Agro > ADUANAS

Incautaron 2.000 kilos de pollo de contrabando en la frontera

También se decomisaron 500 kilos de carne de cerdo y chacinados

Tiempo de lectura: -'

25 de agosto de 2015 a las 05:00

La Dirección Nacional de Aduanas (DNA) incautó 2.000 kilos de pollo de contrabando en departamentos de la frontera con Brasil. Además se decomisaron 500 kilos de carne de cerdo y chachinados, según confirmó a El Observador el director del organismo, Enrique Canon.

Los operativos se realizaron en 13 localidades del interior, fundamentalmente en los departamentos de la frontera con Brasil.

Se hicieron 100 procedimientos y en 40 de ellos se encontró mercadería de contrabando, confirmó Canon. "Esto es algo que recién empieza y seguirá. Estamos trabajando sobre los grandes proveedores del gran contrabando, no solo sobre los pequeños contrabandistas", afirmó el jerarca.

Canon reconoció que la mayor parte del contrabando de pollos ingresa por Brasil. El operativo se realizó a partir de la denuncia que el lunes 17 de agosto hizo la Cámara Uruguaya de Procesadores Avícolas (Cupra) ante la DNA, el Instituto Nacional de Carnes, la Dirección General Impositiva y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. La denuncia detalla ocho marcas brasileñas de pollos que son ofrecidas en diferentes puntos de venta de Uruguay.

El principal de la DNA indicó que se seguirán realizando procedimientos, aunque no adelantó dónde. "No es un asunto de los destacamentos de la DNA, aunque no voy a negar que por allí puede ingresar algo. El tema es la frontera seca, hay múltiples lugares por dónde ingresar y es muy difícil estar en todos lados. Somos muy rigurosos en toda la frontera con Brasil, pero si el contrabandista puede ingresar por un lugar donde no hay aduaneros lo hará", concluyó.

Cupra denunció que uno de cada cuatro pollos que se consume en el país es de contrabando y de origen brasileño, lo que representa US$ 40 millones por año. El 26% de pollos de contrabando representa 19,5 millones de kilos, sobre un total de 78,5 millones de kilos que consumen al año los uruguayos.

Por otra parte, el kilo de pollo tiene un precio de US$ 2 en el mercado, por lo que ese volumen representa cerca de US$ 40 millones al año que se pierden en el comercio legal. El pollo de contrabando se vende $ 15 más barato por kilo que el pollo nacional, entre otras cosas porque no paga el IVA.

Además, el pollo que ingresa de contrabando lo hace en condiciones sanitarias irregulares, ya que entra por la frontera en camiones no refrigerados, taxis y motos.

Cupra contrató a una empresa consultora que recorrió los departamentos fronterizos y otros, y estableció mediante actas notariales, filmaciones y otros procedimientos, que la venta de pollos de contrabando es generalizada en los comercios de la zona auditada, con la excepción de las grandes superficies.

La investigación se realizó con anterioridad a la reimplantación del IVA que encareció el precio de venta al público. La caída en las ventas experimentada en los últimos meses lesiona las empresas, disminuye la producción y la ocupación, incluyendo un deterioro en la labor de más de 300 productores familiares que crían pollos a façón y ocupan a más de 1.000 personas, afirmaron los productores.

Conformidad

El secretario de la Cámara Uruguaya de Procesadores Avícolas (Cupra), Carlos Steiner, manifestó a El Observador su conformidad por el exitoso procedimiento de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA). Representantes de Cupra se reunieron ayer con el director de la DNA, Enrique Canon, quien se comprometió a seguir trabajando en el tema. Hay conciencia del perjuicio económico y del riesgo sanitario que implica para el país el ingreso de carne de contrabando.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.