Nacional > registro del cuidador formalizado

La Intendencia de Montevideo dio a conocer cómo fiscalizará la actividad de los cuidacoches

La resolución establece que se les harán controles presenciales "de carácter rutinario y sistemático" 

Tiempo de lectura: -'

22 de enero de 2019 a las 13:04

La Intendencia de Montevideo (IMM) aprobó una resolución en la que fija pautas para fiscalizar el cumplimiento de la normativa aplicable a los cuidacoches inscritos en el Registro de Cuidador Formalizado.

Los inspectores de tránsito harán controles presenciales "de carácter rutinario y sistemático", para los que contarán con la base de datos en la que figura el nombre del cuidador registrado, su número de cédula, el número de permisario, el lugar donde se desempeña y el horario que debe cumplir.

Si un vecino o un conductor que transita por donde el cuidacoches se desempeña denuncia que está realizando tareas sin estar registrados, dos inspectores de tránsito irán al lugar, le pedirán sus datos personales y verán si aparece en la base de datos. Si no figura, le harán saber cuáles son los requisitos necesarios para que regularice su situación como cuidador de vehículos. 

Más adelante los inspectores realizarán otra visita para verificar que la persona no esté trabajando en el mismo lugar sin permiso. Si esto sucede, los inspectores de tránsito elevarán "las actuaciones así como la prueba recolectada de inmediato a la División Asesoría Jurídica para la formulación de la denuncia ante la Fiscalía de turno, su seguimiento y posteriores actuaciones", expresa la resolución. 

Si luego de la primera visita el cuidacoches solicita la regularización, obtendrá de la intendencia un permiso provisorio durante 30 días, en los que será evaluado. Transcurrido este tiempo si la valoración es positiva, quedará inscrito en el Registro de Cuidador Formalizado con un permiso de carácter permanente, "siempre que se cumplan con los requisitos exigidos". 

Por otra parte, si alguien denuncia que no está presente en el horario establecido, su mal comportamiento o mal relacionamiento con los vecinos o conductores, el cuidador tendrá que ser notificado en los próximos cinco días hábiles. En caso de que sea sorprendido cometiendo un delito, la notificación será hecha en el momento.

Las penalizaciones pueden ir desde la suspensión temporal a la quita definitiva del permiso. En caso de que el cuidador no esté registrado, la seccional policial más cercana será la encargada de actuar.

Si en uno de estos controles constatan que el cuidacoches registrado está ausente cuando debería estar trabajando, los inspectores anotarán su nombre y si esta situación se repite más de tres veces, la intendencia le revocará el permiso. 

La ausencia por enfermedad deberá estar "debidamente acreditada mediante certificación médica" por el trabajador. La comuna se compromete a darle licencia y a reservar su lugar por un máximo de 30 días. 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...