21 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,05 Venta 39,45
7 de noviembre 2022 - 5:00hs

Central de San José se consagró el sábado campeón de la Supercopa de Clubes AUF-OFI, torneo que se creó el año pasado y que enfrenta al campeón de la Primera División Amateur, Tacuarembó FC, con el último campeón de la Copa Nacional de Clubes de la Organización del Fútbol del Interior que fue el elenco maragato. 

El único gol del partido lo marcó Agustín Bombi, para los cinco veces campeones en forma consecutiva del interior que así se tomaron revancha de la derrota sufrida en febrero de este año, en la primera edición de la competición, 5-0 contra Miramar Misiones. 

El partido estuvo marcado por una situación particular. El viernes, a un día del partido, el plantel de Tacuarembó FC fue robado en las instalaciones del club y todos los jugadores se quedaron sin zapatos de fútbol para poder jugar. 

Enterado de la situación, el capitán de Central de San José, Nicolás Rebollo, le escribió a la cuenta de Facebook de Tacuarembó ofreciéndoles tres pares de zapatos suyos en buen estado y expresó que sus propios compañeros le podían prestar algunos otros para jugadores de los rojos del norte, en caso de ser necesario. 

Eso no pasó porque los jugadores de Tacuarembó logaron conseguir zapatos antes de viajar a Montevideo, ya que el partido se disputó en el Estadio Centenario. 

"En un fútbol donde todos estamos en la chiquita, hay que destacar éstos gestos de grandes: El que levanta la Supercopa es Nicolás Rebollo, capitán de Central, nuestro rival en la noche de ayer. Enterado del robo que sufrimos y en un gesto noble, ofreció sus zapatos para que nuestros jugadores, sus rivales, pudieran disputar el partido. ¡En éste fútbol donde cada uno cuida su chacrita sos un grande, Nicolás! ¡GRACIAS!", le escribió el domingo Tacuarembó FC desde su cuenta de Twitter. 

El mensaje de Rebollo a Tacuarembó

Rebollo, quien pasó por el profesionalismo en Liverpool y Rocha FC, contó la situación en diálogo con Referí: "Nos llegó la noticia por intermedio de un periodista, (Marcos) Vitete que había una publicación de Tacuarembó y fue algo que me salió de adentro, más allá de cuál podía ser el resultado de la final hay cosas injustas, no sabía si iban a tener zapatos y quise colaborar y pedirles a mis compañeros para que ellos pudieran jugar". 

"Me puse a la orden para lo que precisaran; podíamos haber sacado ventaja de eso, pero no era justo. Ellos me devolvieron el gesto haciéndolo público. Al final no nos llegaron a pedir", reconoció el capitán de Central. 

¿Cómo solucionó el problema Tacuarembó? "Consiguieron calzados con amigos", revelaron a Referí desde la interna del equipo del norte. 

"Esto es fútbol, los dos queríamos ganar, jugamos en le templo del fútbol uruguayo y por suerte se nos dio", agregó. Rebollo contó que con Liverpool había perdido con Peñarol y Nacional las dos veces que jugó en el Centenario. 

"La final de la pasada temporada, con Miramar Misiones, fue atípica porque nosotros llegamos con solamente tres entrenamientos y ellos se habían reforzado para jugar en Segunda. Nos tocó jugar en piso sintético, algo a lo que no estamos acostumbrados y se nos hizo muy complicado. Esta vez el torneo nos agarró en plena disputa de la Liga Mayor, en rodaje, mejor preparados y muy fuertes en lo psicológico", admitió Rebollo. 

"La idea fue no dejarles espacios, tener las líneas cortas, no cambiar ataque por ataque, bajarle el ritmo al partido porque no podíamos jugarles de igual a igual. Nos costó los 15 primeros minutos, pero luego implementamos nuestro ritmo, ellos no nos crearon opciones y manteniendo el cero sabíamos que íbamos a hacer un gol", contó el capitán de los maragatos. 

"Este año salimos campeones con la selección y con el club. Ahora estamos mentalizados en ganar la Liga Mayor, estamos lejos en la Anual, a seis puntos, pero pasan los dos primeros de cada serie a la Liguilla y estamos con ese objetivo", concluyó Rebollo. 

Temas:

Nicolás Rebollo Supercopa AUF-OFI

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar