Fútbol > TORNEO CLAUSURA

La obra maestra de Gutiérrez: Nacional avanza a ritmo de campeón

El Nacional de Gutiérrez sigue creciendo, mientras sus rivales comienzan a caer; con un juego simple y efectivo, goleó a Racing, y se aleja en la tabla del año

Tiempo de lectura: -'

23 de septiembre de 2019 a las 05:04

La pelota transita de derecha a izquierda (entre los laterales y zagueros de Nacional), buscando abrir un espacio en la ultra defensiva propuesta rival. Racing tiene a 10 jugadores en su cancha, como si el fútbol fuera una superposición de hombres en un espacio reducido para evitar que el equipo que tiene la pelota llegue al arco. Lejos de la desesperación, aunque el reloj solo marca siete minutos y sobra media cancha en el Gran Parque Central por la propuesta visitante, en cada pase, el hincha contempla con una mirada cómplice la forma en que silenciosamente los tricolores comienzan a acercarse al triunfo.

La pelota vuelve, ahora de izquierda a derecha, entre Viña y Méndez. Del otro lado, los futbolistas visitantes se desplazan con precisión táctica, en el mismo sentido del balón, para evitar que éste se cuele por un hueco. Nadie dice nada desde la tribuna –aunque el hincha de Nacional, que contempla con sufrimiento el fútbol que no le gusta, porque la pelota corre en campo tricolor–, porque sabe que si Álvaro Gutiérrez ordenó eso es porque sabe que es la forma de ganar.

Y otra vez la pelota vuelve, en la misma jugada, por tercera vez, ahora de la Atilio García a la José María Delgado, en ese movimiento monótono y aburrido que parecían empecidados a cumplir al pie de la letra, como ordenó Gutiérrez. Sin embargo, Felipe Carballo, el mejor jugador que tiene Nacional (no por lo que luce, porque es de los menos vistosos pese a su cabello platinado, sino por la influencia táctica y la impronta de jugar a un toque que le pone al equipo), coloca la pelota con precisión de cirujano en el único lugar que podía entrar en la telaraña de Racing, Zunino corta y asiste de taco y Matías Viña, que entra como centrodelantero, pone el 1-0.

¿Por qué tanto detalle de lo que sucedió en ese minuto en el Gran Parque Central, que se pudo ver por televisión? Para entender por qué Nacional luce una perfecta forma futbolística. Porque para que un equipo juegue la pelota de lateral a lateral tres veces, independientemente del momento del partido, tiene que tener una confianza en su juego, una convicción y una seguridad muy grande en su propuesta, porque ante el primer toque que el hincha suele definir como “intrascendente”, enseguida bajan los reclamos de la tribuna y frente al segundo grito, viene el pelotazo del defensa al área para intentar abrir al rival, y esa acción suele terminar en un rechazo o en una pelota perdida.

Sin embargo, este Nacional, que se muestra sólido y maduro en todos los aspectos (táctico, futbolístico, físico y anímico), fue capaz de empezar a acercarse al triunfo a partir de la paciencia en la construcción del juego. En la de tocar de la García a la Delgado hasta encontrar el momento para quebrar el partido. Eso, en un equipo de fútbol es un valor agregado que todos los entrenadores buscan y muy pocos consiguen.

Después el partido tuvo variantes. Porque Racing se vio obligado a salir y Nacional se recostó en la ventaja del 1-0. Luego, en el final, la diferencia física del plantel albo, terminó abriendo un 3-0 que confirmó el gran momento por el que atraviesan los tricolores, que este domingo aprovecharon el hándicap que le dieron Peñarol (empató con Juventud) y Cerro Largo (perdió con Plaza) para alejarse en la Tabla Anual y consolidarse primero en el Clausura. 

Además, Nacional terminó su duodécimo partido de los 20 que jugó con Gutiérrez sin recibir goles (un registro que merece un reconocimiento aparte). ¿Cuál es el secreto? El mediocampo, la gran fortaleza de este equipo y el lugar en el que se genera todo porque es el filtro para que los ataques rivales lleguen diezmados, y el motor para que el juego ofensivo resulte demoledor. 

Gutiérrez elevó a Nacional a un lugar especial y con su mirada futbolística, la elección de los jugadores, la convicción de ellos, sigue guiando al tricolor a un lugar que en marzo parecía imposible.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...