Nacional > TRANSPORTE

IMM dice que celulares servirán para sacar boletos a partir de 2020

La comuna anunció que sustituirá las actuales máquinas expendendoras por un nuevo sistema

Tiempo de lectura: -'

01 de agosto de 2018 a las 20:29

Para 2020, usted podría utilizar su celular como medio de pago en el transporte público. El Departamento de Movilidad de la Intendencia, apoyado por su par de Desarrollo Sostenible e Inteligente, informó que dentro de dos años no será necesario interactuar con el conductor de la unidad para pagar el boleto. Según el director de Transporte, Gonzalo Márquez, el objetivo es hacer del sistema un mecanismo sencillo, ágil que reducirá los tiempos de espera en las paradas como al subir al ómnibus.

"Se planteó la posibilidad de generar, en conjunto con la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), un prototipo nacional de una máquina de a bordo que cumpliera con determinadas condiciones, entre ellas, que permitiera el pago a través del celular con solo acercarlo", dijo Márquez. Además de incluir este método de pago, que implica el uso de un chip NFC - se encuentra en la mayor parte de los últimos télefonos celulares y funciona al estar cerca de un campo de comunicación-, la intendencia solicitó la incorporación de cartelería con información a bordo y que el prototipo estuviera conectado al GPS entre otras cosas. El objetivo era plantear requerimientos modernos para renovar todo el parque de máquinas a bordo que están llegando a los diez años de uso", explicó.

Bajo el nombre de "Desafío Ciudades Inteligentes", la empresa ganadora del concurso fue Isbel, una compañía uruguaya con más de 30 años en el mercado tecnológico. "A la etapa inicial (donde solo se presentaban las ideas) se presentaron 24 propuestas, de las cuales fueron seleccionadas 12 que pasaron a la etapa de proyectos. Finalmente fueron 10 los proyectos presentados y de ellos fue elegido el nuestro", indicó la líder del equipo de desarrollo de software del proyecto dentro de Isbel, Isabela De Cola.

El prototipo también incluyó tecnología RFID -sistema de identificación por radiofrecuencia- con el objetivo de poder determinar el nivel de ocupación de cada unidad en tiempo real. Con esta implementación se buscó que los usuarios puedan saber la ubicación de los vehículos y una estimación de la cantidad de pasajeros que se encuentran a bordo. Por otra parte, se pensó que a través de la pantalla a bordo se pueda saber el tiempo de llegada a las distintas paradas y las posibles combinaciones con otras líneas de ómnibus. El prototipo se presentó hace un mes y se utilizó en una línea de ómnibus. Según indicó Márquez, los resultados fueron satisfactorios.

"Se vio que se podía utilizar el celular como medio pago y que se podía pagar el boleto con código QR a través del celular. El pasajero podía entrar y salir del ómnibus sin necesidad de mantener diálogo alguno con el conductor-cobrador a través de un sistema de validadores", agregó.

Cambio

¿Cómo funcionaría el nuevo sistema? Según explicó Márquez, en el caso del boleto local, el sistema sería el siguiente: el usuario sube al ómnibus, marca con el celular o con la tarjeta, la máquina de cobro da por defecto un boleto de una hora y le deduce $ 29 al usuario. Pero este sistema incluye otra novedad. Si al bajar de la unidad el usuario pasa la tarjeta por el validador que está en la puerta de atrás y este detecta que se hizo un viaje local, le devuelve $9 a la persona.

El objetivo es que el código QR debite el costo del boleto de forma directa de una caja de ahorro del usuario mientras que el conductor tendrá una tablet desde donde podrá llevar a cabo tareas de gestión y controlar las transacciones realizadas por los pasajeros. Otros de los requerimientos que pidió la Intendencia para el prototipo fue que el equipo de cada unidad costara menos de U$S 4 mil.
"Todo esto no se puede hacer con la tecnología de ahora. Es por eso que queremos generar las mejores instancias para pegar el salto tecnológico en el transporte", afirmó Márquez.

El director de Transporte indicó que el recambio de las máquinas de cobro debe hacerse con cautela y que no se puede tomar a la ligera. "Para nosotros los resultados fueron positivos. Pudimos probar que el funcionamiento es bueno, es más simple y se generó un sistema de información muy bueno. La idea es no apresurarnos porque renovar las máquinas es un cambio bastante importante y queremos estar seguros qué cosas se incluirán y cuáles no", indicó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...