Mundo > NOVIEMBRE DE 2020

Rumbo a las elecciones presidenciales en EEUU: ¿Qué posibilidades hay de que Trump sea reelegido?

Pese a los escándalos, Trump tiene muchas posibilidades de ganar aunque falta por ver quién es el o la postulante demócrata

Tiempo de lectura: -'

23 de julio de 2019 a las 05:02

El presidente estadounidense Donald Trump, quien llegó a la Casa Blanca en 2017, arrancó en junio pasado su campaña de reelección, en la que invertirá los más de 100 millones de dólares que recaudó junto a sus comités afiliados para intentar permanecer otros cuatro años más en el poder. Si bien nunca fue un secreto que el republicano se fuera a postular de nuevo, aún queda saber quién es el candidato o candidata demócrata que competirá con él.

A diferencia de otras ocasiones, esta vez más de 20 mujeres y hombres se han postulado para conseguir la nominación del Partido Demócrata e intentar desplazar al republicano en noviembre de 2020. Se trata del grupo de aspirantes más diverso hasta ahora conocido, y aunque también llegan más divididos, eso no significa necesariamente que les vaya a perjudicar.

“En 2016 ocurrió lo contrario, los republicanos tuvieron muchos candidatos y Hillary Clinton llegó casi coronizada por los demócratas y, aun así, Trump ganó. La dura competencia demócrata esta vez va a garantizar que la o el candidato que llega a las elecciones generales ya pasó una dura prueba. El riesgo es si el proceso divide mucho al partido u obliga al eventual candidato a posicionarse muy a la izquierda para ganar la interna”, explicó a El Observador el analista Michael Camilleri, director del programa de Estado de Derecho en Diálogo Interamericano, un centro de análisis con sede en Washington.

El experto considera que aunque cada aspirante tendrá su propia estrategia, “todos parecen tener claro que no pueden pasar el tiempo hablando solo de Trump”, por lo que deberán presentar una alternativa positiva para el país, añade.

El Partido Demócrata se sitúa más a la izquierda que hace cuatro u ocho años y un ejemplo son las propuestas de todos los candidatos en materia de salud, que promueven una mayor cobertura médica que la iniciativa de Barack Obama en 2008.

Sin embargo, precisó Camilleri, en otros temas importantes como la inmigración, hay diferencias importantes entre los candidatos y algunos se ubican más a la izquierda que otros.  

Pros y contras de Trump

El presidente estadounidense cuenta con “una base muy sólida y un techo muy firme” de cara a las elecciones de 2020, pero aún en pronto para poder empezar a medir qué posibilidades tiene, pues factores como “la economía o cualquier incidente de seguridad nacional también pueden impactar” en su carrera a la relección, añade a este diario el especialista.

Las encuestas reflejan que el índice de aprobación de Trump se mantiene en torno al 45%, mientras que más de la mitad le da un suspenso.

Sin embargo, los números de la economía estadounidense reflejan un mejor panorama para el mandatario, ya que por ejemplo la tasa de desempleo en abril pasado se ubicó en 3,6%, la más baja en casi medio siglo.

También es cierto que, por lo general, en EEUU cuando un presidente se presenta a la reelección vuelve a ganar la Casa Blanca.

“Ese ha sido el caso con los últimos tres mandatarios. Ser presidente le da ventajas claras a uno como candidato. Al mismo tiempo, si las cosas van mal, en lo económico por ejemplo, el presidente figura como el principal responsable y puede perder apoyo de manera muy rápida. Así fue el caso con los presidentes Jimmy Carter y George Bush padre”, recuerdó Camilleri.

Por otro lado, sus polémicas medidas para frenar los flujos migratorios que principalmente llegan de Centroamérica han supuesto el rechazo del lado demócrata y eso podría llevar a que voten más latinos en su contra al igual que podría ocurrir con electores de centro. Al mismo tiempo la dura política migratoria de Trump sigue siendo respaldada por las bases republicanas. 

Además de sus medidas contra los inmigrantes indocumentados, también podría pasarle factura el reciente escándalo por los tuits racistas que publicó a mediados de este mes contra cuatro congresistas demócratas de ascendencia extranjera, a las que invitó a que regresaran a sus países.

El mandatario también acumula acusaciones por delitos fiscales y denuncias presentadas por presuntas amantes, y podría verse debilitado por el hecho de que entorpeciera la investigación sobre la injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de EEUU de 2016 presionando a miembros de su gabinete o al exdirector del FBI, James Comey.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...