Cargando...
Camilo Cándido, el mejor del partido

Copa Libertadores > EL ANÁLISIS

La mejor versión del Nacional de Repetto avisó que puede ser protagonista de la Sudamericana

Con una posesión de 36% y tolerando apenas una chance de gol de un equipo brasileño que trata muy bien el balón, Nacional cerró la Libertadores con una gran goleada y se ilusiona con pelear la Sudamericana

Tiempo de lectura: -'

24 de mayo de 2022 a las 22:56

Nacional mostró su mejor versión desde que Pablo Repetto es el entrenador del club. El tricolor goleó 3-0 a Red Bull Bragantino, sexto del Brasileirao 2021 y vicecampeón de la última Copa Sudamericana, y si bien no pudo clasificar a octavos de final de la Copa Libertadores (porque Vélez Sarsfield goleó a los suplentes del ya clasificado Estudiantes) tendrá el consuelo de poder disputar los octavos de la Copa Sudamericana. 

El premio es menor (US$ 500 mil en comparación con los US$ 1.050.000 de seguir en la Libertadores). Pero las chances de competitividad para los equipos uruguayos se incrementan.

Ya lo demostró el Peñarol de Mauricio Larriera, eliminado el año pasado en semifinales por más errores propios que virtudes del a la postre campeón Athletico Paranaense. 

Y en eso está este Nacional que conforma una identidad de juego, que demuestra compromiso por la causa y que dio una lección de cómo jugarle a un rival con mayor talento colectivo para el manejo del balón.   

A pesar de la localía y a pesar de que el único resultado que le servía era ganar para seguir en el plano internacional en este 2022, Nacional no salió a contestarle la posesión al rival. Sin embargo fue el protagonista del juego. Porque lo tuvo siempre bajo control. 

Nicolás Marichal y Franco Fagúndez

Los números finales fueron contundentes: 64% de posesión para Red Bull Bragantino y 36% para Nacional. 

Pero los del resultado también: 3 a 0 para el tricolor y cinco situaciones claras de gol generadas contra solo una del elenco visitante. 

Nacional se preocupó siempre de encimar, de anticipar y de no dejar jugar a Jadsom Silva, el volante central rival y cada vez que salió a morder con una presión asfixiante, atacó rápido y terminó las jugadas en pocos toques para tomar siempre mal parado a Bragantino. 

Alfonso Trezza, que hizo su habitual trabajo defensivo en forma notable, abrió la cuenta a los 9 minutos al tomar un rebote que dejó Cleiton en floja acción defensiva. 

Alfonso Trezza, monumento al esfuerzo y al despliegue físico

La jugada la inició Diego Zabala con una mano involuntaria que el lateral José Hurtado se quedó protestando (según el cambio de la regla que operó en 2020 esa mano no es sancionable ahora y acertó el juez en dejar seguir) y se clarificó con un pase profundo y exquisito de Camilo Cándido que jugó tal vez su mejor partido con la camiseta de Nacional.   

Zabala fue al fondo y metió el centro punzante. Como mediapunta, jugando por detrás de Emmanuel Gigliotti, Zabala no solo hizo un gran trabajo en la marca sobre Jadsom sino que se asoció notablemente con Cándido y cayó en posiciones de ataque para hacer siempre daño con diagonales profundas. 

El segundo gol fue una verdadera obra de arte. 

Cándido recuperó y se mandó con el manual del lateral moderno, que en vez de desdoblarse por afuera corta hacia el medio. La jugada pareció enlentecerse en los pies de Alex Castro. Pero cuando llegó a Felipe Carballo el toque mágico de la noche cautivó a todo el Parque. El volante quedó rodeado de cuatro rivales y en una baldosa la picó por encima de dos brasileños dejando solo a Zabala por izquierda. Este asistió a Cándido que seguía en el centro del área. Golazo. 

El equipo nunca perdió la línea de lo que fue a jugar. Siguió igual los 90 minutos. 

Sergio Rochet metió como siempre una mano salvadora, sobre el filo del primer tiempo contra un remate a quemarropa de Ytalo. 

Cada vez que Cándido pasó al ataque fue un bólido incontenible. Y eso que Repetto lo sacó pasados los 60' porque tenía amarilla. 

Zabala fue otro que jugó notable. 

Los dos zagueros se complementaron a la perfección. Nacional ganó 55 duelos individuales contra 52 de Bragantino y solo recurrió a ocho faltas contra 11 de la visita. 

Nicolás Marichal, tras un 2021 irregular, típico para un juvenil que se asienta a Primera, juega cada vez mejor. 

Lo de Carballo fue tan bueno que Yonathan Rodríguez, que venía siendo la gran figura del equipo, hasta pasó desapercibido. 

Sobre el final llegó un penal que el asistente vio milimétricamente sobre la línea (y acertó) y Franco Fagúndez lo dio contra los palos, pero el balón terminó entrando tras dar en la espalda del golero. 

El festejo de Franco Fagúndez

Este viernes, Nacional conocerá a su rival de octavos de final de la Sudamericana. Hay nombres pesados en el torneo (pasa solo el ganador de cada llave) como Santos, Inter, Racing, São Paulo, Independiente o Liga de Quito. 

Pero el tricolor se demostró en la Libertadores que puede competir y ser protagonista en lo que se vendrá.   

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...