Nacional > ACTO DE LA MASONERÍA

La masonería hizo discutir a los candidatos sobre libertad, educación e integración

Martínez, Lacalle Pou, Talvi y Mieres participaron en un “conversatorio republicano” organizado por la Gran Logia

Tiempo de lectura: -'

28 de agosto de 2019 a las 05:03

Rodeados por un auditorio mayoritariamente masculino y con carteles alusivos a las declaraciones de los derechos humanos que tuvieron lugar a lo largo de la historia, la Gran Logia de la Masonería Uruguaya abrió las puertas de su templo para recibir a los candidatos que competirán en las próximas elecciones por la Presidencia. 

“Qué bueno la tolerancia en esto de tres a uno”, le dijo con ironía el candidato del Frente Amplio (FA) a sus contrincantes, en momentos en los que la charla tocaba el escabroso tema de la educación. “Podría haber sido cuatro a uno”, le respondió, sonriente, el nacionalista Luis Lacalle Pou, en referencia a los candidatos que fueron invitados a participar en el  “Primer conversatorio republicano”.

Es que además de Martínez y Lacalle Pou, también participaron en la conferencia el candidato colorado, Ernesto Talvi, y el del Partido Independiente, Pablo Mieres. El candidato presidenciable de Unidad Popular, Gonzalo Abella, también estaba invitado pero no pudo asistir por cuestiones de agenda.

Según explicó el gran maestro, José Garchitorena, la intención de la logia fue invitar a los candidatos para que discutieran sobre el futuro del país bajo la triada de valores que caracterizan a la masonería: la libertad, la igualdad y la fraternidad. Garchitorena, que además es ministro de la Corte Electoral, recibió a los candidatos minutos antes de las 19 horas junto a otras autoridades de la Gran Logia de la Masonería Uruguaya en una sala privada del templo ubicado sobre la calle Mario Cassinoni en el que de forma semanal se reúnen los masones. El conversatorio, en tanto, se celebró en un salón contiguo al templo masónico. 

Los periodistas Jaime Clara y Tatiana Cortazzo fueron los encargados de introducir los tres temas sobre los que versaría el conversatorio. En primer lugar, una pregunta sobre la libertad de pensamiento, expresión y opinión, así como la laicidad y la libertad de culto. En segundo lugar, otra vinculada a la educación y la construcción de la ciudadanía. Y en tercer y último lugar un espacio para reflexionar sobre la integración, la tolerancia y la convivencia en tiempos de interculturalidad. Los candidatos tenían cinco minutos para responder sobre cada uno de los ejes temáticos. 

El candidato frenteamplista fue el primero en tomar la palabra, no sin antes saludar a algunos conocidos que lo escuchaban entre el auditorio. Martínez, que integra la masonería, recordó los aportes que la logia ha hecho en materia de libertad, igualdad y fraternidad. 

Cuando el candidato independiente tomó la palabra, reflexionó sobre algunos temas que consideró “cardinales” en términos de “convivencia democrática y republicana”. En ese marco, se refirió al rol del Estado y generó el aplauso espontáneo del público cuando aludió a la ley de Medios, aprobada en diciembre de 2014, durante el gobierno de José Mujica. “No me parece bien que, amparado en una ley de Medios –que el Partido Independiente buscará derogar–, se haga desde el gobierno supuestas campañas de bien público que ingresan en la arena política haciendo propaganda a favor del partido de gobierno, lo cual me parece que está muy mal”, señaló el candidato y desató el aplauso del auditorio. “En nombre de la libertad hay que derogar esa ley”, sentenció. 

Lacalle Pou, por su parte, apoyó al planteo de Mieres, bajo el argumento de que la ley de Medios es “instrumental a una forma de entender el gobierno”, que “parcializa” y “desde el poder filtra o calla algunas opiniones”. “Estas son las coincidencias que yo estoy diciendo en campaña que tenemos los partidos de la oposición. Ya encontré la primera con Pablo”, aseguró. 

La educación fue un tema central a lo largo del conversatorio y el segundo que les fue planteado a los candidatos. Ahí, por primera vez en la noche, quedaron en evidencia dos visiones muy distintas sobre la dimensión del problema educativo. Por un lado, la situación de crisis y emergencia que denuncia la oposición. Por el otro, el reconocimiento sobre lo que se ha hecho en los últimos quince años, aunque con la autocrítica de reconocer que falta mucho por mejorar.

La mayoría coincidió, pese a las diferencias, en que hay que cambiar la forma en la que se asignan las horas docentes. Sobre ese tema, el candidato oficialista también coincidió. "Quiero a los mejores en los lugares más conflictivos. Perdón, en los lugares con más vulnerabilidades", aseguró Martínez. 

Para el final del conversatorio, Talvi alertó sobre los “primeros pujos de nacionalismo” que considera está viviendo Uruguay y que calificó como “peligrosos”. Sin aludir a nadie, el candidato colorado aseguró que el patriotismo es un "sentimiento noble", mientras que el nacionalismo es un "sentimiento malsano, de rechazo al distinto". 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...