Cargando...
Debate Bergara y Penadés

Nacional > referéndum

Debate: para Penadés la LUC "se defiende sola" y para Bergara "es una vuelta al pasado"

El debate se centró en educación, seguridad, vivienda e inclusión financiera

Tiempo de lectura: -'

07 de marzo de 2022 a las 23:11

Los senadores Mario Bergara y Gustavo Penadés protagonizaron un debate sobre la Ley de Urgente Consideración, previo al referéndum del 27 de marzo. 

Los temas seleccionados fueron educación, seguridad, vivienda e inclusión financiera. El debate fue organizado por la Cámara Uruguaya de Televisión para Abonados (CUTA) y emitido por Cardinal TV así como por TV Ciudad y El Observador.

Al hacer su introducción, Penadés recordó que antes de asumir  en marzo de 2020 el gobierno puso a consideración el texto de la ley que luego sería enviada al Parlamento. Allí, dijo, estaban estampados todos los compromisos que la coalición de gobierno asumió antes del balotaje de noviembre de 2019. A partir del 1 de marzo siguiente, apuntó el senador nacionalista, el Poder Ejecutivo comenzó a transitar el "compromiso estricto" de la "columna vertebral" del programa de gobierno, cuyos eje central ha sido la "promoción y el respeto irrestricto" a al libertad. ."La libertad no se puede promover sin una sociedad segura, educada y libre en el sentido más amplio de la palabra", afirmó.

Penadés sostuvo que los compromisos se están cumpliendo. Recordó que más de la mitad de los 476 artículos de la LUC fueron sancionados por unanimidad en el Parlamento. "Mal se puede decir que sea una mala ley", dijo. Lo que se promueve con el "voto celeste", sostuvo, es que se respete la voluntad popular y que el gobierno pueda seguir cumpliendo los compromisos asumidos ante la ciudadanía.

Para Bergara, en cambio, la LUC está lejos de solucionar los problemas de la gente. Significa una vuelta al pasado y "con recetas que fracasaron décadas atrás". El senador frenteamplista indicó que la ley no aporta ninguna idea innovadora para resolver los problemas de vivienda, educación, seguridad y empleo. Mucho menos, apuntó, para "lidiar con la caída de salarios y jubilaciones y el aumento de las tarifas y los productos de primera necesidad. "Habrá retrocesos en seguridad y derechos", aventuró.

Bergara reparó en la regla que la LUC impone para calcular el precio de los combustibles, que el gobierno no siempre ha seguido. En su visión, eso responde a un cálculo político del gobierno, que no quiere mostrar antes del referéndum el impacto que la norma puede tener.  
El primer bloque temático entre ambos senadores estuvo referido a la educación. "Venimos de 15 años de una sustantiva mejora presupuestal", reconoció Penadés. "Pero con los peores resultados en formación, capacitación, deserción y, fundamentalmente, en el futuro de nuestros jóvenes", dijo. 

El senador nacionalista dijo que la LUC recoge todos los cambios necesarios para un sistema que no dio resultado. Allí describió cifras: el 30% de los jóvenes son analfabetos funcionales y solo el 40% termina Secundaria, en un país que está entre los tres peores de América Latina en tasas de egreso. 

Penadés procuró dejar en claro que, para el gobierno, el eje central son los jóvenes. Para eso, dijo, se espera contar con el apoyo de los docentes y llegar así a los cambios necesario. “Pero autonomía no es independencia”, aclaró. 

El senador nacionalista dijo que la LUC busca tres cosas: cambios en la gobernanza educativa, la autonomía de los centros de enseñanza y el fortalecimiento de la carrera docente. 

“Derogar estos artículos sí es volver atrás”, sostuvo. “Sería un gran retroceso al cambio que el Uruguay necesita”. 

Para Bergara, lejos de solucionar, la LUC vuelve a “viejas recetas”, al erradicar a los “históricos” consejos de Primaria, Secundaria y Educación Técnico Profesional. Algo que, recordó, ya buscaba la ley de Educación promovida en 1972 por el entonces ministro Julio María Sanguinetti, que procuró “centralizar las decisiones y que desconfiaba de los docentes”. 

La LUC también, apuntó, “elimina la obligación de que los padres inscriban a un niño en los centros de enseñanza”. 
Bergara defendió los logros educativos durante lso gobiernos del Frente Amplio, y dijo que ninguno de los desafíos que enfrenta hoy el sistema son abordados por la LUC. 

El segundo bloque estuvo referido a la vivienda. Le tocó abrir el fuego a Bergara, que aseguró que el gobierno prometió eliminar los asentamientos. Lejos de eso, apuntó, la LUC no incluyó nada para cumplir este cometido. 

El senador frenteamplista puso énfasis en el nuevo sistema de alquileres sin garantías que creó lo que denominó el “desalojo express”. Según su visión, un método “cruel y despiadado” que “dejará más gente en la calle”. 

Una fórmula que, sostuvo, tampoco le soluciona nada al propietario. La alternativa, indicó, era fortalecer los sistemas de garantías, que el propio gobierno limitó a través del Presupuesto. 

“Si el Frente Amplio hubiera hecho algo, la situación estaría mejor que ahora” le respondió Penadés, que optó por recordar el “aumento de los asentamientos” durante el gobierno de Tabaré Vázquez. 

Allí le pidió a su contrincante dejar el “terrorismo verbal” y  le llevó “tranquilidad” a la ciudadanía: la ley tradicional de alquileres “está vigente y no se modificó ni una coma”. 

Penadés defendió el nuevo mecanismo “independiente” para que jóvenes o “sectores populares” puedan acceder a un alquiler sin garantías. Servirá, dijo, para estimular el mercado inmobiliario, poniendo en alquiler más viviendas y bajando así el precio de los alquileres. 

El tercer bloque estuvo referido a la seguridad pública. Allí Penadés destacó la “baja sensible” de los delitos, en el marco de una estrategia que buscó “proteger al ciudadano” y “respaldar a la Policía. 

El senador nacionalista remarcó que la derogación “atentaría” contra la labor policial. Allí se preguntó “qué mensaje” le daría a la Policía si se le retira el respaldo a la acción frontal contra el delito.  “Las cifras comienzan a mostrar resultados”, afirmó. 

Bergara, en tanto, insistió: la LUC no soluciona ni contribuye a la mejora de la seguridad pública. “Se recurre a recetas atrasadas”, insistió. El senador frenteamplista pidió discutir “sin demagogia” sobre un problema estructural del país. 

En su visión, la publicitada baja en los delitos no responde a la ley, sino a los efectos de la pandemia sobre la movilidad de la población. 

Las peores consecuencias de la LUC, remarcó, fueron dos: la “gente muerta en forma muy cuestionable” en aplicación de la legítima defensa y el “aumento inconsistente” de las penas, que hizo que mujeres jóvenes purgen penas por microtráfico casi iguales a la de “grandes narcotráficantes”. 

“La LUC elimina garantías básicas para la ciudadanía, lejos está de haber bajado los índices de delitos, incentiva la jusiticia por mano propia y eleva el valor de la propiedad por encima de la vida”, argumentó. “Hay que derogar todo este mamarracho jurídico”.

El último bloque estuvo referido a la “libertad financiera”.Un aspecto que, a juicio de Bergara, perjudica a la mayoría de la población. Allí se preguntó “si alguien puede pensar” que un trabajador puede tener margen para negociar la forma de pago de su salario con su empleados. 

La posibilidad de que los sueldos se paguen en efectivo, dijo, facilitará la evasión de impuestos y los aportes a la seguridad social. 

“No sabemos por qué” dijo, la LUC habilita también a utilizar efectivo para pagar hasta US$ 120 mil. Allí Bergara se preguntó a quién está dirigida esa medida, o “qué uruguayo puede tener ese dinero abajo del colchón”. 

Para Penadés, encambio, la LUC le otorga “libertad” al trabajador. El sistema de pago electrónico, sostuvo, sigue vigente. Según dijo, los datos demuestran que la informalidad viene cayendo y ya está en guarismos inferiores a los de los gobiernos del Frente Amplio. 

“Asociar esto con la evasión es, por lo menos, ofensivo”, remarcó. 

En el cierre, el senador frenteamplista rechazó que los partidarios del Sí a la derogación sean los “agoreros del desastre” pero afirmó que “muchas cosas que decimos que están pasando, están pasando”. 

Bergara admitió que se trata de una instancia compleja, con demasiados temas para una ley de urgencia. 

En ese marco, llamó a la población a poner en la balanza el contexto en que se realiza el referéndum: caiuda de salarios, suba “desproporcionada” de precios y “retaceo” de derechos. 

“Mi autoridad emana de vosotros y ella cesa ante vuestra presencia soberana” dijo, evocando a José Artigas y cuestionado que que el gobierno defina la consulta popular como un “palo en la rueda”. 

Bergara recordó el próximo compromiso de la Selección Uruguaya de Fútbol “El 24 jugamos contra Perú y allí todos seremos celestes”, dijo. “Pero el 27 no, queremos que la mayoría apoye el voto rosado”. 

“El Sí es lo que le conviene al Uruguay y a su gente”, concluyó el senador frenteamplista. 

Por su parte, Penadés considero que la LUC “se defiende sola” a través de sus resultados. 

En su visión, el 27 de marzo se trata de seguirle dando al gobierno herramientas para continuar procesando las transformaciones que el país necesita. 

“Hay un gobierno que está a cargo y que tiene las cosas claras”, remarcó. Penadés recogió el guante que le lanzó Bergara: “El 24 vamos todos con la celeste, y el 27 vamos con la celeste también”, concluyó. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...