Fútbol > HISTORIAS

La historia de Joaquín Sosa, el juvenil que venció el desarraigo para volar lejos y debutar en la final

Joaquín Sosa fue el décimo futbolista de la cantera tricolor que debutó en Primera en la temporada 2020, es zaguero zurdo, jugó como lateral y cumplió un sueño, ese que a los 15 casi se frustra 

El debut de Joaquín Sosa con la camiseta de Nacional en la final ante Rentistas

Tiempo de lectura: -'

11 de abril de 2021 a las 05:02

Tiene 19 años. Nació en Fray Bentos, se formó futbolísticamente en Anglo. Llegó a Montevideo con 14 años y vivió tres años en la residencia de Nacional, junto a la sede, antes de mudarse con su hermano mayor primero, e independizarse solo a los 18, en un apartamento a una cuadra del Parque Central, en La Blanqueada.

El miércoles, en la finalísima del Uruguayo ante Rentistas, Joaquín Sosa debutó en el plantel principal de Nacional. Fue el décimo futbolista de la cantera tricolor que esta temporada se estrenaba en el primer equipo. Y ese miércoles de tarde en el Complejo de los rojos, todo se alineó para que luego de cinco años de cargar con el desarraigo y acostumbrarse a la distancia, llegó el debut, el centro para el gol del triunfo, el primer título con el plantel principal tricolor, la medalla, la copa, la vuelta olímpica, la foto de los festejos. Todo junto.

Las llamadas de Iván

Diciembre de 2019. Todavía era jugador de Cuarta. Estaba de vacaciones en su ciudad natal. Sonó el teléfono. Era Iván Alonso. Joaquín debía presentarse a la pretemporada del plantel principal en Los Céspedes con Gustavo Munúa. “Cuando escuché aquella frase me sentí muy feliz. Recuerdo que enseguida llamé a mi madre y le conté que Iván me había llamado. Y allá me vine. Loco de la vida”, rememora.

Debutó en Primera en forma no oficial contra River argentino, cuando en enero de 2020 se impusieron en el torneo de verano, en aquel 4-4 que los albos ganaron por penales.

Debutó en Primera, pero bajó a Tercera, y 2020 lo empezó con Martín Ligüera. No tuvo su mejor año. Pandemia. Encierro.

En marzo de 2020 volvió a Fray Bentos. Allá entrenaba en espacios abiertos, con sus amigos, con los de la infancia, “con los que desde chico siempre jugamos juntos”, dice, y otra vez suena el teléfono. Ahora por Zoom. De un lado el joven lleno de sueños y otros juveniles que iban a entrenar en Primera. Del otro, Iván Alonso y Jorge Giordano.

El primer partido de Joaquín Sosa con Nacional no pudo haber sido mejor, ya que no solo marcó bien, sino que le dio la asistencia para el gol del triunfo a Gonzalo Bergessio

Tres meses después estaba de regreso en Montevideo para retomar la actividad. En esta particular temporada 2020, no jugó en Tercera porque no estaba en buen nivel, explica, por los cambios propios de la edad, y estuvo en el banco de suplentes con Jorge Giordano en siete partidos durante enero, por el Clausura, pero no debutó hasta la finalísima con Rentistas, cuando Oliveros salió lesionado a los 29 minutos.

En Nacional, Joaquín aprendió a ser profesional. Cuando viaja a Fray Bentos y se encuentra con sus amigos de la infancia, los del fútbol, los de la vida, se mezcla en un picado, pero sabe que no puede jugar al fútbol cinco, ni andar en moto. Mucho menos a caballo. “Nosotros trabajamos con nuestro cuerpo y es muy arriesgado todo eso. Hay que evitarlo”, dice con madurez.

No son los únicos aprendizajes rápidos que tienen que hacer los jóvenes futbolistas para llegar al profesionalismo. “Cuando llegué a Montevideo aprendí a comer mejor, porque en la residencia teníamos una dieta estricta. Nos alimentábamos bien, saber qué poner en el plato, qué porción”, puntualiza.

Las visitas sorpresa de Olga

Dejó de estudiar en cuarto año de liceo, hace ya dos años, cuando subió a Primera. Esa fue la gran preocupación de su madre cuando con 14, viajó a vivir solo a Montevideo a la residencia de los tricolores.

Mamá Olga quería que Joaquín no dejara de estudiar. Estaba en cada detalle de su hijo, incluso cuando había cuatro horas en ómnibus de distancia.

Cada tanto aparecía por la residencia. Y Joaquín quería desaparecer de la escena.

“Mamá venía, caía de sorpresa en la residencia, para ver si estaba estudiando. Yo no lo podía creer. Al final lo entendió. Y hoy tengo pensado volver a retomar los estudios”, dice.

La última vez que se midió tenía 1,87. Juega de zaguero, es zurdo, pero se puede desempeñar como lateral izquierdo, como en la final. También en su Fray Bentos natal jugó como volante.

El martes de noche, previo a la finalísima del Uruguayo, le costó conciliar el sueño. Al otro día lo esperaba un partido muy especial. Era su primera ocasión cerca del título del Uruguayo de Primera. Se levantó temprano. Lo llevaron a Los Céspedes para el partido. Jugó. Fue campeón. Se sacó unas fotos con la copa, y volvió con Oliveros a su casa.

Eso que se relata en pocas palabras generó las emociones más increíbles en este futbolista juvenil y se transformaron en experiencias largas en interminables.

“No me esperaba estar en la final, pero antes del partido Martín me dijo: ‘Tenés que estar picante porque si se lesiona alguno de la defensa vas vos’. Fue un momento increíble. Trabajé mucho para llegar a eso”, comenta.

El botija estaba allí, como otros 10 futbolistas juveniles de Nacional que debutaron este año en el primer equipo, mostrando que estaba listo para levantar la copa. Antes, le puso un centro perfecto para el gol del triunfo que anotó Bergessio. “Lo vi ahí en el área, y le levanté el centro, porque si él está ahí, es gol”.

Después, la premiación. El regreso a Los Céspedes y la foto que hizo emocionar a su madre. “Me saqué una con la copa y se la mandé a mi madre, ¡y se puso a llorar! Fue un momento muy emocionante. Me alegró verla así. Hicimos una videollamada y lo disfrutamos a la distancia con mis hermanos y mis padres”.

Lo que hoy brilla por su debut en Primera y el primer título en su carrera, estuvo cargado de sufrimientos. El desprendimiento a los 14 años no fue fácil.

Joaquín Sosa jugando con Uruguay en la selección sub 17

“A mí me costó mucho. Al año de estar acá (en 2016) estuve a punto de volverme a Fray Bentos. Mi madre quería que estudiara y yo no podía concentrarme, porque estaba metido en el fútbol. Hablamos, y en un momento casi regreso a Fray Bentos”. Finalmente se quedó. Jugó en la selección sub 17. Con la generación 2002 y con Alejandro Garay como entrenador aprendió del fútbol, de la vida, y en las experiencias por el exterior conoció otras culturas.

“Tengo que seguir trabajando. Me falta mucho. Tengo que mejorar la pierna inhábil (la derecha), porque el zurdo es zurdo. Me defiendo con la derecha, pero tengo que mejorar”, dice como autocrítica.

Joaquín es jugador adaptado a los tiempos de pandemia. Sin concentraciones, con distanciamiento, en viajes en dos ómnibus con un jugador cada dos asientos, pero en este 2021 llegará la Copa Libertadores, las concentraciones largas en las burbujas sanitarias.

Finalmente, recuerda a Ligüera. “Martín me dejó muchas cosas. El respeto, la forma en que se expresa. Cuando te tiene que corregir te lo dice a vos y no anda a los gritos. Eso lo valorás porque sino te expone frente a todos”.

Ahora disfrutará el descanso del campeón. Los dos días libres que le dieron a todo el plantel principal. Dijo que no viaja a Fray Bentos para cuidarse del covid-19. Vendrá Mamá Olga, ahora a disfrutar de la madurez de aquel jovencito que dejó Fray Bentos con 14 años y que hoy anda por las calles de Montevideo como un consagrado campeón de 19. El lunes comienza su segunda temporada en Primera, ahora campeón del Uruguayo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...