Polideportivo > INFORME

Julio Jakob se va de la Liga Universitaria después de 30 años

El presidente que le cambió la vida a la Liga y que este lunes le pone punto final a sus 33 años de gestión, revivió anécdotas y repasó momentos buenos y malos

Tiempo de lectura: -'

28 de junio de 2020 a las 05:04

De sus 74 años de vida, Julio Jakob hace 51 que está dentro de la Liga Universitaria de Deportes (LUD). Los últimos 33 como presidente y los anteriores 18 como futbolista del Familiar. Este lunes cierra un capítulo que jamás soñó escribir, pero del que está orgulloso de haber sido protagonista. Deja la presidencia después de 10 reelecciones.

“Ha sido un honor inconmensurable. Ser reelecto permanentemente cada tres años es una sensación interna y un agradecimiento que motiva para hacer hasta lo que no se puede. Acepté la presidencia para devolverle a la liga todo lo que me había dado en los 18 años de jugador, que fueron los mejores de mi vida, y cada vez le debo más”, contó emocionado a Referí.

Jakob ingresó como presidente de la LUD en 1987, en lugar de Tabaré Vázquez. Desde entonces, la Liga que reunía exclusivamente a deportistas varones en  básquetbol y fundamentalmente en fútbol, se convirtió en un monstruo y el año pasado compitieron 9.578 atletas varones y mujeres en 10 disciplinas: fútbol (ocho categorías en mayores más sub 16, sub 18, sub 20, reservas, +30 y +40), básquetbol, hándbol, futsal, hockey, tenis, natación, ajedrez, deportes playa y fútbol 7.

Goleador, hace 30 kilos menos

Cuando habla de su etapa de futbolista, Jakob recuerda que sucedió “hace 30 kilos menos”. Y sonríe. Se incorporó a Familiar en 1967, pero también jugó profesionalmente en Wanderers y Miramar.

“Nos pasábamos toda la semana hablando de la Liga; hasta el miércoles del partido pasado y después del que se venía. Eran menos instituciones, lo cual hacía que nos conociéramos con todos los rivales. Cuando entré en Familiar el clásico de la Liga era Familiar-Urunday porque después de Argos eran los equipos más viejos. Los primeros dos años que estuve, primero fue Familiar y segundo Urunday; los siguientes tres, primero Urunday y segundo Familiar. Los mejores amigos quedaron en Urunday”.

En la década de 1970 aparecieron Peñarol y Nacional, un clásico por lo que representan ambos equipos, pero actualmente la Liga tiene otros, como Playa Honda-Malvin 59 o Defensor-Urunday. “Lamentablemente Familiar se nos fue a la G”, se resigna Jakob.

En Wanderers conoció a Mariolo Bergara, futbolista que brilló en Nacional y en la selección uruguaya en la década de 1960. Leonel Jacobo, que era subgerente de la AUF, llevó a Bergara al Familiar y a la semana éste invitó a Jakob. “Ahora lo puedo decir porque pasó mucho tiempo, pero Wanderers estaba en la B y yo jugaba los sábados en Wanderers y los domingos en Familiar”, recuerda el presidente.

No era el único que lo hacía: “Conmigo jugaron Eduardo Belza, actual gerente de la AUF que en su momento jugaba en Cerro y en Peñarol, Rodríguez Riolfo que jugó en Bella Vista, el Pocho Navarro, Miguel Gómez que jugaba en Liverpool, anteriormente Rosas Riolfo, Arsuaga (hermano de los de Defensor). El equipo se llama Familiar porque había varios Arsuaga, varios Jacobos y varios SanMartín, entre otros”.

Cuando asumió como presidente en la LUD, lo acompañó como secretario Bergara, quien fue un jugador exquisito: “No te haces una idea, yo jugaba de 9 y él de 8. Me hacía unos pases que la pelota pasaba y me esperaba; en esa época yo tenía explosión, hice unos cuantos goles con pases servidos por él, para errarlos tenías que ser muy perro”.

El compromiso con Familiar

Cualquier aspecto de su vida está ligado a la Liga Universitaria. Cuando le presentaron a Perla, su esposa, le avisó que él jugaba en el Familiar, para no tener problemas los domingos. Que lo supiera de antemano.

Era tanto el amor por el equipo, que una vez viajó con su esposa a Bariloche y volvieron el sábado porque el domingo tenía partido. Uno de sus dos hijos también jugó durante 18 años en Familiar.

“En los últimos tiempos dejé un poquito de ir a ver a Familiar porque la juventud está cambiando. El compromiso que teníamos antes no existe más. A mi no me sacabas de la cancha ni atado. Ahora se juntan, hacen asados todos los meses, son 80, está bárbaro, pero a mi dame la liga competitiva. Competí toda la vida, entonces me cuesta ahora”.

Pero aún así, desde que preside la Liga, nunca accionó a favor de ese equipo, pese a que varias veces le apuntaron con el dedo acusador: “¡Las cosas que me han gritado! Pero a los 90 minutos terminaba el partido y venía el delegado a saludarme. Yo me quedaba atrás de un árbol, no gritaba los goles. Me dijeron de todo, pero llega un momento que te resbala, porque lo usan como presión para el árbitro y no porque realmente lo piensen”.

Es más, no le tembló el pulso cuando tuvo que actuar en contra de su equipo: “Yo practico la religión aurinegra -dice- y mi primer fallo como presidente de la Liga fue sacarle los puntos a Familiar y dárselos a Nacional, porque en un partido que yo estaba un jugador de Familiar hizo una macana”.

Es más, en los últimos 33 años nunca fue campeón.

El año que no se saca de la cabeza

El año pasado Uruguay fue campeón mundial de fútbol universitario representado por la Universidad de la República y es uno de los momentos deportivos que rescata Jakob de su tiempo de dirigente. También destaca especialmente otros: “Cada vez que aparecía un deporte nuevo y que se multiplicaba la gente, era una satisfacción enorme. Este año el hockey femenino se multiplicó por tres; tenemos 36 cuadros y arrancamos con ocho, de los cuales dos eran invitados porque no alcanzaban. Explotó y juro que no es culpa mía” dijo.

Pero también, como en toda gestión y más si se extiende por tres décadas, hay situaciones que duelen. “Lo que no me puedo sacar de la cabeza es lo que pasó hace cuatro o cinco años, cuando suspendimos el campeonato por que durante dos fechas seguidas hubo agresiones a los árbitros. Paramos en noviembre y lo terminamos en marzo del año siguiente. Ese fue el peor momento de todos”.

Aquella mala experiencia sirvió para cambiar y en la actualidad prácticamente se cortó la violencia en los partidos de fútbol, que es donde sucede. “En la época que yo jugaba, teníamos 26 partidos y en cinco había generala, siempre, pero en esas generalas te llevabas un par de cascarazos, ahora no sabés donde termina, entonces lo tenés que parar”. A raíz de eso se aplicó la separación de hinchas y se multiplicaron las penas por tres. Santo remedio: hace tres años que no tocan a un juez y no hay peleas, “lo que nos dice que los delegados se empezaron a preocupar y se ha domado bastante la violencia”.

Cuenta Jakob que la presencia de policías en los partidos de la liga no es bien visto por los jugadores: “Desde que me conozco la relación estudiante-policía nunca fue brillante y tenemos como sanción en el Código de Penas que tienen que llevar un policía si el Tribunal lo entiende necesario. Eso para ellos es un desprestigio, no existe”.

Otra medida fue la incorporación de talleres con el psicólogo Jesús Chalela, otro exjugador del Familiar, quien brindó charlas a los delegados para que todos tomaran consciencia de lo que pasaba.

También se incorporaron ternas arbitrales en todos los partidos. La Liga tiene actualmente una escuela de jueces que dirige Juan Kerekes, exárbitro internacional: “Formamos nuestros propios árbitros de fútbol (hay unos 120), tenemos nuestro Colegio de Árbitros, nuestros tribunales de penas, lo único que para los otros deportes recurrimos a las federaciones para que nos ayuden con el arbitraje. Nosotros tenemos exclusivamente árbitros de fútbol de salón, pero el resto, vienen de la federación.

De “Fidel” a “Franco”

Toda la experiencia acumulada por Jakob no podía pasar inadvertida en el fútbol profesional y cuando José Luis Corbo se hizo cargo de la AUF tras la salida de Eugenio Figueredo en 2006, le ofreció un cargo. “Esa fue una posibilidad bastante seria porque varios clubes me llamaron para brindarme apoyo, pero dije que no. Antes hubo otra, pero fue un tanteo. No es para mi”, admitió.

Lo dice con bases sólidas porque trabajó durante 20 años en la Mutual de Futbolistas. Cuando se recibió de escribano en 1973, ofreció sus servicios en la gremial de jugadores. Ese mismo día habían renunciado el abogado y el escribano, por lo que le dijeron que consiguiera un abogado y recomendó a Gustavo Penadés, padre del actual diputado: “Estuvimos 20 años, así que conozco bien el fútbol profesional y no es para mi. No critico a nadie, pero no va con mi forma de ser”.

Ahora ya no es tiempo ni siquiera de continuar en la Liga: “Creemos que cumplimos un ciclo importante, el mundo de repente va para otro lado, para el público de la Liga nosotros ya somos un poco más grandes y se buscan otras cosas. De repente hay gente que está más proclive a hacerlas y a nosotros nos cuesta más por un tema de edad. Con 33 años me van a empezar a decir muchas cosas, como ya me dicen Fidel o Franco”.

“Significa una tremenda alegría haber podido consolidar un montón de deportes y estar en proceso de consolidación otros”, expresa Jakob. El lunes en el club Cordón se desarrollará la asamblea electoral que le pondrá punto final a un largo y exitoso período.

 

 

MOMENTOS DE LA LIGA

La sede
La Liga se fundó el 3 de mayo de 1914 en la Asociación de Estudiantes de Medicina, en Ituzaingó 1282. Después de pasar por varias sedes, se instaló en el estadio Centenario en 1976

El crecimiento
Actualmente la Liga tiene 16 funcionarios rentados y 42 honorarios. Tenía un parque deportivo en la turisferia que luego pasó a manos de la Intedencia de Canelones.

El Mundial
En 1976 se organizó un Mundial de fútbol en Uruguay que se jugó en Montevideo, Paysandú, Rivera y Maldonado. El campeón fue Corea del Sur y Uruguay terminó sexto.

Coronavirus
Los campeonatos de este año de la Liga fueron postergados por el covid-19. Esta semana arranca la fase 3 del protocolo sanitario y si todo sigue bien, la competencia en fútbol arrancará el 19 de julio.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...