Espectáculos y Cultura > ENTREVISTA

Franny Glass explica su nuevo disco, canción a canción

Gonzalo Deniz cuenta la historia de cada tema de su álbum Desastres Naturales, que presenta mañana en La Trastienda

Tiempo de lectura: -'

08 de marzo de 2018 a las 15:41

Gonzalo Deniz camina por la peatonal Sarandí. Él es Franny Glass, pero a la vez no lo es, porque ahora el proyecto que empezó solo es una banda. Su disco anterior, Planes (2014), fue lo último que hizo como solista. Al momento de pasarlo al vivo, y de ahí en más, adoptó el nuevo formato, que se mantuvo durante todo el proceso de producción de Desastres naturales, su sucesor.

El miércoles se presentó el videoclip de una de sus canciones, Cada corazón tiene un lugar, dirigido y guionado por Deniz. Estudió cine, pero es de forma esporádica que puede aplicar ese conocimiento a sus canciones. "Lo hago cuando puedo arruinarme el trabajo solo", afirmó con una risa. Este viernes, en tanto, presenta el disco en La Trastienda (Fernández Crespo y Paysandú) a las 21 horas.

Desastres naturales llega en un momento en el que los cantautores uruguayos y sus proyectos están en un punto alto, según el músico. "Cuando yo empecé no tenía referentes de mi edad en este estilo. Estaba todo más desierto, aunque sí había gente más grande, como Alejandro Ferradás, Martín Buscaglia y Samantha Navarro. Era la época del Pilsen Rock, entonces el camino para alguien que hacía música era hacer un grupo, eléctrico. Hoy, quizás porque no hay muchos lugares para tocar como banda, es más viable y accesible tocar solo con tu guitarra. Y eso además generó que haya más discos de cantautores, cada uno con su propio estilo" explicó Deniz.

Esta nueva faceta de banda, sin embargo, le permitió acceder también a la grilla de un festival de rock local. Participar en el pasado Montevideo Rock le resultó raro porque, reconoció, ya que no se siente demasiado asociado a ese género.

Más allá de eso, Deniz presenta este nuevo disco que marca un quiebre, en el que dejó "más aire en las canciones". Su voz no está tan presente y ese espacio lo llenan los instrumentos y aportes de sus compañeros.

Antes de su presentación en vivo, y mientras avanzaba por la peatonal, Deniz contó el proceso de creación de cada una de las nueve canciones de Desastres Naturales, y su aporte al disco, que fue atravesando diferentes etapas a lo largo de su proceso.

Las entradas para el espectáculo de La Trastienda están a la venta en RedUTS, con un costo de $ 375 y $ 575.

Canción a canción

Mañana sin memoria

Embed

Tiene un arpegio de guitarra candombero, agresivo, del estilo de Jorge Lazaroff, que se repite como un mantra durante toda la canción. Como escucho mucha música en inglés me pasa que pienso melodías como para ser cantadas en inglés, entonces eso hay que ponerlo en español. En este caso quería hacer lo inverso, que la canción ya tuviera una melodía pensada para cantar en español. La letra surgió rápido, y eso no es común para mí.

No es lo que hablamos

Embed

Esta pasó por varias letras. Al principio tenía un estribillo, donde cambiaban los acordes pero en la versión final se lo saqué y quedaron solo los versos sin ese cambio. Reescribí la letra y de ahí se armaron los arreglos con la banda. Llevó tiempo terminarla pero fue fácil cuando pasamos a trabajarla en grupo.

Mientras el viento sopla afuera


Esta nace en una charla con Matías Paparamborda, un artista con el que trabajamos el arte del disco. En esos intercambios surgió el título Desastres naturales, y en esa charla ideé esta canción. Hasta ese momento todas eran más parecidas a las dos primeras, repetitivas, entonces con esta busqué hacer una canción con estructura pop, con cambios y partes definidas. Fue la última de las nueve en componerse.

Tanta mala suerte

Embed

Esta letra fue todavía más rápida que la de Mañana sin memoria. La música me quedó del disco anterior, Planes, pero no tenía ni una melodía ni letra. Estaba casado con una idea de lo que tenía que ser la canción pero renuncié a ella y fui por otro lado, creando como una caricaturas de mis primeros temas, con esa historia del enamorado que no es correspondido. Pero no me convencía cantarla con mi voz, y así fue que se sumó Wagner Moura, el actor brasileño, que le da un tono exótico a una letra bastante uruguaya.
Embed

Cuando estaba preparando su papel como Pablo Escobar en Narcos, un amigo en común, Carlos Tarán, que es mánager de músicos brasileños, le dijo que la mejor forma de aprender español era escuchando música en ese idioma, entonces le pasó discos que le gustaban. Uno de los que le dio fue El podador primaveral, y le gustó tanto que hizo una versión en portugués de la canción que le da título a ese disco, que al final quedó inédita. Como nos conocía y le gustaba, lo invitamos a grabar.

Con ese amor

Embed

Es de las más viejas de las nueve, y es distinta al resto: tiene una armonía más compleja. Cuando la tocaba acústica era como una chamarrita, y costaba llevarla al formato banda. Cuando Moura se sumó al disco abrió la puerta de los invitados, entonces busqué crear con esta canción como un equilibrio con Tanta mala suerte. Invité a Josefina Mac Loughlin y aceptó, entonces le empezamos a buscar la vuelta para adaptarla a nuestro nuevo formato. La terminamos dos días antes de que el disco se masterizara. Estuvo a punto de quedar afuera, pero al final se logró. Por suerte, porque es una de mis favoritas.

Tremendo estruendo

Embed

Cuando nació tenía una forma de tocar la guitarra más abrasilerada, medio a lo Fernando Cabrera incluso. Tenía un ritmo más parecido al del último tema del disco, entonces lo agarré y fue como si le pasara con una aplanadora por encima para que quedar más planchado. Lo deformé para que quedara diferente y fuera más repetitivo. Es otro tema que cambió con la banda, y le fuimos agregando capas durante esa etapa. Se terminó de armar en la sala de ensayo, en lugar de cómo fueron los demás, que fui yo solo en casa con la guitarra.

Técnicas para hacer fuego

Embed

Fue el primero que hice después de Planes. Empezó como una melodía que me decía por donde iba a ir la canción, pero no era compatible con la idea del disco que tenía en un principio. Pero al final terminó siendo un disco más variado, y no quedó tan desubicada. Es una isla dentro del disco. Es más guitarrero y más parecido a lo que fue el disco anterior.

Cuándo es volar y cuándo es caer

Embed

Surgió en el final de la primera etapa del proyecto, cuando el concepto del disco era más extremo de lo que terminó siendo. Si bien es una canción que repite sus partes, siempre va avanzando. Es un tema en capítulos. Esta marcó el quiebre de esa idea original, fue el eje entre las etapas distintas del disco. Fue un antes y un después, pero también la que se acerca más al concepto de Franny Glass como mi guitarra y mi voz.

Cada corazón tiene un lugar

Embed

Es la más luminosa del disco. Tiene un arpegio de guitarra repetitivo, y aunque va cambiando de acordes parece que fuera siempre el mismo. De nuevo, como al principio, remite al candombe, al estilo de Eduardo Mateo, pero también es para mí una canción de ruta. Es un candombe de ruta. Y cada estrofa cierra con la misma frase, que es algo que hago desde hace un tiempo y que me gusta mucho.



Comentarios