de una sola maestra a tener 12 profesores y todo eso es una adaptación... Y a estos gurises de la generación covid los hábitos le cambiaron totalmente”.

Garay en un partido de la selección

Un tema para profundizar

El entrenador valoró la capacidad de adaptación que tienen los niños y jóvenes para los cambios tecnológicos, pero señaló que en los hábitos del deporte eso es complicado. “Porque con el sedentarismo y poca voluntad, no se genera ese hábito psicomotriz de hacer más cosas y experimentar con el cuerpo, eso no lo da el ámbito que tenemos hoy”, comentó.

“Es para profundizar mucho el tema”, señaló Garay, quien también se refirió a la “dificultad enorme” que han tenido en el baby fútbol, donde el acompañamiento de los niños implica una organización familiar que puede ser difícil de reorganizar luego del parate y de volver a las canchas.

Alejandro Garay en el Complejo Celeste

“Las autoridades, tanto educativas como deportivas, la Secretaría Nacional de Deporte, tienen que abrir muchos los ojos para ver qué seguimiento y qué acompañamiento hacen a esta generación”, señaló.

Unos 30 jugadores forman parte de la selección sub 15 que entrena en el Complejo Celeste, lo que les da una motivación “enorme” según su DT, ya que ahí coincidieron con los jugadores más grandes y están donde todos quieren estar.

“Eso es una motivación extraordinaria para seguir en el fútbol. Pero son 30 nomás. ¿Y todos los otros chicos? Que son los más importantes y sostienen a la sociedad. Porque nosotros más allá de futbolistas queremos hacer ciudadanos valiosos, educados en valores y que el fútbol los ayude”, reflexionó.

“Si nos centramos en visualizar quienes van a llegar a ser los futbolistas de elite del futuro, se nos acota la mirada y se nos achica demasiado el foco, y es muy amplio. Pasa por el tema de qué sociedad queremos para el futuro”, agregó.

Garay en el Complejo Celeste junto a Tabárez y su equipo

De cara a la vuelta de las competencias en formativas, consideró que no hay que “ponerse exquisitos” con la preparación y destacó que lo primero que se debe hacer es que vuelvan a jugar.

"Si juegan bien, mal, están mal preparados físicamente o tácticamente en los equipos, eso es una cosa totalmente superflua y no tiene interés”, dijo. “Lo que pretendo es que se abran las aulas y las canchas de fútbol, ese es el gran deseo de nosotros. Porque el desarrollo integral es lo que se manifiesta después en el juego y en el individuo para tomar decisiones, para valerse por sí mismo”, agregó Garay.

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...