Nacional > Homicidio

Internaron en el Inisa al adolescente acusado de asesinar a la policía Daniela da Silva

Con esta imputación, los dos principales autores del crimen quedaron recluidos, a la espera del juicio oral 

Tiempo de lectura: -'

19 de marzo de 2020 a las 17:44

El adolescente que había sido detenido como sospechoso de ser el autor material del homicidio de la policía Daniela da Silva fue internado en dependencias del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (INISA), tras una audiencia judicial que tuvo lugar este jueves de tarde. 

La fiscal María de los Ángeles Camiño logró que la Justicia aceptara la imputación contra el adolescente de 17 años de un homicidio muy especialmente agravado en calidad de autor, y que también se accediera a la internación del joven hasta que se emita una sentencia final. De acuerdo a la teoría de la fiscalía, este menor –detenido este jueves sobre la hora 15– fue el que disparó al cuello de Da Silva el viernes 6 de marzo, en el marco de una rapiña contra la agente en la que le robó el arma de reglamento. La mujer murió en el Hospital Policial al otro día, a causa de la herida mortal que recibió.

En ese asalto también participó otro adolescente de la misma edad, y que fue enviado al INISA este miércoles, luego de haber sido detenido en un operativo en los alrededores del barrio Nuevo Ellauri en la mañana de este martes, acusado de ser el coautor del crimen. Según Camiño fue quien condujo la moto desde la que se realizó el disparo.

"Ninguno de los dos admite nada" , dijo la fiscal a El Observador. "Ahora tenemos 30 días de trabajo, porque ese es el pazo previsto para presentar la acusación. Tenemos varias evidencias, pero nos falta recolectar pruebas", agregó. En la justicia de adolescentes los fiscales disponen de un plazo máximo de 150 días para que se realice el juicio oral. Entre las pruebas que todavía no fueron reunidas, se encuentra el arma homicida, que hasta el momento no fue hallada.

Según contaron fuentes del caso a El Observador, los delincuentes –los dos con antecedentes penales– se habían cambiado de bando criminal días antes del homicidio. Abandonaron un grupo de un narcotraficante de la zona para integrar una banda rival, cuyo líder les pidió que consiguieran "poder de fuego propio". Fue entonces que comenzaron a buscar en dónde conseguir una pistola, y fue así como identificaron a Da Silva.

La policía fue asaltada en la puerta de su casa, con la colaboración de un tercer joven que ofició de "campana", y que hasta el momento no fue detenido. La uniformada no ofreció resistencia: les entregó la Glock de 9 milímetros y también estaba dispuesta a entregarles el chaleco antibalas, pero antes de dárselo su esposo, también policía, abrió la puerta de la vivienda, vio la escena, y comenzó a disparar. Entonces el que apuntaba a la cabeza de Da Silva apretó el gatillo. Luego hubo intercambios de disparos hasta que se retiraron del lugar sin que nadie más resultara herido.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...