Básquetbol > BÁSQUETBOL

García Morales: "Estuve lejos de volver a Aguada"

El ex Hebraica contó los pormenores de su salida y de una negociación frustrada

Tiempo de lectura: -'

07 de agosto de 2018 a las 14:45

En realidad la decisión de salir de Hebraica la tomó Hebraica. Yo no tenía pensado ni salirme del contrato, ni salirme de Uruguay. Pero bueno, se solucionó el tema de mi contrato, apareció Instituto que es una situación deportiva muy buena para mí, y económicamente también fue muy buena la propuesta, digamos que no hubo mucho margen para negociar ni para esperar otras cosas, porque no había tantas posibilidades". Así contó Leandro García Morales por qué deja la Liga Uruguaya para cruzar el charco a los 38 años.

En Puro Básquetbol, que se emite por Sport 890, García Morales dejó su mirada crítica al medio local, al cual lo considera "semiprofesional" por varios aspectos: "Tenemos que ir lidiando en Uruguay con esta falta de profesionalismo. Por un lado, a uno, le exigen al máximo el profesionalismo y cuando uno exige profesionalismo, del otro lado te dicen que 'esto es todo a pulmón, es un esfuerzo de unos pocos' y uno siempre termina esclavo de la situación y de lo que tengan ganas de hacer los dirigentes".

También comentó los pormenores de la negociación de salida de Hebraica y Macabi, club que en un momento le avisó que no iba a poder hacerse cargo del vínculo por un año que le quedaba, ni tampoco de la cláusula de rescisión que tenía que abonar por cortar el contrato.

"Eso se dilató, ellos estaban fuera de las fechas estipuladas, pero hablaron con Claudio (Pereira), mi agente, y se les permitió pagar la rescisión y no la totalidad del contrato como tendría que haber sido. Es más, lo primero que me ofrecieron fue no pagarme cláusula ni contrato cosa que obviamente no pasó", explicó.

Lejos de los aguateros

Durante varios días se informaba desde la interna de Aguada que LGM estaba cerca de llegar nuevamente a la institución para firmar contrato por dos años, pero el jugador se encargó de aclarar con detalles la situación.

"Quedó una negociación bastante corta y quedamos bastante lejos. En todo lo que pedimos, en todos los puntos que tratamos de negociar nos dijeron que no", contó García Morales, quien además agregó que su representante, Pereira, le avisó a los dirigentes rojiverdes que "no eran aceptables esos términos y no hubo más instancias de negociación que eso".

Los motivos principales estuvieron en la situación económica y también en la parte logística, en el armado de ciertas cosas que a Leandro le parecen imprescindibles para poder prepararse de manera adecuada: "Un montón de cosas que son necesarias para que después, un dirigente, un hincha que exige al máximo a los jugadores y uno no quede tan expuesto", comentó.

La sorpresa del ayuda base en esta situación pasó por la información que salía desde la directiva aguatera hacia los medios.

"Iban a hacer todo los esfuerzos y todo lo posible pero cuando nos sentamos a negociar no se hizo todo lo posible y no se hizo mucho esfuerzo, fue simplemente pasar una oferta, decir: 'Esto es lo que proponemos nosotros' y no hubo margen para cambiar mucha cosa", dijo el goleador.

"Está claro que esto es a pulmón y que los dirigentes tienen que sacar de su bolsillo para pagar y está perfecto que cuiden la plata, como hago yo con la mía", comentó y cerró el tema al decir que "está bueno que los hinchas de Aguada tengan un poco de contexto de cómo fueron las cosas".

Nuevas estructuras en la LUB

"Claramente la dirigencia no cree en el jugador uruguayo y cree más en solucionar las cosas por los siete u ocho meses de este año con el extranjero de turno que a ellos les gusta. Acá por traer un extranjero la gente pone cualquier tipo de plata y después no importa cómo juegue y no pasa lo mismo con los nacionales", comentó García Morales que jugará ahora en Argentina.

"Por un lado veo jugadores de nivel, que siguen creciendo y que buscan nuevas posibilidades y después el basquetbol de acá, que sigue sobreviviendo, no tenemos mucha idea de que para qué lado vamos, seguimos sin explotar el trabajo en las formativas, seguimos aumentando el cupo de extranjeros", afirmó.

"Todo eso conspira mucho con la organización de un equipo contra la búsqueda de armado de un equipo: vos le andás cambiando jugadores continuamente a un equipo y se hace más difícil mantener un nivel. Obviamente al no pagarle a los nacionales, después van y gastan una fortuna en tres extranjeros que por supuesto te acomodan todo en la cancha, tres extranjeros de cinco, el 60% de un equipo, es mucho. Entonces se piensan que simplemente arreglando eso esos meses, zafamos esa temporada y el año que viene vemos, en vez de armar algo a largo plazo o trabajar con los chiquilines que tenes acá para que tengan un nivel aceptable para jugar en la Liga, sino vamos a depender siempre de traer extranjeros para definir y para tener buen nivel y poder competir en la liga local", expresó uno de los grandes referentes del básquetbol uruguayo de los últimos años.

El nuevo destino

"Córdoba es una ciudad linda y bastante accesible, que se llega rápido a Montevideo. Me gusta porque (Instituto) es un club que está creciendo en la Liga Argentina, es un equipo que ya está armado y prácticamente tiene el mismo plantel del año pasado. Justo se cumple el aniversario de 100 años y además se juegan torneos internacionales".

Comentarios