Espectáculos y Cultura > LIVE IT UP

El videoclip de la canción del Mundial es idéntico a los anteriores

Tres apariciones de la selección uruguaya y sus hinchas figuran en un video que repite recursos y el estilo de la música de torneos anteriores

Tiempo de lectura: -'

08 de junio de 2018 a las 18:10

Cambia el cantante, cambia el que rapea en el medio, cambia la cultura a la que le roba la estética. Pero los últimos tres videoclips de las canciones oficiales de la Copa del Mundo son estructural y estéticamente iguales. Eso quedó demostrado con la presentación del clip oficial para Live it up, la canción de Rusia 2018 que interpretan Nicky Jam, Will Smith y Era Istrelfi.

Está bien que esa canción y sus dos antecesoras, We are one (Ole Ola), de Brasil 2014, y Waka Waka, de Sudáfrica 2010, haya un espíritu similar, de evocar la unidad de todos los países que juegan el torneo, y de resaltar el fútbol, pero la similitud es tal que hasta pienso que se hacen con una plantilla.

Planos de las hinchadas cantando y bailando, intercalar a los músicos con imágenes de los últimos mundiales (preferiblemente de los festejos pintorescos que involucren volteretas o baile; colombianos con sus pasos salseros y los africanos suelen ser abonados), banderas de los países participantes flameando y mostrar a las figuras futbolísticas del momento son algunos de los ingredientes que no faltan ni fallan.

Banderas 2018
Las banderas en el videoclip de 2018
Las banderas en el videoclip de 2018
Banderas 2014
Las banderas flameantes en el clip de 2014
Las banderas flameantes en el clip de 2014
Después de un plano fugaz de la hinchada uruguaya en el videoclip de We are one, la celeste incrementa su presencia en Live it up: el plantel festejando su triunfo contra Italia en Brasil 2014, Diego Godín gritando su gol en ese partido, y un plano de la marea celeste en ese torneo engalana el videoclip, logrando una presencia mayor para un país que –al no ser de primer orden mundial– no suele tener el mismo peso en los videoclips que otras potencias como Alemania, Argentina o Francia.

Lo de mostrar el fútbol ya viene desde un clásico como Un' estate italiana, que intercalaba a Gianna Nannini y Edoardo Benoato en un estudio con planos de partidos y mucho de Diego Maradona, por entonces el gran jugador mundial. Live it up muestra bastante a Lionel Messi, a Cristiano Ronaldo y a Neymar. De hecho la selección amarilla es de las más mostradas. ¿Por qué? Cuando se piensa en fútbol, se piensa en ella, sobre todo en los países donde el deporte no tiene el arraigo que mantiene en los más tradicionales.

Otro recurso repetido es el de invitar futbolistas. El elegido para acompañar a Smith Nicky Jam y Estrelfi es el exjugador brasileño Ronaldinho, que juega un poco con una pelota y se abraza con los artistas. En el de Waka Waka aparecían Messi, Dani Álves y Gerard Piqué, que luego del rodaje empezó su relación con Shakira.

Ronaldinho Videoclip
Ronaldinho junto a Will Smith y Nicky Jam en el clip de Live it up
Ronaldinho junto a Will Smith y Nicky Jam en el clip de Live it up

Messi Waka waka
Messi en el videoclip de Waka Waka, en 2010. También aparecieron Piqué y Dani Alves
Messi en el videoclip de Waka Waka, en 2010. También aparecieron Piqué y Dani Alves
Pero el recurso, seguramente, más trillado por los clips de las canciones mundialistas es el de poner a los artistas a cantar frente a una multitud con onda, colorida y bailantera. Las tres canciones oficiales recientes lo hicieron, y hasta ocurre en otros temas no oficiales, como Wavin' flag, de Sudáfrica 2010, o Colors, de Jason Derulo, presentada para esta edición.
Waka Waka

Video 2014
Ni los criollos se salvan, porque el adelanto que Natalia Oreiro publicó sobre United by love, su canción para el campeonato ruso, mostraba justamente una situación idéntica, con la cantante uruguaya bailando entre una multitud, aunque con sabor local, al contar con una cuerda de tambores y un niño con la camiseta de Rampla, el club del que ella es hincha.
Video Oreiro

Cancion mundial 2018
La tendencia anterior, presente en los videos de las canciones para Francia 1998 (La copa de la vida, de Ricky Martin) y Boom (de Anastacia para Corea-Japón 2002) era ver al intérprete cantando ante una audiencia.

El público se renueva y son canciones que no están destinadas a tener una vida útil demasiado prolongada, más allá del mes en el que transcurre el torneo. Pero la reiteración de recursos (sin contar siquiera los musicales, como los ooooh de hinchada que son figurita repetida en las canciones) se siente como una muestra de falta de originalidad.

Comentarios