Agro > MERCADOS

INAC visualiza un menor consumo de carnes de vacuno durante 2018

Federico Stanham instó a un mayor uso del análisis de ADN en el combate al abigeato

Tiempo de lectura: -'

11 de diciembre de 2018 a las 20:33

Durante 2018 el consumo de carne bovina por parte de la población uruguaya disminuyó en forma leve, según estimaciones de los técnicos del Instituto Nacional de la Carne (INAC).

La disminución se explica principalmente por una caída relevante en el volumen expedido de origen nacional, estimado en un 11% menor en relación a 2017.

En tanto, habrá al cabo del año un aumento muy notorio en las importaciones de carnes de vacuno, que totalizarán unas 16 mil toneladas, triplicando el ingreso que hubo durante el año pasado.

INAC también aprecia que este año es menor el consumo de carne ovina y el de carne aviar, también con caídas leves, existiendo datos que establecen que aumentó el consumo de carne porcina.

Durante 2017 los uruguayos consumieron casi 2 kilos más de carnes en relación a 2016, alcanzando los 100,9 kg por persona considerando, en ese orden de relevancia, carnes vacunas (59,2 kg), de ave (20,4 kg), porcina (18,3 kg) y ovina (3 kg).

La caída en el consumo de carne vacuna, que haría que en total no se llegue este año a 100 kilos, fue expuesto por Jorge Acosta, gerente de información del instituto, en la conferencia de prensa brindada para actualizar información sobre los diversos emprendimientos del INAC.

 

 

“Muy buena” calidad de abasto

 

Federico Stanham, presidente del instituto, destacó que el 73% de la producción de carne vacuna se exporta, cuando antes de la década pasada no se llegaba al 50%, pero precisó que “no hay un doble estándar”, elogiando la calidad de la res comercial de abasto, que “es muy buena”.

Informó que básicamente lo que se destina al abasto interno es novillo y la vaca es lo que se exporta y enfatizó que “nuestra cadena comercial para el abasto es muy buena”.

 

Mejoras en la inocuidad

 

Al respecto, dijo que INAC se está ocupando para que mejoren los aspectos de inocuidad, considerando que la carne es un producto delicado, aunque se cocine y eso elimine buena parte de los problemas.

Stanham dijo que se reasignaron técnicos para atender temas de higiene y de manipulación de alimentos en las carnicerías, donde por ley la responsabilidad en ese aspecto es del INAC.

Trabajos de relevamiento detectaron posibilidades para mejorar, por lo que se tomaron diversas acciones. Por un lado, ya son más de 200 los dueños y empleados de carnicerías que fueron capacitado en el interior del país este año. Por otro, esta semana se realizó en Montevideo un taller para 150 carniceros de supermercados y de carnicerías artesanales, en una experiencia que está previsto reiterar.

 

 

ADN en abigeato “lo tenemos que usar más”

 

En relación al abigeato, precisó que INAC se involucró “porque esa carne puede llegar a las carnicerías”, asumiendo el costo de los análisis de ADN y capacitando a policías de todos los departamentos del interior sobre cómo proceder en forma eficiente al tomar y conservar las muestras.

Expresó que esas muestras son infalibles y que en un 50% de los casos han dado positivo, confirmando la correspondencia del animal que se encontró “tirado en el campo” con, por ejemplo, “ese cuchillo manchado, ese pulover que tenía un resto de sangre o esa carne que apareció en la carnicería o en la caja de una camioneta”, probando lo que presumían los policías, fiscales y jueces.

El presidente del INAC dijo que si bien esta herramienta del ADN se está utilizando más, hay departamentos donde se lo usa muy poco o nada. “Nos gustaría que se use más, lo tenemos que usar más”, remarcó.

 

 

La carne, el hierro y los niños

 

En otro orden, informó que el INAC está poniendo más atención en el consumidor, pero no para promocionar que coma más carne –lo que suele generar visiones opuestas–, sino en poner el foco en temas de salud en los que la carne puede tener algún rol como mejorador del estado sanitario.

Mencionó el valor de erradicar mitos y destacar cuando la carne es un aporte valioso.

Dijo que están en marcha los “talleres de los primeros 1.000 días”, trabajo conjunto con la Escuela de Nutrición, ambientando la participación ya de más de 400 madres y padres en una actividad en la que se insiste en la importancia de evitar que haya recién nacidos con anemia, consecuencia de un faltante del componente hierro en la alimentación durante el período de gestación y primeros meses tras el parto.

Comentó que por iniciativa de la cátedra de Neonatología del Pereira Rossell se colabora con la Fundación Álvarez Caldeyro Barcia para hacer un estudio de hábitos de consumo de las madres durante la gestación y el seguimiento de los niños tras nacer, un trabajo científico que medirá impactos del nivel de hierro en la sangre de esos pequeños.

 

Cajas negras en faena aviar

 

Federico Stanham informó que se iniciaron los trabajos para disponer del Sistema Electrónico de Información de la Industria Cárnica –cajas negras– en las ocho plantas de faena aviar. En octubre de 2019 estarán todas instaladas y funcionando, lo que ayudará a combatir la informalidad en el sector avícola. Señaló que esto es fruto de coordinaciones con la Cámara Uruguaya de Procesadores Avícolas, correspondiendo el total de la inversión al Instituto Nacional de Carnes.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...