24 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
6 de diciembre 2022 - 5:03hs

La Intendencia de Montevideo (IM) defiende el efecto de los radares para bajar la cantidad de accidentes de tránsito por las calles capitalinas, como contracara a las críticas que le acarrea el aumento en la recaudación por multas. Los números que maneja la administración de Carolina Cosse le demuestran menos siniestros, menos heridos, menos muertos y también velocidades promedio más bajas en los puntos en que están estos dispositivos. 

Aquellos accidentes "graves y fatales" bajaron un 54% al contrastar los registros del 2015 –previo a la instalación de los primeros radares– con los del cierre del 2021. El año pasado hubo un total de 15 de estos siniestros en los tramos con dispositivos de fiscalización, contra los 33 que se habían registrado hace siete años. Esa baja es del 35% al hablar del total de accidentes en esas arterias –227 en 2015 contra 147 el año pasado–.

De todos modos, ese dato presenta una salvedad: los primeros meses de 2021 estaba la pandemia en su pico máximo y la movilidad en Uruguay no volvió a niveles prepandemia hasta octubre de ese año. 

Más noticias

Esos dos datos le permiten a la intendencia decir que "en tramos con fiscalización electrónica bajó más la siniestralidad que el promedio de baja general" en el resto de la ciudad, según el informe del departamento de Movilidad al que accedió El Observador. Esa afirmación se enmarca en un contexto en que año a año las autoridades celebran la disminución de accidentes en la capital. 

La recaudación por multas de velocidad había alcanzado el año pasado los $ 872.579.154, un 60% más que los montos registrados en el 2020, según informó El País. Para ese cálculo también es importante tener en cuenta que hace dos años hubo una caída de la movilidad a raíz del confinamiento en el primer tramo de la pandemia. La segunda multa con recaudación más abultada había sido la de los cruces con el semáforo en rojo, lo que le supuso a la comuna un ingreso de $ 117.057.938. 

Diego Battiste Radares de la Intendencia de Montevideo sobre la rambla

El director de Movilidad, Pablo Inthamoussu, había declarado al respecto que no se estaba hablando de "muchísima gente que no se murió ni se lesionó, que no quedó discapacitada de por vida". "De eso nos gustaría estar hablando esta semana, y no de recaudación", había dicho en rueda de prensa. 

"En 28 tramos disminuyó el total de personas lesionadas, presentando una disminución global de 37% para todos los tramos. Esto supone 101 lesionados menos. Los lesionados graves y fatales disminuyeron un 58% (21 personas). En 14 de 20 tramos en los que había lesionados graves y fatales en siniestros en 2015 no se presentaron lesionados en 2021", establece el informe del Observatorio de Movilidad cerrado el mes pasado. 

A la caída de los accidentes de tránsito en aquellas arterias con radares se suma la baja en la velocidad promedio. A modo de ejemplo, la intendencia recopiló que dos meses atrás los vehículos ya circulaban a unos 36,2 km/h en el punto entre Urquiza y Comandante Braga, mientras que en abril del año pasado solían hacerlo a 39,1 km/h. 

La velocidad promedio en la rambla y Proteo pasó a ser de 54.2 km/h en marzo del 2017 –fecha en que fue instalado– contra 48,6 km/h en octubre de este año. Ese punto en plena bajada de la rambla a la altura de Punta Gorda fue en el que más multas se aplicaron al cierre del 2021. 

En Bulevar Artigas y Pedernal "el total de lecturas de velocidad que superan la velocidad permitida de 60 km/h por más de 21 km/h ha disminuido sostenidamente desde el 2017, logrando que la circulación se ajuste a las normas", detalló la comuna en otro informe, escogiendo ese punto por ser el único en que la fiscalización funcionó de forma continua desde la instalación.

Temas:

Intendencia de Montevideo Radares Multas por velocidad Baja de multas de velocidad

Seguí leyendo

Te Puede Interesar