Nacional > alimentación

Escuelas exhiben galletitas y alfajores pese a que está prohibido

Según estudio existe desconocimiento de la ley aprobada en 2013

Tiempo de lectura: -'

05 de marzo de 2018 a las 05:00

El 40% de los escolares de Montevideo tiene sobrepeso, de acuerdo con un estudio de 2017 pero el problema se arrastra desde hace años y motivó la aprobación en el Parlamento de la ley 19.140 en 2013 para promover la alimentación saludable en los centros educativos y prohibir la publicidad de los alimentos saturados en grasas y azúcares.

A más de cuatro años de que la ley se pusiera en marcha, un estudio realizado por el Mides y de la Universidad de la República al que accedió El Observador concluyó que las cantinas de las escuelas públicas siguen ofreciendo alfajores, galletitas dulces, barras de cereales industrializadas, jugos envasados, golosinas con azúcar y de que pese a que está prohibida su publicidad siguen estando a la vista.

De acuerdo con el relevamiento, la mayoría de los productos procesados envasados vendidos en los centros educativos no cumplía con los criterios nutricionales por el MSP. El estudio concluyó que "ninguno de los centros de educación secundaria cumplió con las disposiciones de la ley o su decreto reglamentario, mientras que en el caso de los centros de educación primaria el cumplimiento alcanzó 33% de los centros públicos y al 29% de los centros privados".


La distribución de productos de acuerdo a su tipo de elaboración mostró una baja presencia de alimentos naturales o mínimamente procesados, los que correspondieron a 13-18% de los productos vendidos en las escuelas.

También se detectó incumplimiento de la prohibición de hacer publicidad de estos alimentos. "Todos los centros educativos exhibían la gran mayoría de los productos, lo que consiste una forma de publicidad", señaló el estudio.

La mayor incidencia de publicidad de alimentos se registró en los centros de educación secundaria públicos: el 63% de los centros de educación secundaria tenía algún tipo de publicidad directa de alimentos en el punto de venta. El 50% de los centros de educación secundaria presentaba publicidad de refrescos mientras que el 25% presentaba publicidad de helados.

También se consideró publicidad los paseos a empresas de golosinas, así como la entrega de materiales impresos con marcas, juegos, regalos y la realización de charlas informativas.

No tienen conocimiento

En la mayoría de los centros educativos los referentes dijeron estar al tanto de la existencia de la ley aprobada en 2013 pero demostraron un conocimiento limitado sobre su contenido.

Si bien en Primaria existió una circular informativa, la mayoría manifestó no haber recibido ningún material explicativo sobre su contentido. Destacaron que el conocimiento de la misma no es suficiente para establecer en forma precisa qué productos son saludables y recomendados para la venta.


En las instituciones privadas se observó "una distancia mayor en la comunicación entre las autoridades y los centros" sobre este tema. La mayoría informó no haber sido informado formalmente del contenido de la ley.

Los entrevistados de esos centros afirmaron no haber recibido inspecciones por parte del Estado ni orientación en relación a los alimentos que deberían ofrecer.

Limitaciones

Todos los entrevistados demandaron mayor difusión y capacitación que les permita determinar qué alimentos son recomendados para la venta en las cantinas, al tiempo que sugirieron la realización de campañas educativas orientadas a promover cambios profundos en los hábitos alimentarios. En ese sentido se sugirió promover cambios en los hábitos alimentarios desde la etapa preescolar y escolar.
A su vez, señalaron que la disponibilidad de alimentos y bebidas ofrecidos en los alrededores de los centros educativos es visto como una dificultad y amenaza, en especial en donde concurren adolescentes que pueden comprar alimentos fuera de los liceos.

Como principal limitante al cumplimiento de la ley se planteó la falta de sanciones.

Comentarios