Nacional > CRIOLLA DEL PRADO

Jineteadas, una tradición apoyada por el Estado, en jaque tras las muertes de caballos en el ruedo

El intendente de Montevideo, cuyo sector apoya a los animalistas, planteó revisar la actividad que es considerada "deporte nacional"

Tiempo de lectura: -'

22 de abril de 2019 a las 05:03

La muerte de dos caballos en el ruedo de la Rural del Prado durante la Semana Criolla volvió a dejar al desnudo las tensiones entre tradición y nuevas corrientes de pensamiento, y reinstaló el debate en la sociedad uruguaya: ¿tiene sentido en el siglo XXI seguir haciendo de la doma de animales un espectáculo público con fuerte apoyo estatal?

Las organizaciones animalistas tienen claro que no y la Intendencia de Montevideo –organizadora del evento y con una nueva cara en el cargo más alto– está dispuesta a revisarlo. 

Este sábado, a raíz de la muerte de un segundo caballo y tras recibir reclamos de suspensión, el intendente Christian Di Candia resolvió respetar los compromisos comerciales pero canceló las ceremonias protocolares previstas para el cierre de la semana, y convocó a una conferencia de prensa para el próximo miércoles, día en el que el gabinete debatirá cómo “reformular la celebración de esta semana sin violencia ni maltrato de ningún tipo”.

El prosecretario de la comuna Juan Canessa dijo a El Observador que “todas las opciones están arriba de la mesa”, incluyendo la prohibición de las jineteadas en ediciones futuras. Mientras que la cúpula municipal mandató a los jerarcas y empleados a no pronunciarse públicamente hasta el miércoles, los animalistas presionan para que la Intendencia vaya “a fondo” y sacuda el tablero con la aceptación de sus reclamos. “No podemos permitir que sigan existiendo esta clase de espectáculos financiados con los fondos públicos y organizados por la IMM. Ya está más que comprobado el desenlace de estas actividades, que tienen como eje la violencia y no otra cosa”, dijo a la prensa Rita Rodríguez, de la Coordinadora para la Abolición de las Jineteadas en Uruguay.

Los animalistas y el sector del intendente
Kokar, una de las principales referentes de Plataforma Animalista, se integró en 2018 al sector de Di Candia a pedido del actual intendente. “Me invitó Christian para tratar este tema, porque veíamos que no estaba dentro del Frente Amplio ni en ningún lado", contó la activista a El Observador.  En ese sentido, expresó que “el intendente dio un mensaje bastante claro" al decir que hay maltrato y violencia en las jineteadas. "Para nosotros es alentador. Es la primera vez que la IMM asume que este tipo de espectáculos son violentos. La lectura que hacemos es que la continuidad está puesta en debate por primera vez y eso lo celebramos", manifestó. Según Kokar, la protección de los animales es "una definición" del sector Magnolia. "Lo hemos hablado y la idea es seguir avanzando en cambiar las cabezas desde el ámbito político", señaló. 
Oficial y reconocido

Además de organizar el evento, la Intendencia transmite las domas a través de TV Ciudad –su canal oficial–, y a su vez son retransmitidas en este caso por TNU para todo el país. En el ruedo se pueden ver avisos institucionales de Antel y la Intendencia de Montevideo, además de carteles de anunciantes privados.

Por eso las organizaciones animalistas reclaman que por lo menos, como paso intermedio, se deje de avalar con recursos estatales una actividad cuestionada por quienes ponen la vida animal en un escalón superior. Karina Kokar, de Plataforma Animalista e integrante de Magnolia –sector liderado por el intendente Di Candia–, dijo a El Observador que desde hace tiempo han reclamado a la comuna que deje de organizar, financiar y difundir el evento. “Hemos pedido varias cosas. También pedimos al INAU que analizara prohibir la presencia de menores, porque se está naturalizando el maltrato”, señaló. Otro pedido sobre el cual insistieron en las últimas semanas tiene que ver con la realización de una encuesta para ver cuánta gente apoya esta actividad.

La discusión tiene similitudes con la de la tauromaquia, que fue prohibida en Uruguay en 1912. Si bien en este caso la actividad no implica el enfrentamiento a muerte entre un hombre y un animal, como lo es en el caso del torero con el toro, las consecuencias de maltrato animal pueden derivar en el deceso de los caballos, como ocurrió en los últimos días.

Aunque prefieren guardar silencio hasta el miércoles, en la Intendencia de Montevideo venían resaltando los avances en los controles implementados desde 2015. El miércoles, horas después de que muriera el primer caballo –sacrificado tras constatarse lesiones graves–, Di Candia ya se había mostrado dispuesto a dar un “debate profundo” al respecto, pero había destacado por ejemplo la presencia de veterinarios que revisan las condiciones de los equinos.

Álvaro Modernell, veterinario de la IMM encargado de esos controles, dijo a Subrayado que todavía están “investigando” si pasó algo en la previa a la jineteada y resaltó que en las últimas 10.600 montas hubo solo cinco que terminaron con la muerte del animal. En una entrevista con TV Ciudad en el marco de la Criolla 2018, Modernell explicaba que las lesiones “son leves y pocas” y resaltaba que aunque ello "no quita que pueda pasar una fatalidad, nadie busca eso". "No es para eso el espectáculo y no es para los que vienen los caballos", señaló el experto en esa oportunidad. 

Gerardo Reyes, gerente de Eventos de la IMM y encargado de la actividad de la Criolla, dijo días atrás en TNU –tras la muerte del primer caballo– que “cada 2.700 montas hay un accidente” y que “son cosas inesperadas e impredecibles”. "Es un accidente que opaca un poco nuestro trabajo”, declaró. 

Aunque Kokar reconoce que en Montevideo "se viene mejorando mucho" en los controles, y que el "mayor problema" está en el interior, dijo no compartir que los incidentes sean una fatalidad excepcional. "Es parte de la actividad", remarcó. 

Más allá de lo que decida la IMM, las organizaciones animalistas tienen planteadas varias líneas de acción. Por un lado, insisten para que la Junta Departamental de Montevideo apruebe una normativa restringiendo la actividad; por otro, se proponen extender el debate a todo el país y derogar la normativa que desde 2006 declara a las jineteadas –precisamente, a las "destrezas criollas"– como "deporte nacional". 

Esa iniciativa partió de los entonces diputados nacionalistas Ricardo Berois, Jaime Trobo y Luis Lacalle Pou, y fue aprobada por unanimidad, en un Parlamento con mayoría del Frente Amplio. Los legisladores fundamentaron en aquel entonces que de esa forma de estaba "difundiendo la tradición, protegiendo al deportista criollo y alentando la difusión de este maravilloso espectáculo gaucho", según declara la exposición de motivos.

"Sabemos que si no derogamos esa ley no vamos a poder avanzar mucho más", dijo Kokar. Las organizaciones incluso plantean juntar firmas para quitarle a las jineteadas el estatus de deporte nacional.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...